You are here

Convención de líderes de la región comprometidos con la erradicación de las viviendas infrahumanas.

San José, Costa Rica.- Líderes de América Latina y el Caribe comprometidos con la erradicación de la vivienda infrahumana se reunieron en San José, Costa Rica  los días viernes 19  al domingo 21 de agosto en el salón de conferencias del Hotel Best Western Irazu, en el marco de la Conferencia de Líderes impulsado por Hábitat para la Humanidad.

09_05_2005_conferencia_de_lideres-1.jpg
Durante el encuentro, los tópicos considerados fueron 1. Tecnología apropiada para viviendas de interés social. 2. Diferentes maneras de diversificar productos y servicios que ayuden a que las mismas familias participen en la autoconstrucción de sus propias viviendas. 3. Y maneras de involucrar a las comunidades en la resolución de sus problemas.

Más de 114 personas de las tres regiones arribaron a San José para la convención. Delegaciones de Guyana, Surinam, Haití, Trinidad y Tobago, Republica Dominicana, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica, Honduras, México, Guatemala, Panamá, Argentina, Ecuador, Brasil, Bolivia, Paraguay, Chile, Colombia y EE.UU.

Michael Chu, profesor de Harvard Business School, y especialista en emprendimiento social fue uno de los principales oradores de la Conferencia de Líderes. Chu, al igual que la mayoría de los participantes fue director y presidente del directorio de una importante ONG enfocada en la erradicación de la pobreza.

Durante la conferencia aseguró que el corazón de todo emprendimiento social es la misión de la institución. “Por eso ha nacido, por eso merece la entrega personal de los que la apoyan, por eso vale la pena continuarla hacia el futuro” afirmó.

Para el especialista, el negocio de cualquier emprendimiento social es, en su esencia más fundamental, la transformación de la realidad.

“Es nuestro rechazo de la realidad existente lo que motiva la creación de un Hábitat para la Humanidad o una ACCION Internacional, y es la posibilidad de cambiar la realidad lo que nos inspira a dedicarle nuestras horas y nuestros esfuerzos…hasta que cada persona en el mundo tenga un hogar decente, el proceso de cambio debe continuar.” agregó.

Ante más de un centenar de líderes boquiabierto a su elocuencia, el especialista en emprendimientos sociales, concluyó recalcando que “Si bien se podría decir que el rol del líder es vital en cualquier organización, comparado con el sector de emprendimiento social es infinitamente mayor”.

Enrique Ortecho, subdirector del Centro Experimental de Vivienda Económica (CEVE) y autor de varios libros relacionados a las viviendas de interés social socializó la experiencia de CEVE en la Argentina, Brasil, Chile, Uruguay y Bolivia.

“Nuestro mayor desafío ha sido lograr que la solución habitacional tuviera la suficiente utilidad para satisfacer la mayoría de las prioridades de las familias”, dijo Ortecho.

Por su parte Anne Hastings ex directora de Fonkoze, la institución más grande de micro finanzas en Haití que sirve a 60 mil clientes dijo:

“Romperemos con el ciclo de la pobreza al acompañar a las familias extremadamente pobres con asistencia social individualizada, capacitación e incentivos empresariales, para facultarlos hacia la dignidad social y la autosuficiencia económica”.

La intervención de Carmen González se enfocó en los cambios institucionales y del entorno que incidieron en la sostenibilidad de la Fundación Promotora de Vivienda (FUPROVI) del cual es Gerente de Desarrollo e Investigación, y que desde 1987 ha atendido a más de 22 mil familias costarricenses.

El experto en respuesta a desastres naturales Mario Flores informó a los líderes presentes acerca del plan de las 35 mil soluciones habitacionales de Hábitat para la Humanidad en respuesta al Tsunami que lavo comunidades enteras del sur y sureste asiático en diciembre pasado. Estas soluciones habitacionales se prevén en India, Indonesia, Tailandia y Sri Lanka.

“Una de las innovaciones que hemos aplicado con mucho éxito es la formación de brigadas de voluntarios con habilidad especiales, práctica que rompe nuestra tradición de reclutar voluntarios con la única condición del deseo y la disposición del mismo”, explicó Flores.

El proyecto costará más de 50 millones de dólares. Estos recursos provienen mayormente de donaciones. Y la duración del mismo, se calcula no pasará de los dos años.

Se estima que la escasez actual de viviendas en América Latina es de 40 millones. De las 90 millones de casas existentes, 25 millones no tienen acceso a agua potable, y más de 30 millones no tienen acceso a alcantarillado en infraestructura sanitaria básica.
Por Manuel Mancuello