You are here

Alianza con la Caixa Económica y nueva visión estratégica impulsa a Hábitat Brasil a pensar en grande.

02_27_2006_alianza_hphbr_caixa-1.jpg

 

Una reciente alianza entre Hábitat para la Humanidad Brasil y la Caixa Econômica Federal, principal agente de las políticas sociales del gobierno federal impulsará importantes proyectos de solución habitacional en los próximos años.

“Con la estructura adecuada con que cuenta Hábitat Brasil y la alianza con la Caixa podríamos brindar cada año un promedio de 5 mil soluciones habitacionales” afirma con entusiasmo Ademar Marques, director de Hábitat Brasil.
 
Se trata de un convenio de cooperación técnica que permite a Hábitat,  con la Caixa, ser un agente implementador de las políticas públicas de viviendas de interés social.
 
Las familias, además del subsidio otorgado por el gobierno, recibirán créditos para obtener los recursos necesarios y así lograr una solución completa a su necesidad de vivienda. Pero, para obtenerlo deberán buscar un mecanismo de aval; hipotecario u de otro tipo.
 
Oportunidades para los más pobres de los pobres

Es aquí donde Hábitat cumplirá el importante rol de facilitador de oportunidades al otorgarles el fondo de aval que necesitan para acceder al crédito y al subsidio, pues la mayoría de las familias no tienen condiciones ! de ofrecer un aval para recibir el préstamo. El aval es un depósito anticipado que podrá garantizar el costo del crédito de las familias.  
 
“Este depósito representa como el 20% del costo total de la vivienda. Esto significa que con los mismos recursos con el que antes construíamos 100 viviendas, hoy mediante esta alianza estamos contribuyendo a la construcción de 400 a 500 viviendas” analiza Rodolfo Ramírez, director de Hábitat, región Sudamérica.
 
“Brindaremos más oportunidades para la obtención de una vivienda digna, a un costo más bajo y el retorno de los préstamos será en menor tiempo” agrega Marques.
 
A ojos del director de Hábitat en Brasil los pobres no tienen posibilidad de acceso al sistema de prestamos tradicionales para viviendas.
 
“Con este convenio será posible atender a los más pobres. Porque si el costo total de la vivienda es de 10 mil reales (moneda brasileña), la familia debe devolver apenas unos 2 m! il reales. Pagará un préstamo pequeño y en menor tiempo” afirma.
 
En la medida en que las familias paguen sus préstamos, la Caxia Econômica devolverá las garantías para que Hábitat Brasil pueda reutilizarlos en más oportunidades.
 
Este logro es un paso importante para lograr la Meta 1 del Plan Estratégico HFHI 2006-2011 cuyo objetivo es duplicar en lo próximos 5 años el número de oportunidades de vivienda a un costo razonable.
 
Oportunidad para otras ONGs

Este importante logro convierte a Hábitat Brasil en la primera ONG que trabaja juntamente con la Caixa.
 
“Hábitat esta abriendo las puertas para que en el futuro otras ONG puedan participar, pero ahora con sistemas más flexibles” augura Marques.
 
Hábitat se encuentra en un continuo dialogado con la Caixa a fin de que el Banco Federal modifique sus criterios tradicionales, ofreciendo cambios relevantes que facilitaran más oportunidades a las ONGs y a ! las familias en necesidad.
 
Algunos de estos cambios ya están a la vista.
 
“Antes solamente las familias podrían ofrecer el depósito de garantía, en consecuencia miles de familias no podian acceder a los prestamos y subsidios para la vivienda. Hoy lo puede hacer Hábitat en lugar de las familias y en el futuro habrán otras ONGs haciéndolo”  explica el Marques.
 
Otro logro importante es la reducción de los intereses. Antes la Caixa cobraba intereses de 4 % (2,5% de ganancia y 1,5% de gastos administrativos) igual al mercado, que para las familias de escasos recursos era muy alta. Luego del diálogo la Caixa resolvió disminuirlo a 2,5% (1,5% de ganancia y 1% de gastos administrativos).
 
