You are here

La tremenda oportunidad del cambio

Por Maximo Cisneros*
PORTO ALEGRE, Brasil, Junio 2006.-
Servimos en un ministerio global que nos abre las puertas para que podamos cambiar comunidades. ¡Qué tremendo privilegio!

Permítanme ponerle un poquito de contexto a esta aseveración. Unas semanas atrás representé a la Oficina de Área de Hábitat para la Humanidad LA/C en la 9ª Asamblea del Consejo Mundial de Iglesias que se celebró en Porto Alegre, Brasil.

Iba con la tarea especifica de conseguir respuestas a una encuesta que nos ayude a saber las opiniones sobre el tema de vivienda infrahumana entre ese notable grupo de líderes.

06_01_2006_la_isla_doc-1.jpgLa Isla
Ellos, los delegados de las iglesias, representan a ¡500 millones de cristianos! Acompañé a algunos de ellos en las visitas que impulsamos a nuestro proyecto “Hábitat para las Islas”. Estas visitas las hacíamos a la Isla Grande de Marineros, a unos 30 minutos del lugar donde se celebraba la asamblea.

Esta preciosa isla, en las afueras de esta preciosa ciudad de Porto Alegre, alberga a unas mil 200 familias. Cuando uno va llegando, cruza un imponente puente sobre las aguas que rodean la isla y, viendo la vegetación que cubre la isla, solo te invita a pensar en esos paraísos tropicales que mucho identifican a Brasil. Pero la realidad es muy otra.

Cuando nuestro bus se acerca a la primera parada, ya uno se va dando cuenta que la realidad es muy diferente: la basura abunda por todas partes y familias enteras son parte unísona con ese pestilente paisaje. Personas, gente, hombres, mujeres y niños, uno son con los montones de basura.

06_01_2006_la_isla_doc-2.jpgUna buena idea convertida en caos
Lo que había empezado como “una buena idea” se había convertido en un caos. Un grupo de personas bienintencionadas, años atrás, propusieron instalar un centro de acopio de basura para procesarla y rescatar todo aquello que tuviera valor (papel, plástico, latas de aluminio, etc.), buscando una fuente de ingresos para las familias pobres de la isla.

Pero al aumentar el número de familias el centro de acopio no daba abasto y entonces otras familias optaron por hacer lo mismo ¡en sus casas!

06_01_2006_la_isla_doc-3.jpgTodos los días, a cualquier hora, uno puede ver en la bella ciudad de Porto Alegre los carretones sobrecargados de basura. Son los acopiadores que llevan todo a sus propias casas para hacer el proceso de separación.

Como se pueden imaginar, esta práctica hace que los males consiguientes en la comunidad sean muy graves.

“Hábitat para las Islas” un proyecto integral
“Hábitat para las Islas” es un proyecto integral que ha logrado juntar a los actores principales en esta comunidad para solucionar este problema.

Las familias han acordado que no harán la labor de reciclaje en sus nuevas casas de Hábitat. Con nuestros socios ofreceremos alternativas de capacitación que incluyen artesanía, pesca y turismo, entre otras.

El hospital más prestigioso de Porto Alegre, Molinos de Viento, tiene un centro de salud en la Isla y participa en este programa proveyendo soluciones a los problemas sanitarios.

Los hermanos Maristas tienen una guardería y educa en valores a los niños. Además tienen un centro odontológico.

06_01_2006_la_isla_doc-4.jpgLa cooperativa tiene sus oficinas y es muy activa en propuestas de pesca y turismo.

Además, fabricarán ahí mismo las usinas (drenajes) apropiadas para el tratamiento de aguas servidas que tendrá cada nueva vivienda.

La Municipalidad de Porto Alegre es también parte de los que responden con soluciones y facilita los trámites, al proveer recursos y habilitar terrenos.

¿Y los delgados que representan a sus iglesias? Pues algunos de de ellos ya se han apuntado a generar recursos y ser brigadistas (voluntarios) que trabajarán en estos proyectos.

Esperamos que su ejemplo sea replicado por otros muchos y que en algunos años esa comunidad sea una comunidad modelo que otros querrán imitar.

Maximo Cisneros* es Promotor de Movilización Comunitaria de Hábitat para la Humanidad, América Latina y el Caribe

Si tiene interés en saber más y ser parte de esta transformación integral, comunícate con Ademar de Oliveira Marques, director Nacional de Hábitat Brasil al e-mail: ade.marques@habitatbrasil.org.br