You are here

Inauguran primera casa de HPH en Argentina

Hubieron cientos de personas participando de la entrega de la primera casa de Hábitat para la Humanidad Argentina.  Entre los protagonistas, la familia Espinosa, flamantes dueños de la primera casa construida con HPH Argentina.

El día no pudo haber sido mejor dotado para que se exprese la Naturaleza en su esplendor: con el frío propio del otoño del sur de América, pero con un radiante sol que permitía disfrutar de una jornada al aire libre.

08_06_2004_inauguran_primera_casa_argent

Silvia Espinosa junto a sus hijos César, Julio Enrique y David, los dueños de la primera casa de HPH en Argentina.

La llegada de los vecinos del barrio, de los que venían desde la zona del centro de la propia ciudad y desde diversos barrios, de los que venían de otras regiones de la provincia de Santa Fe como los de Cañada de Gómez, más los muchos que se habían trasladado desde Luján y Buenos Aires le dieron un reconocimiento especial a la celebración.

Y como “donde dos se junten en mi Nombre allí estaré”, el Señor estaba entre nosotros. Tres pastores lo recalcaron con sus oraciones, un sacerdote envió su mensaje, y la Gloria de Dios presidió un momento único para todos.

El matrimonio Espinosa agradeció con la voz entrecortada por la emoción. Pero cuando le pasaron el micrófono uno de los hijos que integran la familia, simplemente no pudo hablar y se puso a llorar.  El aplauso emocionado de los que allí estábamos, tal vez pudo ser escuchado en toda Argentina de tan fuerte que fue.

Entre los discursos de autoridades de HPH, se destacó mucho la buena actitud de los vecinos: desde la derecha ofrecieron su fuente de agua y de electricidad,  desde la izquierda guardaban las herramientas y cuidaban el material. Todos, de algún modo, reconocían el esfuerzo de la familia Espinosa y de los voluntarios que colaboraban en la construcción.

Pero la fiesta tuvo, como si fuera poco, dos momentos más de plena alegría.

Uno, cuando los niños de una escuela procedieron a plantar un árbol justo frente a la casa. Ver a esos chicos de alrededor de 10 años de edad junto con sus maestros, cavando la tierra y plantando allí ese árbol que con el tiempo dará sombra y abrigo a la familia Espinosa, fue un momento de enorme emoción.

El otro, cuando los propios compañeros de escuela de los hijos Espinosa hicieron una suelta de globos multicolores, cada uno de ellos con un mensaje que hablaba de la importancia de una vivienda digna para una familia feliz, para que volaran hasta donde el viento los llevara. ¡Ojalá muchas familias en necesidad reciban estos mensajes!

Por la noche, la fiesta continuó en una Peña con la participación de la agrupación musical “Los del Camino”, el santafesino Ariel Ramírez y muchos más. La Peña tuvo dos propósitos: festejar la primera casa, pero también recaudar fondos para seguir con la construcción de muchas otras

Todos sabíamos que la primera casa era muy importante como una señal de que el trabajo estaba realizándose bien. Pero también sabíamos que las familias en necesidad de una vivienda digna son muchas, y por lo tanto el camino recién comenzaba: es largo y arduo.

Pero en HPH Argentina tenemos de nuestro lado al Señor. ¡Y eso no es poco!

Si deseas más información sobre este evento de recaudación de fondos o sobre el programa de Hábitat para la Humanidad en Argentina puedes comunicarte a los teléfonos  (54) 11 4792 2739, (54) 11 4792 2739 y/o al e-mail ddrr@hpha.org.ar. Visita www.hpha.org.ar.
Carlos Zaballa, voluntario, miembro de la Junta Directiva Nacional de HPH Argentina