You are here

Hábitat para la Humanidad y Ben & Jerry’s celebran jornada de construcción

Febrero 7, 2010

En un día que terminó siendo bendecido por la lluvia, 25 familias de escasos recursos fueron beneficiadas con la mejora de sus viviendas.

   
 

02_07_2010_benjerries_esp-1.jpg

   


REPÚBLICA DOMINICANA
– Hábitat para la Humanidad, organización que trabaja en República Dominicana desde 1986 con la visión de que todos vivan en una vivienda adecuada, llevó a cabo una jornada de reparación de 25 viviendas para igual número de familias de la comunidad de Macao, Higüey. Estas familias de muy escasos recursos apenas ganan lo suficiente para sobrevivir, y ven pasar sus días en medio de una pobreza que contrasta enormemente con la realidad de su entorno turístico, el cual refleja gran opulencia.

Para llevar a cabo esta jornada, Hábitat Dominicana contó con el apoyo de la firma heladera Ben & Jerry’s, una de las marcas de helados más exclusivas de Estados Unidos, quienes a través de su fundación, proveyeron más de 130 voluntarios, los cuales se unieron a unos 40 colaboradores nacionales de Hábitat y de la comunidad con el propósito de mejorar las condiciones de vida de estas familias.

Las expresiones de agradecimiento no se dejaron esperar, y algunos de los habitantes comentaban que no se imaginaban que su casita deteriorada, con pocas esperanzas de poder mejorarla debido a sus limitaciones económicas, sería reparada en un solo día.

El señor Sean Greenwood, representante de la firma heladera norteamericana, expresó que una de las razones que les motivaron unirse a Hábitat en este proyecto fue que desde hace unos 20 años es una costumbre de Ben & Jerry’s apoyar anualmente el mejoramiento las condiciones de vida de diferentes comunidades pobres del mundo. Además explicó que a su empresa le une un vínculo muy especial con la República Dominicana, pues gran parte del cacao de sus helados es suplida a través de CONACADO, una cooperativa del Cacao dominicano que funciona bajo el concepto de “Comercio Justo”.

Las reparaciones de viviendas realizadas en Macao consistieron en el reemplazo de pisos de tierra por cemento, sustitución de hojas de zinc dañadas por nuevas y pintura de paredes exteriores e interiores, entre otras actividades.