Antes los microcréditos que ofrecía la Caixa eran sin subsidio. Hoy estos microcreditos cuentan con subsidios. Estas gestiones de Hábitat favorece a miles de familias que hoy y en el futuro podrán acceder a estos créditos.
 
Pasos previos

Para Rodolfo Ramírez “esta alianza es el resultado de una serie de acciones estratégicas de Hábitat Brasil”

Una de las primeras acciones fue participar y ser parte de las redes existentes de organizaciones nacionales y locales a favor de familias sin vivienda digna.

Esto hizo posible que Hábitat Brasil representara a las organizaciones miembros de la Red ante la Conferencia Nacional de las Ciudades, instancia donde se discuten las políticas públicas de vivienda y desarrollo urbano que garanticen ciudades más justas, más democráticas que reduzcan la desigualdad social existente en el país.
 
Recientemente Hábitat Brasil participó en el rediseño de las normas que regulan la ley o Portaria No. 460 que garantiza el derecho a una vivienda, pues eran necesarias algunas modificaciones y adecuaciones para que sea aplicable, de manera que se ayude a los más pobres de los pobres.
 
“El derecho a la vivienda como un derecho básico! del ser humano se establece en la Constitución del Brasil -explica Ramírez-, por lo tanto no se rige por las leyes del mercado, como una mercancía, como un objeto, sino siendo un derecho básico humano. Nuestra participación en el cambio de algunos artículos de esta ley es vital para que este derecho sea una realidad”.
 
Cambios que fueron necesarios

Para llegar este punto, fueron necesarios algunos importantes cambios y reestructuraciones a lo interno de la organización.
 
“Uno de estos cambios es el modelo organizacional en el sentido de direccionar más la acción a fortalecer las organizaciones locales existentes y no crear una nueva instancia (comités y afiliados) como tradicionalmente venimos haciendo” explica Ramírez.
 
Hoy Hábitat Brasil hace el reconocimiento de las organizaciones comunitarias existentes, resultado de la dinámica propia del lugar, y trabaja en el fortalecimiento de las mismas, siendo promotores del propio des! arrollo de la comunidad.
 
Víctor Hugo Cusicanqui, especialista en desarrollo organizacional, identifica otro cambio.
 
“Nuestros productos y servicios han cambiado y fueron rediseñados. Ya no solo ofrecemos la casa completa a través de un crédito de largo plazo. Hoy ofrecemos a las familias prestamos para ampliaciones y mejoras de viviendas y microcréditos productivos”.
 
El proyecto Chico Mendez es una muestra de estos cambios. Hábitat Brasil inició un proyecto en la comunidad  Chico Mendez, Recife con una nueva oferta de productos; micro créditos habitacional destinado a ampliaciones y mejoras en la construcción de las viviendas y microcréditos productivos destinados al desarrollo de pequeños negocios productivos para las familias.
 
“Es nuestro interés que la vivienda reconocida como un derecho del ser humano sea una realidad
para miles y miles de brasileños y brasileñas” asegura Ramírez.
 
………
La Caixa Econômica Federal
(http://www.caixa.gov.br) es el principal agente de las políticas sociales del gobierno federal. Prioriza los sectores de vivienda, saneamiento básico, infraestructura y prestación de servicios. Ejerce un papel fundamental en la promoción de desarrollo urbano y de la justicia social en el país contribuyendo en la una mejor calidad de vida de la población, especialmente los de bajos ingresos. Al final de 2004, contaba con una cartera comercial superior a los 32 millones de cuentas entre depósitos y cuentas corrientes.  Cuenta con una base de datos capaz de presentar informe sobre el perfil socioeconómico de aproximadamente 53,5 millones de personas ubicadas por debajo de la línea de pobreza.
 
Hábitat para la Humanidad Brasil
(http://www.habitatbrasil.org.br) fue fundada en 1987 construyendo sus primeras casas en Belo Horizonte. Se encuentra pr! esente en más de 20 ciudades en 7 estados de la federación. Y ha brindado techo digno a más de 3 mil familias.
 
Más información con Ademar Marques, director de Hábitat Brasil a ade.marques@habitatbrasil.org.br
Por Manuel Mancuello