You are here

Voluntarios de más de 25 países construyen en 5 países asiáticos para el Proyecto Jimmy & Rosalynn Carter 2009

Noviembre 18, 2009


“Estoy seguro que aquellos que no han tenido una verdadera experiencia de voluntariado no saben de lo que se pierden. Cuando lo experimenten se darán cuenta que tienen muchos dones y habilidades ocultas y sobre todo, su perspectiva de vida cambiará porque se darán cuenta de que hay muchas maneras de dar, y que dar es también recibir.”

Ernesto Castro es el Gerente Regional de Hábitat para la Humanidad del Programa para el Sudeste Asiático y Países de Mekong. De origen costarricense, actualmente trabaja con las juntas nacionales de de Tailandia, Indonesia, Malasia y Filipinas, y con las unidades consolidables de Cambodia, Laos y Vietnam, apoyando en el desarrollo y seguimiento de nuevos proyectos de vivienda.

Durante el último año, Ernesto ha estado profundamente involucrado en el desarrollo del Proyecto Carter (CWP por sus siglas en inglés). Su enfoque ha sido más que todo en Tailandia, trabajando de cerca con el equipo de construcción, y un poco en la logística.

Desde 1984,el ex-presidente de Estados Unidos, Jimmy Carter y su esposa han brindando fielmente una semana de su tiempo al año para construir casas y levantar consciencia sobre el tema de vivienda inadecuada, por medio del Proyecto Carter.

No es la primera vez que Ernesto trabaja con un Proyecto Carter, el cual sucede en un lugar distinto cada año y a menudo involucra cientos de voluntarios del mundo entero. En el 2004, participó en el CWP en México como director del sitio en Puebla, uno de los dos sitios del evento. Luego fue un director del CWP India en el 2006. Ahora en el 2009, lleva el papel de apoyo general a todos los países asiáticos involucrados en el evento, con enfoque especial en Tailandia.

“Este año ha sido particularmente desafiante, porque se está llevando en cinco diferentes lugares”, explica Ernesto. “Siendo Tailandia, el sitio principal, Vietnam, Cambodia, China y Laos. Se están construyendo más de 160 casas en la semana, con miles de voluntarios viniendo de más de 25 países alrededor del mundo. El objetivo final es que el proyecto va a permitir que Hábitat sirva a más de 50.000 familias en los próximos cinco años. Estoy seguro que los efectos serán muy positivos para todos los programas participantes”.

Ernesto hace “un poco de todo” para el evento, desde dar apoyo al equipo de construcción o al de desarrollo comunitario que está trabajando con las familias, hasta asistir a reuniones y coordinar el transporte de cientos de voluntarios en las mañanas.

El evento ha dado bienvenido a voluntarios de países tan diversos como Nueva Zelanda, Romania, Estados Unidos, Filipinas, Australia y Corea. Las altas temperaturas han afectado a muchos voluntarios, y la comunicación entre idiomas ha sido complicada. Sin embargo, las fotos muestran que los voluntarios están animados por el trabajo solidario.

Ernesto ha sido testigo de momentos especiales. “Hoy escuché que uno de los miembros de las familias no había podido dormir en las últimas tres noches de la felicidad de ver su casa construyéndose, de ver a los voluntarios trabajando y de ser parte de un evento tan grande como esto”.

Además comparte que una compañera se sorprendió mucho en la ceremonia de inauguración y dijo, “¡Waoo! Creí que iban a construir un poco de casas solamente, nunca creí que fuera un evento de esta magnitud”. Luego al preguntarle qué pensaba, ella expresó que, “nunca había participado en un evento tan raro (en cuanto a voluntarios, casas, comunicación, logística), pero a la vez nunca me había disfrutado tanto.”

Además de los Carter, ha asistido el evento celebridades tales como John Abraham, Jet Li, Pooja Bedi, el futbolista japonés Hidetoshi Nakata y la actriz Seo-Jin Lee de Corea Sur.

A todos los que importa la causa de vivienda inadecuada en su hogar de América Latina, Ernesto les anima experimentar el trabajo voluntario. “Estoy seguro que aquellos que no han tenido una verdadera experiencia de voluntariado no saben de lo que se pierden. Cuando lo experimenten se darán cuenta que tienen muchos dones y habilidades ocultas y sobre todo, su perspectiva de vida cambiará porque se darán cuenta de que hay muchas maneras de dar, y que dar es también recibir.”