You are here

La Iglesia y Hábitat para la Humanidad

02_28_2006_la_iglesia_y_hábitat-1.jpg


SAN JOSÉ, Costa Rica, marzo 2006.-
Hábitat para la Humanidad (Hábitat) Internacional es un ministerio cristiano, sin fines de lucro, que pretende demostrar el amor y las enseñanzas de Jesucristo, enfocando en el tema vivienda digna para todos. ¿Por qué una iglesia se alía con Hábitat? ¿Cuenta Hábitat con estructuras que facilitan y promueven la relación con las iglesias? ¿Cuáles son algunas de las ventajas que una iglesia adquiere al asociarse con Hábitat? ¿Cuáles son los Programas Especiales que se han creado para facilitar la participación de las iglesias?

Los Cimientos
Hábitat es una organización con fundamento cristiano. Es un ministerio cristiano, sin fines de lucro, que pretende demostrar el Amor y las enseñanzas de Jesucristo, enfocando en el tema vivienda digna para todos.

Al imitar el modelo de Jesús de alcanzar con las Buenas Nuevas a las personas de manera integral (tanto espiritual como físicamente), el tema de vivienda digna se vuelve crítico.

Escuchamos que es difícil hablar del Evangelio a estómagos vacíos. Es igualmente difícil que una familia viviendo en un tugurio pueda entender del Amor de Dios para ellos.

Hábitat busca aliarse con las iglesias, de todas partes, locales e internacionales, para enfrentar juntos el tema de vivienda digna. Somos una ONG para-eclesial. No somos una iglesia.

En alianza con Hábitat las iglesias pueden responder al llamado de Jesús en Mateo 25 de manera efectiva en el tema de vivienda.

Un pastor costarricense dijo “no estar dispuesto a aceptar solo ver a sus hermanos en necesidad y predicarles las Buenas Nuevas”. Decidió hacer algo al respecto y lideró a toda la iglesia en este servicio a la comunidad. Toda la iglesia se vio renovada de energía.

Tenemos estructuras que facilitan y promueven la relación con las iglesias Nuestras alianzas con las iglesias, exhibiendo juntos un ejemplar modelo de vida cristiana, no sucede ni por casualidad ni por si mismo. En muchos de los países donde servimos, nuestras oficinas cuentan con estructuras y personal que facilitan las oportunidades para que las iglesias, locales e internacionales, se involucren, de acuerdo a sus posibilidades e intereses particulares.

02_28_2006_la_iglesia_y_hábitat-2.jpg


¿Por qué una iglesia se alía con Hábitat?

Salmo 127:1b: Si Jehová no edifica la casa, en vano trabajan los que la edifican.

El tema de vivienda digna es generalmente atendido por “obras de interés social”. A nosotros, las iglesias y Hábitat, nos interesa más allá de eso, la vivienda eterna, en la Casa del Padre.

El dicho del Salmo 127 es piedra fundamental para nuestro modelo de trabajo.

Algunas de las ventajas que una iglesia adquiere al asociarse con Hábitat son:
Es un poderoso testimonio de fe. El llamado de Jesús de ocuparse de los más necesitados crea una pasión por hacer algo tangible.

Sus ministerios cobran nueva vida y energía cuando se involucran con sus comunidades. Un ministro lideró a un grupo de 100 jóvenes en un proyecto de una semana, en Semana Santa. Luego nos dijo que él había alcanzado más con sus jóvenes en esa semana… ¡qué en todo un año de trabajo con ellos!

Los líderes, sacerdotes o pastores, nos ayuden a identificar a aquellos que mejor califican para el modelo de Hábitat. A veces sucede que seleccionamos familias que son miembros de las iglesias socias.

Programas Especiales:
Estos programas se han creado para facilitar la participación de las iglesias. A lo largo de nuestros 30 años de experiencia trabajando hombro a hombro con iglesias locales e internacionales, hemos creado modelos especiales que facilitan el proceso de integración de las iglesias en el ministerio.

