You are here

“Seguimos siendo pobres, pero antes éramos más pobres”

04_19_2007_testimoniohphdominicana_doc-1

Dilenia, frente a su humilde rancho.


Por Dilenia Marina Montero*

SANTO DOMINGO, Rca. Dominicana, Abril 2007.-
La plata no alcanzaba para nada. Las necesidades para la casa lo comprábamos al fiado (a crédito) de un Colmado (Tienda o bodega donde se expenden comidas y bebidas). A fin de mes, todo lo que ganábamos era para entregarlo al Colmado por lo que habíamos comprado durante el mes.

Antes nos movilizábamos en un motor (motocicleta) Honda C90 Scooter. Donde quiera que fuéramos siempre se paraba.

Desde hace un tiempo atrás todo cambió para bien. Seguimos siendo pobres, pero antes éramos más pobres. Pagamos toda nuestra deuda, dejamos de comprar al fiado, hemos desarrollado el buen hábito de ahorrar y hasta nos compramos un motor O Km., nuevo de caja.

¿Cómo lo hicimos? Un día fui al curso de Alfabetización Financiera para aprender cómo administrar el dinero. Allí, junto a otras familias, aprendí a diferenciar entre necesidad y prioridad, inversión y gasto. Nos dimos cuenta que aunque uno gane poco, de lo poco podemos ahorrar. Por ejemplo, dejamos de comprar algunas cosas que eran necesarias, pero no prioritarias.

Para describirlo mejor les cuento por ejemplo que, cuando iba pasando un vendedor ambulante con alimentos, antes tomaba unos pesos (moneda oficial) y compraba para mis hijos. Ahora ya no compro alimentos de la calle. Mas bien me aseguro de alimentarlos bien en casa. Eso si es prioritario. Sin antes comprábamos Coca Cola para acompañar el almuerzo, ahora tomamos agua. Si veo unos calzados bonitos, pienso en los dos pares que tengo y me conformo.

Mi hijo mayor va al colegio y los menores a la escuela. Sé que no podemos dejar de comprar libros y útiles escolares, pues tanto la educación, como la salud son prioridad.

Mi esposo trabaja en la Ferretería Mercantil y hace 9 años trabajo como conserje en el Centro Médico Oriental. Estamos ahorrando con la esperanza de juntar el dinero necesario para la entrega inicial del préstamo para la vivienda de Hábitat Dominicana.

Acerca del programa de Alfabetización Financiera
El programa busca capacitar a familias potenciales en roles y responsabilidades de asumir un crédito con Hábitat u otra organización financiera. Gracias al programa, en LAC más de mil 500 familias, han desarrollado nuevas capacidades en el manejo responsable de sus finanzas.

*Dilenia Marina Montero y su esposo viven en “La Lata” uno de los barrios más pobres de Rca. Dominicana.

Para más información escriba a Jeanine Martinez, Coordinadora de Movilización Comunitaria a jeaninemartinez@habitatdominicana.org y/o a Genarina Santos a gsantos@habitatdominicana.org Visite www.habitatdominicana.org


Si aún no estas inscripto/a en el BOLETIN DE VIVIENDA y deseas recibir noticias acerca de la vivienda digna en América Latina y el Caribe, con historias como éstas, INSCRÍBETE ya mismo, e invita a tus amigos y compañero/as de trabajo que hagan lo mismo.

AF Chile

AF Ecuador

AF Colombia

AF Brasil

AF Guatemala