You are here

Hábitat Tayikistán y Hábitat Guatemala: una asociación saludable

Agosto 13, 2009

   
 

08_13_2009_guate_tithe_esp-1.jpg

   


En Diciembre del 2008, Hábitat para la Humanidad de Tayikistán recibió una contribución, proveniente de diezmos, de US$20,000 por parte de Hábitat Guatemala. En junio de éste año, 150 familias tayikas obtuvieron nuevos filtros de agua nuevos, tres reservas comunitarias fueron construidos y 440 individuos han sido capacitados en temas de salud e higiene relacionados con el agua.

TAYIKISTÁN—Según una encuesta llevada a cabo por la Oficina de Ayuda Humanitaria de la Comisión Europea (ECHO, por sus siglas en inglés), solo un 58 por ciento de los 7.000 habitantes de Tayikistán tiene acceso a agua potable segura de ingerir. También ha demostrado que cada año aproximadamente 51 por ciento de la población tayika contrae alguna enfermedad transmitida por el agua, cómo tifoidea, hepatitis, diarrea y disentería.

Estos hechos describen una realidad también enfrentada por miles de latinoamericanos. Además de los esfuerzos de Habitat Guatemala en estrechar su mano a través del mundo, programas como Habitat Colombia y Habitat Honduras están encontrando maneras innovadoras y colaborativas en lidiar con la salud y cómo se relaciona con la vivienda.

En diciembre del 2008, Hábitat para la Humanidad Tayikistán recibió una contribución de diezmo de US$20,000 de Hábitat Guatemala. En junio de éste año, unas 150 familias tayikas obtuvieron nuevos filtros de agua, tres reservas comunitarias fueron construidos y 440 individuos han sido capacitados en temas de salud e higiene en relación al agua—todo como resultado de la donación de Hábitat Guatemala. Hoy Hábitat Tayikistán comparte sus más sinceras gracias.

Conozca a Saidahmad Obidov
Saidahmad, de 60 años, nació y creció en el pueblo de Kumsangir. El y su esposa, Shahriniso, junto con sus cinco hijos, tres mujeres y dos hombres, viven en una aldea remota del distrito de Kumsangir. Saidahmad es maestro de arte y su esposa trabaja en la escuela secundaria de la localidad.

La familia fue escogida como beneficiaria del proyecto de Filtros de Agua “Bio Sand” (filtros de arena) de Hábitat para la Humanity Tayikistán. “Nuestra agua estaba sucia y era de mala calidad. Nuestra comunidad en Kumsangir no tiene buena infraestructura ni un sistema de suministro de agua desde los tiempos en que la Unión Soviética colapsó,” dice Saidahmad. “El agua que usábamos era de los campos irrigados contaminados. Pero después ocurrió una ‘magia’ en nuestra vida, cuando representantes de Hábitat Tayikistán se reunieron con nuestra comunidad y presentaron el proyecto de Filtros de Agua. Ellos examinaron nuestra situación, y mi familia y yo nos fuimos beneficiados”, dice él. Luego agrega, “El agua que produce el filtro es muy limpia y fresca. Muchas gracias Hábitat para la Humanidad Tayikistán por proveernos agua potable segura.”

Los afiliados de Hábitat, individuos, iglesias, grupos juveniles y más, pueden todos escoger ayudar a cualquier programa nacional de Hábitat a través de su diezmo anual. Si gustaría recibir información sobre donar diezmos a programas en Latino América y el Caribe, favor contacte a Eugenia Salazar.

Aprender más sobre el programa de Diezmo.

Fotos e historia cortesía de Hábitat para la Humanidad Europa/Asia Central.