You are here

Celebración y cierre de “40 días de Solidaridad”

04_13_2007_cuaresmagdoc-1.jpg


Por Fernanda Baroni

RIO GRANDE DO SUL, Brasil, abril 07, 2007–
El cierre y entrega de las 40 viviendas terminadas se vivió en un ambiente de alegría y celebración el sábado 7 de abril.

Cerca de 10 prefecturas del Estado Rio Grande do Sul han manifestado su interés en iniciar proyectos con Hábitat para la Humanidad (Hábitat) Brasil, después del éxito del evento “40 Días de Solidaridad”, durante la Cuaresma.

Fueron siete semanas de construcción, reflexión, ayuda mutua y dedicación al prójimo.

Se involucraron voluntarios locales e internacionales, de entre 16 y 60 años de edad, desde estudiantes, hasta ingenieros y empresarios. En total fueron 100 extranjeros procedentes de Canadá, Corea, Japón, Singapur y por mayor parte de los Estados Unidos. Los voluntaros nacionales sumaron un total de 500 personas; estudiantes, participante de iglesias, empresas y organizaciones, y las familias beneficiadas.

“Habitat para la Humanidad fue un gran líder que se esmeró cuidando todos los detalles para atender a los invitados, incluyendo el transporte, hospedaje y alimentación. Verdaderamente fuimos tratados como socios en el servicio para otros”, dijo el Obispo Gary L. Hansen, miembro de una de las brigadas de voluntarios luteranos, patrocinados por Thrivent Builds.

El movimiento en el sitio de construcción fue intenso, pero Hábitat Brasil, quien envió el proyecto a la Caixa Econômica Federal y consiguió la aprobación para acceder a los subsidios, estuvo presente en todas las esferas de desarrollo y toma de decisiones.

La participación atenta y eficaz de Hábitat contribuyó al fortalecimiento de las dos cooperativas de la región, Bomfim y Progreso, para fortalecer los convenios firmados, e impulsar alianzas para proyectos futuros.

Mas allá de esto, Hábitat fue la principal responsable de levantar fondos para completar los subsidios otorgados por la CAIXA y así concluir la obra.

“Mi esposo, mis hijos y yo estamos muy felices de haber logrado una casa. También estamos contentos con las personas que viajan el mundo brindando solidaridad, y que, esta vez, están aquí, en Sao Leopoldo, ayudándonos a construir nuestra casa. Si cada uno de los que tienen condiciones financieras y disposición hiciera como ellos, no habría tanta gente en el mundo sintiéndose solo y con dificultad económica. Si todos pensaran un poco en el prójimo y actuaran con amor, el mundo seria mejor. Estamos felices con tal actitud”, dijo Elza Maria dos Santos, dueña de una de las 40 casas construidas por el proyecto.

Más allá de los aspectos logísticos, burocráticos, jurídicos y de asistencias, el proyecto se destacó por su capacidad de integrar a líderes religiosos y miembros de iglesias luteranas, católicas, anglicanas, presbiterianas y evangélicas independientes, todos juntos en nombre un mismo ideal y solidaridad con el prójimo, por encima de las diferencias de credo.

Obispos, sacerdotes y pastores estuvieron lado a lado, al mismo tiempo compartiendo sus enseñanzas y, cargando cimiento y ladrillos. De esta manera ayudaron a construir más casas, cumplieron sueños y formaron ciudadanos.

“Este proyecto ayudó a las familias a rescatar la confianza y credibilidad en el poder público y en la solidaridad cristiana, pues con el apoyo de Hábitat Brasil, de la Prefectura y de sus demás socios, ellas tendrán la oportunidad de vivir en un hábitat digno, y rescatar la esperanza y la perspectiva de mejores días”, indicó Ademar de Oliveira Marques, Director Ejecutivo de Hábitat Brasil.

Para más información escriba a Elves Castillo, Asesor de Relaciones con Iglesias a elvescastilho@habitatbrasil.org.br Visite: habitat@habitatbrasil.org.br


Si aún no estas inscripto/a en el BOLETIN DE VIVIENDA y deseas recibir noticias acerca de la vivienda digna en América Latina y el Caribe, con historias como éstas, INSCRÍBETE ya mismo, e invita a tus amigos y compañero/as de trabajo que hagan lo mismo.