You are here

San Andres Saludable y Aldea Global

Julio 17, 2009

   
 

07_17_2009_sanandres-1.jpg

   


Voluntarios locales e internacionales trabajan juntos para realizar una estrategia de vivienda saludable en Colombia.

El Proyecto “San Andres Saludable” está ubicado en el centro de la hermosa isla de San Andrés, que se encuentra en el mar atlántico a 700 kilómetros del área continental de Colombia.

La Loma es un núcleo urbano de la isla, habitado por una población raizal (los primeros habitantes de la isla), quienes son las familias beneficiarias del proyecto. Al sur está San Luis, también con población raizal, y un gran número de establecimientos turísticos. Lamentablemente, las familias raizales presentan un multitud de dificultades, tales como de acueducto, alcantarillado, manejo de residuos sólidos y basureros a cielo abierto. Esto conlleva a una serie de enfermedades, como el dengue, problemática que se espera minimizar mediante la implementación de una estrategia de vivienda saludable.

A partir de octubre de 2008, la Gobernación de San Andrés, a través de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Hábitat para la Humanidad Colombia y “Staff & Health” vienen adelantando el segundo fase del proyecto “San Andrés Saludable”. El proyecto se trata de aunar esfuerzos técnicos, administrativos y financieros para minimizar los riesgos de enfermedades como el dengue, leptospirosis y diarreicas de origen hídrico. Todo se lo hace mediante la implementación de la “Estrategia de Entornos Saludables”, con la meta de mejorar las condiciones de vivienda, en particular el abastecimiento de agua, salud ambiental y saneamiento básico de 305 familias habitantes de la zona rural.

La propuesta se desarrolla bajo cuatro lineamientos:

  • Mejoramiento de la infraestructura de abastecimiento de agua, sanitaria y entorno.
  • Intensificación del control y vigilancia epidemiológica, para el manejo integrado de vectores, roedores y enfermedades de origen hídrico.
  • Fortalecimiento institucional en salud y ambiente.
  • Desarrollo de programas de educación comunitaria en la estrategia de Vivienda Saludable y Comunicación para el Impacto Conductual (COMBI).

Como parte del proyecto, 50 personas de la comunidad, y algunos funcionarios del estado del sector salud y ambiental, trabajan como facilitadores y agentes comunitarios. Ellos, como voluntarios locales de Hábitat Colombia, desarrollan un proceso educativo en la estrategia de vivienda saludable, generando así factores protectores en salud, ambiente y vivienda en el individuo, la familia y la comunidad. Hasta la fecha, se han ejecutado 50 mejoramientos y seis casas modelo han sido construidas.

Johana Archbold, Agente Comunitaria y voluntaria local de Hábitat Colombia, dice, “Entré a Hábitat por una invitación que me hicieron, me a gustado porque me ha ayudado analizar los problemas de cada sector donde he ido y segundo porque Hábitat ayuda a la gente a concientizarse de lo que está pasando en la isla como podemos ayudarlos y aportar nuestro granito de arena”.

   
 

07_17_2009_sanandres-2.jpg

   


Creando una “Aldea Global”

Hábitat para la Humanidad, a través del área de movilización comunitaria, invita a brigadas internacionales de voluntarios por su programa Aldea Global, el cual busca brindar a las personas la oportunidad de viajar a otro país y a experimentar otra cultura, mientras se trabaja al lado de familias en necesidad de una vivienda adecuada.

En la isla se han realizado dos de estas brigadas. La primera se llevo a cabo en abril de 2009, donde once voluntarios internacionales de Egipto, Canadá y Estados Unidos realizaron el mejoramiento de cinco viviendas del sector de Barker Hill.

Ana Matilde Maturana vive en la comunidad de Barker Hill. “Salí beneficiada en el programa San Andrés Saludable hace ya algunos meses, que consta de que debemos tener la vivienda saludable para tener mejor salud”, dice ella. “Antes yo tiraba la basura…ahora con las charlas he cambiado mis costumbres en cuanto a la basura para prevenir enfermedades. Me están mejorando la cocina y me adecuaron un tanque para almacenar el agua, pues aquí no tenemos acueducto”.

