You are here

Municipalidad de Talanga avalará proyectos de mejoramientos en vivienda

Por Eva Muente
TEGUCIGALPA, Honduras, Abril 11, 2008.-
La construcción de un piso o de una pila puede ser un problema para decenas de hondureños. Sin embargo para 63 familias del municipio de Talanga el mejoramiento de sus servicios básicos será una realidad.

Dentro de dos meses, los pobladores de Talanga iniciarán el proyecto de mejoramientos realizado por Hábitat para la Humanidad (Hábitat) Honduras, debido a la firma de la municipalidad, quien a través de un convenio se comprometió como aval solidario para apoyar a las familias que requieren de un microcrédito.

Adicionalmente la municipalidad facilitará el trámite de los documentos, permisos de construcción y aportará materiales como madera y pétreos que contribuirán a disminuir los créditos otorgados a las familias por Hábitat Honduras, los cuales andan en un promedio de 1,750 dólares.

El convenio firmado por Belinda Morales, presidenta de la Junta Directiva y el alcalde de Talanga, Roosvelt Eduardo Avilez, tendrá una vigencia de dos años. A las 63 familias beneficiadas se sumarán otras de la comunidad.

Belinda Morales, presidenta de la Junta Directiva de Hábitat destacó la presencia de Hábitat en el municipio desde hace cuatro años, tiempo en el cual se construyeron 66 viviendas y se han efectuado 8 mejoramientos.

Asimismo, recalcó que Hábitat tiene el deber de ayudar a las comunidades a salir del sub-desarollo de la misma manera que lo deben realizar las alcaldías.

Recientemente en el municipio de Talanga arribó una brigada de 12 voluntarios procedentes de la universidad de Harvard, los cuales trabajaron en la casa de Claudia Benítez, una beneficiaria de Hábitat.

Para más información escriba a Eva Muente, Coordinadora de Relaciones Públicas, Promoción y Publicidad, al e-mail hphemuente@habitat.hn


Si aún no estas inscripto/a en el BOLETIN DE VIVIENDA y deseas recibir noticias acerca de la vivienda digna en América Latina y el Caribe, con historias como éstas, INSCRÍBETE ya mismo, e invita a tus amigos y compañero/as de trabajo que hagan lo mismo.