You are here

El crecimiento acelerado de las ciudades: Entrevista a Silvio Caccia, Director del Instituto de Estudios, Formación y Asesoría en Políticas Publicas

05_23_2007_entrevista_silviocacciabava_b

Silvio Caccia Bava


Por Manuel Mancuello

SAN JOSE, Costa Rica, mayo 18, 2007.-
“En 1960 el 44,7% de la población brasileña era urbana Para el 2000, la población urbana aumentó a un 82%. Esto significó, 106 millones de nuevos habitantes urbanos”, recordó el brasileño Silvio Caccia, Director de Polis, al inicio de su conferencia sobre “Movilización ciudadana, políticas de vivienda y nuevas institucionalidades democráticas”. La visita y conferencia de Caccia en Costa Rica, fue con motivo del 20 aniversario de la Fundación Promotora de la Vivienda (FUPROVI).

Al final de la Conferencia, Caccia nos concedió unos minutos para contestar las siguientes preguntas relacionadas al crecimiento acelerado de nuestras ciudades.

Hábitat: ¿Cuáles son los aspectos que nos debería preocupar acerca del crecimiento desmedido de la ciudad?
Silvio Caccia: El crecimiento de las ciudades es una herencia de los periodos autoritarios, en el sentido en que dominaba mucho más el interés por la reproducción y acción del capital a partir de lo urbano, que el interés por la calidad de vida de sus habitantes.

Creo que hoy con la democracia de nuestros países se imponen la discusión de la descentralización de la gestión, la discusión de la inclusión política del ciudadano que viven la ciudad en la decisión de las políticas públicas, de la calidad de vida, gestión de la municipalidad.

Creo que también debemos impulsar iniciativas fortalecer el crecimiento de ciudades medias e intentar controlar un poco el crecimiento de las metrópolis.

Hábitat: ¿De qué manera este crecimiento afecta a la vivienda?
Silvio Caccia: El crecimiento nos produjo un déficit social acumulado, que es una herencia. En primer lugar debemos buscar la redistribución de la riqueza en las ciudades para garantizar las mínimas condiciones de vida en las fabelas, precarios, en las villas miserias, extensión de los servicios públicos, salud, et. Condiciones mínimas.

En segundo lugar debemos operar de manera que los planes de crecimiento de las ciudades miren hacia el futuro, teniendo como preocupación al hombre y a la mujer.

Es quiere decir, que no se pueden pensar solo en crecimiento como tal. Sino en un desarrollo que tenga como concepción que las ciudades sean justas, democráticas y sostenibles. Debemos caminar en este sentido.

Hábitat: ¿Qué acciones deberíamos tomar?
Silvio Caccia: Debemos visualizar y desnaturalizar la desigualdad y la pobreza en nuestras ciudades. Ni la pobreza, ni la desigualdad son dados naturalmente, o siempre han existido. No. Son producidas por políticas públicas, o sea por orientaciones de gobierno.

Debemos concienciar a las poblaciones que si esto fue producido por políticas, pueden existir otras políticas que superen estos problemas No hay una fatalidad, no es natural, es una producción social que benefició unos intereses particulares.

Si consideramos la dimensión publica y el bienestar de la mayoría el proyecto del gobierno de la cuidad debe orientarse hacia los objetivos de mejoramiento de la calidad de vida. No lo puede hacer solo.

El gobierno no tiene la capacidad de enfrentar los poderes facticos, si no tiene el soporte y movilización ciudadano.

La gestión participativa es uno de los principales desafíos. Que no sea una gestión consultiva, sino que incluya en las decisiones las representaciones colectivas de todos los sectores. Que sea en el proceso mismo de decisión.

El ciudadano debe comprender que su vida depende de el, de sumarse a los demás en representaciones colectivas, y participar de la vida publica.

Hábitat: ¿Cuál es el rol de las ONG’s en este proceso?
Silvio Caccia: Si alcanzamos dar una dimensión de proceso histórico a la construcción de estos problemas sociales y de inequidad, si conseguimos sistematizar las demandas de la población en propuestas de políticas públicas, si logramos participar y fortalecer a las redes de la ciudadanía que se manifiesten y se movilicen en defensa de sus derechos estamos cumpliendo nuestra parte.


Si aún no estas inscripto/a en el BOLETIN DE VIVIENDA y deseas recibir noticias acerca de la vivienda digna en América Latina y el Caribe, con historias como éstas, INSCRÍBETE ya mismo, e invita a tus amigos y compañero/as de trabajo que hagan lo mismo.