You are here

Marcha por la vivienda solidaria en Honduras logra compromisos del Gobierno para agilizar el PROVICCSOL

Por Julio César Pineda
TEGUCIGALPA, Honduras, noviembre 15, 2007.-
Organizaciones no gubernamentales, entre los que figura Hábitat para la Humanidad, y organizaciones de base exigieron al Gobierno agilice el fideicomiso y mantenga los compromisos establecidos según decreto ejecutivo mediante el cual fue creado el Programa de Vivienda Ciudadana y Crédito Solidario (PROVICCSOL).

Las organizaciones desarrolladoras de vivienda solidaria integradas en la REDVISOL y los Consejo Hondureño de Vivienda Solidaria (COHVISOL) realizaron el 15 de noviembre, recién pasado, una movilización en Tegucigalpa con la participación de unas diez mil personas.

Mediante la masiva movilización la sociedad civil exigió al gobierno el cumplimiento del decreto No. PCM-39-2006 el cual establece que solamente las cooperativas y entidades no gubernamentales sin fines de lucro podrán actuar en la intermediación de los recursos destinados para la vivienda solidaria y que no se abra la brecha a empresas con fines lucrativos.

La comisión de negociación presentó al Presidente de la República, Manuel Zelaya Rosales, entre otras exigencias, que se mantenga la integración de la Junta Directiva de PROVICCSOL la cual garantiza la participación de los distintos sectores interesados en desarrollar el Programa y organizaciones de base organizadas en el COHVISOL.

Asimismo que se garantice la intermediación financiera, es decir, la canalización de los recursos destinados al programa únicamente por las cooperativas y organizaciones no gubernamentales (ONGs) sin fines lucrativos, cuyos requisitos contemplan que las instituciones cuenten con experiencia en administración y ejecución de proyectos de vivienda social y capacidad para organizar a las familias que demandan vivienda digna.

Insistieron en que se mantenga el decreto original para evitar que se desnaturalice la finalidad de PROVICCSOL orientado a reducir el déficit habitacional, que actualmente asciende a unas 800 mil viviendas. El Programa deberá destinar sus recursos a proyectos habitacionales para familias bajos ingresos, con la participación las familias beneficiarias, diferentes sectores de la sociedad civil, gobierno central, gobierno local y organizaciones de base.

Entre las organizaciones defensoras del Programa de Vivienda Ciudadana y Crédito Solidario están comprometidos el COHVISOL, ICADE, Hábitat para la Humanidad, COHDESSE, diversas organizaciones desarrolladoras de vivienda, cooperativas de ahorro y crédito, iglesias, pobladores organizados para adquirir su vivienda, campesinos y obreros de diferentes lugares del país.

El PROVICCSOL funcionará mediante un fideicomiso que para tal propósito fue acordado con BANPROVI en principio de 200 millones y que puede ser ampliado a 800 millones de lempiras a través del acuerdo presidencial 279 del 1 de agosto del presente año.

Para más información escriba a Eva Muente, Coordinadora de Relaciones Públicas, Promoción y Publicidad, al e-mail hphevam@habitat.hn


Si aún no estas inscripto/a en el BOLETIN DE VIVIENDA y deseas recibir noticias acerca de la vivienda digna en América Latina y el Caribe, con historias como éstas, INSCRÍBETE ya mismo, e invita a tus amigos y compañero/as de trabajo que hagan lo mismo.