You are here

Viviendas Hábitat para indígenas de Rey Curré

07_18_2007_casasparaindigenas_doc-1.jpg

En medio del monte, la nueva casa en construcción. Al fondo, el techo de paja de la vivienda actual.


Por Vivian Burban

PEREZ ZELEDON, Costa Rica, Julio 2007.-
Hábitat para la Humanidad (Hábitat) Costa Rica, construye actualmente un proyecto de 17 viviendas en Progreso de Boruca, territorio indígena de Rey Curré, localizado a dos horas de Perez Zeledón y a seis de San José. La terminación y entrega de las mismas, esta prevista para el próximo mes de agosto.

La organización había contemplado dentro de sus planes de trabajo la construcción de viviendas en la zona, aunque existen limitantes como el transporte de materiales, ya que para llegar al lugar y trasladar los materiales de construcción se debe atravesar el caudaloso río Grande de Térraba a través de una panga (bote) con motor.

En la comunidad existe un solo carro para trasladar los materiales. Si el recorrido se realiza a pie se tarda aproximadamente quince minutos para llegar a la primera casa y un total de una hora para recorrer el resto de ellas, sumándole a esto las irregularidades del terreno.

Sin embargo, los puntos anteriormente señalados no representaron obstáculos para Roberto Azofeifa, Coordinador de Hábitat para la Región Sur, quien dialogó con la Presidenta de la Asociación de Mujeres de Progreso de Cajón, Luisa Delgado Rojas, atendiendo los requerimientos de varias familias para iniciar los trámites de gestión de bonos.

Se reunió a las familias y se discutió con ellas varias opciones para el diseño de las viviendas. Las familias optaron por viviendas prefabricadas con un área de 42 metros cuadrados, con bloques de concreto, dos habitaciones, sala comedor, cocina, área de lavado y baño.

07_18_2007_casasparaindigenas_doc-2.jpg

La Familia, Figueroa, una de las 17 familias que aguardan la terminación de la nueva casa.

Una de las características en las viviendas indígenas es que el baño está ubicado fuera de las mismas. Sin embargo, las familias decidieron que el baño se construyera dentro de las casas pero con la condición de que se ubicara en la parte posterior de las mismas, con acceso tanto desde el interior como del exterior de las casas.

Una vez logrado un acuerdo con las familias y como muestra el logo de Hábitat para la Humanidad en su leyenda “Construyendo casas, construyendo esperanza” inició el sueño de algunos de los habitantes de Rey Curré de tener una casita; la construcción inició el 21 de mayo.

Once de las diecisiete familias están conformadas por mujeres solas con hijos.

Además, de expresar su agradecimiento a representantes de Hábitat Costa Rica que se acercaron hasta la zona, indicaron que “…es una gran bendición poder contar con una vivienda”.

El señor Mario Figueroa, uno de los beneficiarios con las casas en Rey Curré, explicó que una de las razones por las cuales les beneficia la construcción de las viviendas con el diseño escogido, es porque la paja que utilizan para cubrir los techos de sus chozas, así como las cañas que utilizan para hacer el artesano del techo, cada vez se vuelven más difícil conseguir.

La mayoría de las familias piensan utilizar los ranchitos en los que viven actualmente como bodega.

Para más información escribe a Vivian Burban, coordinadora de comunicaciones de Hábitat Costa Rica, a comunicaciones@habitatcostarica.org


Si aún no estas inscripto/a en el Boletin de Vivienda Digna y deseas recibir noticias acerca de la vivienda digna en América Latina y el Caribe, con historias como éstas, INSCRÍBETE ya mismo, e invita a tus amigos y compañero/as de trabajo que hagan lo mismo.