You are here

¡Querer es poder!

… La semana de “Actuar, Hablar y Construir 2005” “No hay lugar como el hogar…a menos que no tengas uno” organizada por Hábitat, causó mucho impacto por ser una de las pocas veces que se trató el tema de la problemática de la vivienda en el mundo, de manera paralela, en ocho países. Es en dicho evento que tuve la oportunidad de ver a jóvenes, estudiantes bolivianos de los colegios: Calvert, Franco Boliviano, Alemán y Montessori que con picota y pala en mano, construyendo 8 casas para ocho familias de El Alto.

Fue así que conocí a Mario y Adriana, jóvenes cuyo valor humano desbordaba de sus ojos y sus actitudes decían más que mil palabras; Mario Eguía, quien a sus 17 años de edad ya había participado de tres diferentes construcciones de viviendas. Mario es un joven común y corriente pero tiene algo que lo caracteriza, la voluntad y el verdadero amor por el que trabaja como voluntario de Hábitat…

08_05_2005_querer_es_poder-1.jpg

 


¡Hola! Me llamo Mario Eguía.
Tengo 17 años y he conocido a Hábitat por medio del colegio. Me siento súper cómodo de ayudar a gente que no tienen una casa porque se les ve en las caras la felicidad. Se les nota el agradecimiento que tienen al ver que su casa está lista. Vieran cómo la familia, cuando se le entrega la casa, agradece la ayuda que le hemos dado y realmente es una satisfacción bien grande que se siente el de venir a ayudar.

Ésta es la tercera vez que participo en un proyecto de Hábitat para la Humanidad. Dos veces he venido por parte del colegio y una por cuenta propia.

En un día como hoy hubiera estado con alguno de mis amigos viendo tele o jugando videojuegos, pero realmente me parece más productivo venir ayudar a gente que no tiene casa, que no tiene recursos para hacer su propia casa por ellos mismos. Creo que todo el mundo debería prestarse, una vez por lo menos, a ayudar a gente que no tiene plata ni gente que los ayude.

08_05_2005_querer_es_poder-2.jpg