You are here

Conferencia Internacional sobre el Estado de la Seguridad en las Ciudades del Mundo: Recomendaciones que emergieron de las discusiones

10_05_2007_diamundialdelhabitat2007_doc-


MOTERREY, México, octubre 05, 2007.-
Al final de la “Conferencia Internacional sobre el Estado de la Seguridad en las Ciudades del Mundo” los participantes reconocieron que la seguridad urbana es un problema multidimencional y complejo. Y resaltaron la importancia de verlo a través de una perspectiva humana y de desarrollo urbano.

Durante el cierre de la conferencia, que duró 5 días se leyó un documento donde los participantes enumeran los desafíos claves y algunas recomendaciones.

“El crimen y la violencia humana no existen en un vacío. Son realidades que emergen de configuraciones sociales, económicas y políticas y se debe ser abordadas de manera integral”, introduce el texto.

Desafíos Claves
A consideración de los participantes, los desafíos claves que surgen luego de este foro son traducir las declaraciones internacionales en acciones concretas que impacten en el terreno. Asimismo unir la voluntad política en todos los niveles. Y movilizar la capacidad de recursos financieros, técnicos y humanos, particularmente a nivel local, para enfrentar problemas de falta de seguridad.

10_05_2007_diamundialdelhabitat2007_doc-


Recomendaciones

Además de señalar los desafíos claves, los participantes concluyeron con las siguientes recomendaciones:

1. La represión y prevención son dos caras de la misma moneda. Este hecho debe verse reflejado en asignaciones presupuestarias para prevención, revertiendo la idea de que los mayores recursos deben entregarse solo a la represión.

2. Los gobiernos locales son los actores claves para la prevención del crimen urbano, tanto para la formulación de estrategias y, la coordinación de entrega de servicios y la construcción de sociedades.

3. El trabajo sin embargo tiene que llevarse a otros niveles. A nivel barrio para dar poder a las comunidades. A nivel nacional para la coordinación de diferentes sectores, así como el desarrollo y armonizaciones de políticas. Y a nivel internacional para establecer normas y defensa de la causa.

A las autoridades locales deben dárseles mandatos y recursos apropiados. Asimismo deben dárseles suficientes ayuda financiera y técnica para el cumplimento de esos mandatos.

La seguridad cada día más se integra a una dimensión clave en las políticas locales y estrategias de desarrollo urbano. Sin embargo también debe ser considerado en las políticas nacionales, regionales e internacionales.

4. La formulación de iniciativas de prevención debe tomar en cuenta los puntos de vistas locales y comunitarios. Debe incluir la participación e involucramiento comunitario para asegurar intervenciones eficaces que respondan a las reales necesidades de las comunidades.

5. Estas implementaciones deben estar a cargo, lo más posible, de las autoridades y actores locales.

6. El rol central del gobierno nacional es el de proveer un entorno de políticas, facultades y recursos. Asimismo, el papel del gobierno nacional puede ser crucial para unir las experiencias y poner a disposición de todas las comunidades.

Los participantes, consideraron crítico involucrar a los sectores claves, incluyendo a las comunidades y los grupos vulnerables. Es más, consideran importante promover las alianzas entre los practicantes en un esfuerzo de intervenciones fragmentadas por los diferentes sectores de la gestión urbana como seguridad, transporte, planeación, justicia criminal y diseño urbano.

Finalmente, concluye el documento, que es necesario un diálogo entre la policía, los sectores de justicia y otros con las comunidades a fin de construir confianza y mejorar la contribución del sistema de justicia a la prevención. Este dialogo debe darse en todos lo niveles.


Si aún no estas inscripto/a en el Boletin de Vivienda Digna y deseas recibir noticias acerca de la vivienda digna en América Latina y el Caribe, con historias como éstas, INSCRÍBETE ya mismo, e invita a tus amigos y compañero/as de trabajo que hagan lo mismo.