Los voluntarios durante la jornada también manifestaron sus apreciaciones. El líder de la brigada, Paul Van Ast de Houston, Texas, manifestó, “Hemos estado trabajando con lugareños para hacer casas mejores y más saludables, instalando nuevas cocinas y nuevos baños. Estoy muy impresionado con la organización de Hábitat, y con su unidad con la comunidad. He participado en otros ocho viajes humanitarios y éste es, por ahora, uno de los viajes más organizados en los que he estado”.

La voluntaria Heather Doswell, de Canadá, afirmó, “Hasta ahora la experiencia ha sido genial. Ha habido mucho trabajo duro, pero lo hemos realizado muy bien y pienso que las personas aquí están felices con lo que hemos estado haciendo. Realmente amo estar acá. Es genial conocer a todas estas personas con los que hemos trabajado”.

   
 

07_17_2009_sanandres-3.jpg

   

La segunda experiencia con Aldea Global fue llevada en junio, con 15 voluntarios internacionales, liderados por Andres Valenciano de Costa Rica y Jay Asteros de Estados Unidos. Esta brigada realizó el mejoramiento de siete viviendas del sector de Battley Ally y Barkers Hill.

“Gracias a todos y cada uno de ustedes por la ayuda que me han brindado en esta semana,” dijo Nubia Fiquare, de Barkers Hill. “Todos los voluntarios fueron muy amables, lindos y atentos. Yo no tengo palabras para expresar apropiadamente mi gratitud. Yo nunca espere que alguien quien no conozco, me ayudara de esta manera”.

La voluntaria Dawn Gruschow expresa que, “El grupo de Hábitat vino a ayudar a la gente de San Andres, pero ellos no se han dado cuenta de lo mucho que me han ayudado a mí. Ellos me han dado un regalo por ser como son, me han mostrado que en el mundo existe gente bondadosa y desinteresada que desea mejorar la humanidad, la superficialidad se rompe, yo estoy agradecida con cada uno de ellos.”

Esta experiencia motivó a que una de nuestras primeras participantes a Aldea Global regresara a Colombia y apoyara el proceso. La voluntaria, Mandy Moran, expone que luego de terminar la universidad, ella quería pasar un tiempo fuera. Eso la llevó a conocer el programa de Aldea Global, y de inmediato organizó su viaje a San Andrés Islas.

Dice Mandy, “La semana que pasé en la construcción de San Andrés fue uno de los momentos significantes en mi vida, no sólo porque me transformó en muchos sentidos, si no porque me inspiró a continuar mi participación como voluntaria internacional en Hábitat Colombia. Es absolutamente cierto que Hábitat es una organización que ofrece herramientas a quienes la necesitan para mejorar sus vidas. Como voluntaria, mi vida ahora es mejor por tener la oportunidad de conocer a estos niños y sus familias. Ellos han tocado mi alma y mi corazón. Lo han dejado un poco más grande, más fuerte y más esperanzado. Espero ser parte de la solución con Hábitat para la Humanidad en el futuro”.

“Las brigadas han sido una experiencia positiva para Habitat para la Humanidad Colombia al tratar de dar vida a su misión en el esfuerzo compartido de ayuda mutua, de intercambio cultural y de integración comunitaria entre las familias socias y los voluntarios internacionales. Lo más importante es que todas estas personas se sensibilizan frente a la problemática, de un medio ambiente más sano, sobre todo para los niños que son el futuro”, afirma Teresa Machado de Hábitat Colombia.

Para más oportunidades con Aldea Global (Global Village) visítanos aquí.
Nota: Dominio del idioma inglés en un nivel suficiente como para completar el proceso de aplicación es uno de los requisitos para poder participar en brigadas de Aldea Global.

Por Andrea Paola Mora Salazar, Comunicadora Nacional Hábitat para la Humanidad Colombia, y Teresa Machado, Coordinadora de Movilización Comunitaria.

Fotos cortesía de Andres Valenciano y Hábitat Colombia.