You are here

Hábitat celebra la inauguración de la casa 1000 en Paraguay

Julio 20, 2009

 

07_20_2009_casa1000-1.jpg

   


Hábitat para la Humanidad cumplió su meta de llegar al primer millar de soluciones habitacionales en el país.

Presidente Hayes, Paraguay—Durante cinco días seguidos, todo el esfuerzo de Hábitat para la Humanidad Paraguay—incluyendo empresas aliadas, voluntarios, albañiles y miembros de las familias prestatarias—se concentraron en la construcción de 10 viviendas en la zona de Costa Guazú, a 39 kilómetros de la capital, sobre la Ruta Transchaco.

Todas las personas que trabajaron durante la semana se reunieron en la mañana de este frío pero soleado sábado, para participar con gran alegría de la celebración e inauguración de las 10 viviendas recién concluidas. Luego del servicio de acción de gracias dirigido por el Pastor Gastón Guzmán, uno de precursores de la organización en el país, Pelusa Rubín, como embajadora solidaria destacó la experiencia vivida durante estos días “es impresionante como sólo el lunes aquí no había nada y ahora, cinco días después, están las casas concluidas y una comunidad formada, con el esfuerzo de todos”.

En representación de Hábitat para la Humanidad Paraguay también manifestó su agradecimiento el Sr. Roberto Zub, mencionando que, “Más que viviendas, Hábitat para la humanidad construye hogares con la gente y aquí vemos como cada una de estas casas fue adornada hoy con globos, con plantas, señal de que las familias ya se sienten felices propietarias”.

Algunas de las 10 familias también tomaron la palabra, agradeciendo públicamente el apoyo de los voluntarios y de Hábitat para la Humanidad. Cada una de las familias propietarias ha participado en los talleres de Educación Financiera que propone Hábitat para la Humanidad, previo a la construcción de las viviendas.

En representación de la Universidad Nacional de Asunción y su Facultad de Arquitectura y Diseño, el Arq. Ricardo Meyer, como decano de esta institución, agradeció el espacio de participación para los estudiantes que experimentaron una semana de intenso trabajo práctico en la tarea de construir.

En este sentido, los representantes de Hábitat para la Humanidad destacaron que los estudiantes que participaron de las jornadas de construcción demostraron un gran entusiasmo y dedicación para lograr concluir las casas a tiempo.

Para finalizar el acto de inauguración y realizar la bendición, los participantes se distribuyeron en las respetivas casas, las rodearon, tomándose de las manos y tocaron sus paredes para pedir a Dios que cada una de estas familias sea bendecida y cuidada en sus hogares.

Dentro de este grupo de viviendas fue especialmente distinguida la Casa número 1.000, propiedad de la Familia Jourdan, un hito que será recordado en la historia de Hábitat para la Humanidad en el Paraguay.

Cabe destacar que una brigada internacional también acompañó los trabajos de construcción durante la semana, siete voluntarios de EEUU y tres de Canadá manifestaron con gran alegría su experiencia a través del Programa Aldea Global. Dijo, “La gente fue maravillosa y fuimos felices al poder ayudar a las familias” mencionó como parte de su discurso Nancy, una joven estadounidense, parte de esta delegación.

Con esto evento concluyó la campaña iniciada en el mes de febrero, “Por la Casa 1.000, ¡Manos a la Obra!”, sumando especial esfuerzo las empresas de responsabilidad social que se aliaron para llegar a esta meta, además de Hábitat para la Humanidad Chile, como aliado estratégico.

Para más información acerca de Hábitat Paraguay, visita su perfil aquí.

Por Ami Cabrera, Coordinadora de Comunicaciones, Hábitat para la Humanidad Paraguay.

Fotos cortesía de Hábitat Paraguay.