-Empezamos por orar juntos
El trabajo de Hábitat, alrededor del mundo, es empoderado por las oraciones de la comunidad de fe. Orar juntos nos acerca el uno al otro.

Hay un dicho popular que dice “Familia que ora unida, permanece unida”. El principio es válido en una relación de oración entre el ministerio de Hábitat y una congregación o iglesia.

El tercer domingo de septiembre, desde 1983, se ha venido apartando como un día especial de oración enfocando en el tema de vivienda. Se estableció ese día para promover que el tema de vivienda digna sea un asunto de conciencia para la comunidad de fe.

Nuestra visión es implantar en los corazones y las mentes de las personas que el tema de vivienda inadecuada es inaceptable a los ojos de Dios.

02_28_2006_la_iglesia_y_hábitat-3.jpg


-Programas de Construcción Acelerada

Semana Santa (Cuaresma): Muchos países Latinoamericanos facilitan que voluntarios de las iglesias locales e internacionales se unan para construir juntos. Comparten también tiempo en otras actividades comunes. Las iglesias locales fungen como anfitriones de las iglesias foráneas.

Países como El Salvador han venido manteniendo esta práctica durante Semana Santa por varios años. El resultado ha sido que más y más iglesias se van involucrando cada año.

Tanto locales como foráneas. Los lazos de amistad que se han generado entre los brigadistas se han profundizado a lo largo de los años.

Construyendo sobre la fe: Son eventos de celebración anual de nuestras alianzas con las iglesias. Cada año, entre junio y septiembre, dependiendo de las condiciones de cada país, las iglesias se unen al trabajo de Hábitat como un gran sermón de amor de Dios.

Se han construido desde una ¡hasta 100 casas en una semana de trabajo!. Son eventos de mucha energía, mucha notoriedad.

El propósito es crear un ambiente excitante que anima a las iglesias de todo el mundo a involucrarse levantando fondos y construyendo viviendas. Se reafirma la realidad de ser parte de un movimiento mundial.

TRIGO (Triángulo Global de Iglesias): La Excelencia
La excelencia en el modelo de alianzas se expresa por medio del Triángulo Global de Iglesias. El triángulo se forma por la iglesia local, la iglesia foránea y Hábitat en cada ángulo.

Se promueven las relaciones entre los 3 actores. Generalmente Hábitat es el facilitador de la relación, promoviendo el tema de vivienda en la relación tripartita.

Para la iglesia foránea el principio de “misión” es un componente clave.

Hábitat facilita que los equipos puedan viajar casi a cualquier parte del mundo. Pastores, obispos, sacerdotes, de diferentes denominaciones, se unen en la misión de atender el tema de vivienda digna, apoyados por al infraestructura que Hábitat y Aldea Global les ofrecen.

Por ejemplo, voluntarios de la Iglesia Bautista de Canadá han mantenido relaciones con la Iglesia Bautista de El Salvador y juntos han construido cientos de casas con Hábitat para la Humanidad El Salvador.

Además, entre ellas, han desarrollado programas de educación y mejoras en las comunidades, ajenas al tema de vivienda.

En Usulután han logrado un ambicioso (¡y costoso!) proyecto de provisión de agua potable para 300 familias rurales. Mientras tanto, en sociedad con Hábitat El Salvador, siguen construyendo viviendas dignas para moradores de esa municipalidad.

Recientemente, un pastor Metodista y un pastor Bautista, que trabajaron juntos, compartieron el púlpito cuando regresaron a sus iglesias en Carolina del Norte. Y dijeron a sus feligreses: “David y yo somos “hermanos del alma” y esta amistad se ha fortalecido ahora que hemos viajado y servido juntos en El Salvador”

Para más información sobre este tema escriba a:
José Luis Villaseñor

Jvillasenor@habitat.org

International Program Manager
Church Relations
Habitat for Humanity International


Si aún no estas inscripto/a en el Boletin de Vivienda Digna y deseas recibir noticias acerca de la vivienda digna en América Latina y el Caribe, con historias como éstas, INSCRÍBETE ya mismo, e invita a tus amigos y compañero/as de trabajo que hagan lo mismo.