You are here

Marcha por el derecho a una vivienda digna

09_22_2006_marcha_hphe_doc-1.jpg

Representantes de organizaciones sociales apostados frente al MIDUVI


Por Manuel Mancuello

QUITO, Ecuador, septiembre 14, 2006.-
Más de un centenar de personas, representantes de varias organizaciones sociales dedicadas a la búsqueda de soluciones al problema de la falta de vivienda, salieron a las calles de Quito para exigir el derecho de todos y todas a una vivienda.

Asimismo, exigir una evaluación y rendición de cuentas del SIV, Sistema de Incentivo para la Vivienda, por parte del Estado.

Esta actividad pública fue convocada por el Colectivo Social, organismo que aglutina, en su mayoría a organizaciones ligadas al Foro Urbano.

La marcha se inició en las inmediaciones de las avenidas 10 de Agosto y Colón, y concluyó frente al MIDUVI, Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda.

“El propósito fue dejar por sentado el derecho a la vivienda” afirmó Lucía Valdivieso, Coordinadora de Proyectos de Hábitat para la Humanidad.

“Además, representantes de varios sectores del Colectivo Social, presentamos una propuesta a Pablo Salazar, coordinador del Frente Social, unidad técnica de los proyectos sociales del Estado y al viceministro de Economía, Mauricio Proaño”

Durante estas presentaciones se enfatizó la necesidad de priorizar la inversión pública en el sector social, y viabilizar la evaluación y rendición de cuentas del SIV.

Cifras alarmantes
Conclusiones preliminares del BID, acerca del SIV indican que entre enero de 1999 hasta Agosto de 2004 el MIDUVI entregó 61 mil 160 bonos para la vivienda; 29 mil 370 para vivienda nueva y 31 mil 806 como bono de mejoramiento.

“Aún así si se compara la demanda de nuevas viviendas para familias pobres, con respecto a la capacidad que tuvo el estado ecuatoriano para apoyar la producción de vivienda de interés social a través del SIV, vemos que la relación es 8 a 1. Por cada 8 familias pobres que necesitaban vivienda, el estado aportó una”, afirma Lucia Valdiveso.

“si se analizan las viviendas de familias pobres que deberían ser mejoradas –explica Valdivieso- la relación es aún menor: Por cada 100 familias que necesitaban mejorar su vivienda el gobierno apoyó a solo una. A pesar de no ser suficiente, el sistema de incentivos para la vivienda fue un esfuerzo loable y es el único que el Estado ecuatoriano posibilitó, permitiendo de esta forma que familias de bajos ingresos accedieran a la vivienda”

Déficit Habitacional
Según Valdivieso el déficit habitacional en Ecuador es de 1 millón 245 mil viviendas. Asimismo la demanda anual de nuevas viviendas es de 50 mil.

Para más información acerca de los actividades enfocadas a la Defensa de la Causa en Ecuador escriba a Lucia Valdiveso, proyectos@hphecuador.org Visite http://www.hphecuador.org/