You are here

Día Mundial del Hábitat 2007: Mensaje del Secretario General de la ONU

09_27_2007_diamundialdelhabitat2007_doc-


(UN-Habitat / ROLAC) Octubre 01, 2007.-
Estamos en los albores de una nueva era urbana. Hoy en día, la mitad de la humanidad vive en pueblos y ciudades, y se calcula que para el 2030 dos tercios de la población mundial residirán en zonas urbanas.

Según las encuestas, en este punto de inflexión de la historia de la humanidad, está aumentando en todo el mundo el índice de delincuencia en las zonas urbanas. Y el temor a la delincuencia es uno de los factores más influyentes que configura nuestra vida diaria.

Lea: El mensaje de la Directora Ejecutiva de UN-Habitat

En demasiadas ciudades alrededor del mundo, ese temor determina qué lugar elegimos para vivir, comprar, trabajar y jugar. Esto es negativo para el progreso humano y para el desarrollo económico, especialmente en un mundo donde es probable que, por primera vez, la cantidad de habitantes en tugurios supere la marca de los mil millones.

En muchos países, la delincuencia ha dividido a las ciudades en zonas en deterioro, donde imperan las armas, las violaciones, los robos y la violencia, y en zonas más cuidadas, donde los residentes pueden pagar más y tener seguridad.

Entérate de las Actividades previstas para celebrar el
Día Mundial del Hábitat 2007 en la región.

En los tugurios y distritos urbanos pobres, las personas carecen de seguridad de la tenencia y de servicios públicos y de salud, y están más expuestas al riesgo de desastres como consecuencia del cambio climático. El Día Mundial del Hábitat de 2007 es una ocasión propicia para alentar a los dirigentes de las ciudades a que planifiquen mejor con miras a reducir el delito, proporcionar seguridad de la tenencia y mitigar el cambio climático. Como reza acertadamente el tema del Día, “Una ciudad segura es una ciudad justa”.

Lea: El mensaje de Hábitat para la Humanidad

En vista de que ya transcurrió más de la mitad del plazo para cumplir los Objetivos de Desarrollo del Milenio, quisiéramos aprovechar esta oportunidad para analizar también cómo podemos mejorar la gobernanza en las zonas urbanas. Hay muchas formas de delincuencia urbana que traspasan fronteras locales y nacionales y requieren una mejor cooperación entre todas las esferas del gobierno y la sociedad civil. Debemos invertir más en nuestros niños y jóvenes, especialmente en aquellos que corren el riesgo de convertirse en marginados y volcarse al delito para escapar de la dura realidad de la pobreza y la necesidad. Intensifiquemos también los esfuerzos para tener una conducta racional desde el punto de vista energético. Nuestras ciudades son las que más contaminan, y requieren de ideas buenas e innovadoras acorde con su tamaño.

En este Día Mundial del Hábitat, propongámonos que las ciudades de todo el mundo sean lugares más seguros, más verdes y más inclusivos para todos.


Si aún no estas inscripto/a en el Boletin de Vivienda Digna y deseas recibir noticias acerca de la vivienda digna en América Latina y el Caribe, con historias como éstas, INSCRÍBETE ya mismo, e invita a tus amigos y compañero/as de trabajo que hagan lo mismo.