You are here

Hábitat Honduras celebra su casa 6 mil

06_25_2007_casa6mil_hphh_doc-1.jpg

José Trinidad junto a su esposa e hija. Detrás la precaria construcción donde vivieron 15 años


Por Manuel Mancuello

SAN PEDRO SULA, Honduras, julio 13, 2007.-
Hábitat para la Humanidad (Hábitat) Honduras ha construido 6 mil viviendas para familias que tienen la necesidad de un lugar decente donde vivir, brindando así, un techo digno a más de 30 mil hondureños.

Y prevé celebrarlo en San Pedro Sula, el día viernes 13 de Julio a partir de las 10:00 am., a la que asistirán personalidades del ámbito público, privado, nacional e internacional.

“Pero los números son sólo números, -reflexiona Alberto Benítez, director de Hábitat Honduras - su significado se observa en las vidas de miles de familias que, a lo largo de todos estos años, han mejorado sustancialmente su calidad de vida”

 

“Qué son 6 mil viviendas en un país donde 800.000 familias no tienen un lugar donde vivir. Sin embargo para cada una de estas familias que hoy viven seguras bajo un techo digno Hábitat se ha convertido en una gran esperanza”, agrega Benítez.

 

No se trata solo de 6 mil viviendas. Son también miles de historias llenas de solidaridad, que no habrían sido posibles sin la participación de manos amigas de cientos de donantes y voluntarios que año con año visitan Honduras cambiando la vida de muchas familias, y las suyas propias.

06_25_2007_casa6mil_hphh_doc-2.jpg

José y esposa reciben las llaves de su nueva casa. A sus espaldas el nuevo hogar de la familia Ramos.

“Cómo olvidar el rostro de personas como José Trinidad Ramos quien antes residía en la colonia Sandoval en la ciudad de San Pedro Sula. Durante más de 15 años vivió bajo desperdicios de madera y láminas viejas que acondicionó como vivienda en un terreno de su hermana. Ahora, él, su esposa y sus tres hijos tienen una casa segura con servicios básicos y construida para habitar felizmente”, afirma el director de Hábitat Honduras.

Otro claro ejemplo es la comunidad indígena Chorti que gracias a los proyectos de mejoramiento de viviendas están luchando contra las enfermedades que causa la chinche picuda, un insecto que se aloja en los techos de paja de las viviendas y cuando ataca sus consecuencias son desastrosas.

Además de los proyectos de construcción de viviendas sociales, Hábitat Honduras integra la Red de Vivienda Solidaria, Red Visol, una red orientada a fortalecer la capacidad de los desarrolladores de vivienda social, e incidir en las estructuras gubernamentales para crear una política de vivienda que permita a las familias de bajos ingresos acceder a un techo digno.

Asimismo ha participado e impulsado diversos foros de vivienda solidaria para la creación del Proviccsol, Programa de Vivienda Ciudadana y Crédito Solidario en Honduras, y los convenios firmados con gobiernos locales estableciendo alianzas para la construcción de las viviendas.

El problema es grande, más de 3,5 millones de hondureños no tienen un techo seguro, y hasta el momento la contribución de Hábitat aún no es suficiente. No podemos seguir desconociendo que la población más pobre, nunca tendrá una casa digna, si no provocamos cambios en nuestra manera de intervenir.

“Nuestra meta principal es eliminar la vivienda infrahumana y la falta de hogar en Honduras, construyendo viviendas adecuadas y sencillas.  Asimismo, todas nuestras palabras y acciones están dirigidas con el fin primordial de colocar el problema de la vivienda en los corazones y las mentes de la gente de una manera tan impactante que éste se convierta en un asunto inaceptable a nivel social, político y religioso”, asegura Alberto Benítez.

Para más informaciones escriba a habitat@habitat.hn


Si aún no estas inscripto/a en el BOLETIN DE VIVIENDA y deseas recibir noticias acerca de la vivienda digna en América Latina y el Caribe, con historias como éstas, INSCRÍBETE ya mismo, e invita a tus amigos y compañero/as de trabajo que hagan lo mismo.