You are here

El turismo combinado con la solidaridad social

Por Eva Muente
SAN PEDRO SULA, Honduras, Febrero 2008.-
Existe un turismo del que poco se habla, un turismo que contribuye a mejorar las condiciones y la calidad de vida de los hondureños, ese es el turismo social.

Actualmente en Honduras existen muchas Organizaciones no Gubernamentales (ONG’s) que aportan y forman parte de la masa turística nacional, con una cantidad considerable de brigadas enfocadas a la salud, educación y solidaridad.

Dentro de ese grupo de ONG’s está Hábitat para la Humanidad, una organización sin fines de lucro con propósitos fundamentados en la eliminación de la vivienda infrahumana y que contribuye al sector del turismo con un aproximadamente de 500,000 dólares anuales.

Recibiendo en promedio unos 47 grupos, que constituyen de 500 a 600 voluntarios, personas de distintos credos, edades y profesiones llegan al país buscando disfrutar de los parajes turísticos pero colaborando en la construcción de viviendas a las familias beneficiadas por la institución.

Esta manera de hacer turismo social impacta a quienes a lo largo de muchos años visitan el país para ayudar a una familia a materializar el sueño de la casa propia. Miguel Rubiera es una de esas personas.

Rubiera, actual director ejecutivo del afiliado de Hábitat para la Humanidad en la ciudad de Durham en Estados Unidos, y líder de grupos de apoyo que visitan Honduras, percibe que la brecha de la pobreza continua siendo tan grande que, los esfuerzos de Hábitat en Honduras van encaminados en ayudar al menos a la clase obrera. Sin embargo también opina que debe haber más apoyo del gobierno en mejorar las expectativas de vida de los ciudadanos.

Rubiera admira algunas cosas del país. Especialmente a su gente de quienes refiere “son todos muy amables y amistosos. A pesar de la pobreza, la gente tiene una sonrisa a flor de piel y una Fe profunda”.

Destaca también las costumbres y tradiciones considerándolas recónditas y sin tiempo, la opinión de voluntarios más jóvenes como Amanda Chuzi, quien integró un grupo de voluntarios de la escuela de Sidwell Friends School de Washington, es coincidente con Rubiera. Para ella la calidez humana es parte de Honduras.

Le atrae que existan lugares turísticos que visitar cuando sus motivos de viaje sean extender una mano amiga a quienes lo necesitan, y más cuando las actividades son arqueológicas como es el caso de los vestigios históricos de Copán.

Para Luís Días, Coordinador Nacional de Brigadas de Hábitat en Honduras, la diferencia entre un turista normal y un turista que viene de voluntario, es que el primero ve lo mejor del país, mientras que en el segundo, “tienen la oportunidad de compartir con la verdadera gente, ver cómo viven, dónde duermen, qué comen”.

Los aportes que dejan los grupos que vienen a trabajar al país van más allá de una visita, pues crean lazos que generan un efecto multiplicador en otros extranjeros que se interesan por continuar los proyectos sociales que se ejecutan, admite Díaz.

Desde el punto de vista de un servidor turístico, como es el caso de Héctor Mendoza, gerente de Tour Express, la experiencia de trabajar con grupos que desarrollan una labor social es muy gratificante.

Su experiencia de cuatro años transportando grupos de voluntarios de Hábitat en Honduras le indican que, el realizar un turismo con actividades sociales es una buena manera de ayudar a otros disfrutando las bellezas que tiene el país.

Al igual que la expresión de algunos críticos de la materia, Mendoza opina que los esfuerzos turísticos deben concretarse en la calidad de los servicios que se ofrecen a los huéspedes. Su experiencia como tour operador se lo confirma. Asimismo la capacitación de las autoridades locales para que impulsen el desarrollo de esta área en sus comunidades.

Para más información escriba a Eva Muente, Coordinadora de Relaciones Públicas, Promoción y Publicidad, al e-mail hphemuente@habitat.hn


Si aún no estas inscripto/a en el BOLETIN DE VIVIENDA y deseas recibir noticias acerca de la vivienda digna en América Latina y el Caribe, con historias como éstas, INSCRÍBETE ya mismo, e invita a tus amigos y compañero/as de trabajo que hagan lo mismo.