You are here

Viviendas permanentes y seguras para 300 familias

Por Eva Muente
CORTÉS, Honduras, Febrero 2008.-
Sabina Miranda tiene ocho hijos y vive contiguo a la línea férrea en Choloma. Obtiene dinero lavando y planchando ropa de otras personas. Sus hijos quedan solos y el temor a un accidente por el paso del tren es una preocupación diaria.

Sin embargo Sabina al igual que 300 familias de Choloma está a pocos meses de comenzar a edificar su nueva casa, la cual será construida por Hábitat para la Humanidad (Hábitat) Honduras, con fondos obtenidos por el Programa de Vivienda y Crédito Solidario (PROVICCSOL) junto con el apoyo de la municipalidad de Choloma.

Las familias viven en sectores de riesgo de la ciudad conocidos como el Bordo de la Rubí, Brisas del Río Chamelecón, El Bordo de la Concepción y la Jutosa.

Los beneficiados del proyecto tendrán que aportar su mano de obra y trabajar bajo el concepto de la ayuda mutua.

Las familias beneficiadas con la reubicación organizaron la “Cooperativa Choloma Unida” (COVICHUL) integrada por más de 26 miembros. Adicionalmente se eligió una Junta de Vigilancia para que supervisen el funcionamiento de la Cooperativa.

El Programa de reubicar a las familias surgió de un Convenio firmado entre la Municipalidad y Hábitat Honduras desde enero de este año.

Para más información escriba a Eva Muente, Coordinadora de Relaciones Públicas, Promoción y Publicidad, al e-mail hphemuente@habitat.hn


Si aún no estas inscripto/a en el BOLETIN DE VIVIENDA y deseas recibir noticias acerca de la vivienda digna en América Latina y el Caribe, con historias como éstas, INSCRÍBETE ya mismo, e invita a tus amigos y compañero/as de trabajo que hagan lo mismo.