You are here

Historias en microfinanzas para vivienda: La influencia de remesas en Nicaragua

Marzo 15, 2010

En marzo del 2008, el Fondo de Desarrollo Local (FDL), una institución microfinanciera en Nicaragua, lanzó un proyecto piloto para mejorar el acceso a crédito para mejoramiento de viviendas, por parte de familias de bajos ingresos que reciben remesas del exterior. El departamento de Finanzas para Vivienda de la oficina regional de América Latina y el Caribe de Hábitat para la Humanidad contribuyó con apoyo técnico para el diseño, implementación y monitoreo del proyecto.

Como resultado, a través de este piloto, más de 170 familias han recibido crédito para construir una habitación adicional o un muro alrededor de su vivienda, reparar su techo, instalar una letrina, poner un piso de cemento o comprar un terreno, entre otros usos.

Las remesas internacionales son transferencias de dinero hechas por personas que viven en el extranjero a sus familiares en su país de origen. En el 2008, los nicaragüenses recibieron mil millones de dólares en remesas, principalmente de Estados Unidos y Costa Rica, con lo cual las remesas constituyen una de las principales fuentes de divisas de este país. En promedio, las familias reciben nueve remesas por año de US$175 cada una.*

Tradicionalmente, al calcular la capacidad de pago, las instituciones microfinancieras como FDL no incluyen las remesas. Esto significa que, muchas veces, aunque tienen la capacidad de pagar un préstamo, las familias que dependen de remesas no califican.

El piloto permitió incorporar una diferencia innovadora en este proceso tradicional. FDL calculó la capacidad de las familias para pagar un préstamo incluyendo las remesas recibidas a través de empresas formales dedicadas a ofrecer este servicio. Casi año y medio después del lanzamiento de este piloto, Hábitat para la Humanidad y FDL se dieron a la tarea de investigar cuáles han sido los beneficios para las familias servidas con crédito y asistencia técnica en construcción.

Los efectos de la disminución de las remesas hacia Nicaragua en la morosidad de los clientes de FDL también fueron investigados.

Para ello, el consultor de Hábitat, Brendan McBride, a partir de entrevistas, presenta estudios de caso de ocho clientes de FDL.** Estas entrevistas ayudan a conocer sus procesos de construcción progresiva de vivienda y el rol que jugó el crédito recibido dentro de dichos procesos. Además, Brendan presenta una rápida mirada a la historia de migración de los familiares que les envían remesas. Este contexto familiar nos hace recordar los grandes retos enfrentados por las familias transnacionales en busca de una vida mejor.

Queremos extender nuestro agradecimiento a las familias que compartieron con nosotros sus vivencias y a Brendan por su esfuerzo de capturarlas. Además, agradecemos al personal de FDL y Hábitat para la Humanidad-LAC que se ha esforzado para que este piloto avance, aún en una época de disminución en el flujo de remesas hacia Nicaragua y muchos otros países. En especial, resaltamos la labor de Edwin Flores, Gilmer Gutiérrez, Marvín Morales y Ramón Canales, quienes han trabajado directamente con las familias meta. Finalmente, agradecemos a PRODEL por el apoyo ofrecido en varias partes del proceso, incluyendo la capacitación del personal de campo de FDL.

Para mayor información, por favor contacte:

Julio Flores
Gerencia General
Fondo de Desarrollo Local

Managua, Nicaragua

Christy Stickney y María Sáenz
Departamento de Finanzas para Vivienda
Hábitat para la Humanidad Internacional

Oficina de América Latina y el Caribe

Email: msaenz@habitat.org

*Fuentes: Multilateral Investment Fund and “Centro América: remesas, economía y Finanzas con aproximación al caso nicaragüense” Orozco, Manuel, 2008.
**Los nombres de las familias han sido cambiados para proteger la identidad de las personas.