You are here

En busca de nuevos horizontes: Haciendo más con menos

Julio 28, 2010

   
 

07_28_2010_nicaragua_esp-1.jpg

   


La nueva estrategia de Hábitat para la Humanidad Nicaragua
.

Durante 25 años, Hábitat para la Humanidad Nicaragua solía servir únicamente a familias con ingresos superiores a USD$350.00, y ofrecía crédito directo a través de un solo producto (Casas de 42mts2). De esta forma no lograba llegar al segmento de población con más bajos ingresos y conseguíamos impacto limitado con intervenciones aisladas y dispersas a nivel nacional.

A partir de lecciones aprendidas, Hábitat Nicaragua se ha propuesto como nueva misión defender y trabajar por el derecho a una vivienda adecuada y la mejora sostenible del hábitat de la comunidad, inspirado en las enseñanzas de Jesucristo y en colaboración con las comunidades, con énfasis en los más necesitados.

Para cumplir con esta misión, diseñó una nueva estrategia que responda más eficientemente a las necesidades y capacidades de la población nicaragüense con menos ingresos, a partir de apoyar la Producción Social del Hábitat mediante el fortalecimiento de la gestión comunitaria y el aprovechamiento de los recursos de las comunidades a través de dos programas principales: el apoyo a la Construcción Auto Gestionada y La Gestión de Riesgo.

La Construcción Auto Gestionada es el proceso mediante el cual la población, de forma individual u organizadamente gestiona, desarrolla y mejora las condiciones de su hábitat familiar y comunitario. Este tipo de proceso se desarrolla según las capacidades y condiciones socioeconómicas de cada familia o comunidad.

La gestión del riesgo, como apoyó de Hábitat para la Humanidad Nicaragua al desarrollo de capacidades en la población para la prevención, mitigación y atención ante desastres.

   
 

07_28_2010_nicaragua_esp-2.jpg

 

Producción Social del Hábitat es el principal método por el cual tiene lugar la construcción. Más del 95% de la población ha adquirido algún tipo de vivienda mediante este método.


En busca de nuevos horizontes, y nuevas soluciones

Para poder servir a las comunidades de una manera más eficiente, Hábitat Nicaragua ha segmentado el grupo meta en tres niveles para ofrecer soluciones adecuadas a sus capacidades económicas.

El primer grupo incluye familias cuyo ingreso familiar mensual cae entre los $350 y $600 dólares. A este segmento se le ofrecerá crédito para financiar sus necesidades habitacionales, y será manejado por dos organizaciones financieras que aseguraran un mejor servicio al cliente, y serán parte de la nueva alianza de Hábitat Nicaragua.

El segundo grupo incluye a familias con ingresos entre $250 y $350 serán atendidos con subsidios y un componente de ahorro, con la posibilidad de un microcrédito.

Finalmente el tercer grupo incluye familias con ingresos menores a los $200 quienes serán subsidiados y se les solicitara ahorro cuando sea disponible. Esto permitirá que el programa de Hábitat sea auto sostenible.

Así mismo Hábitat ha decidido hacer énfasis en mujeres jefas de familias, en familias con miembros con discapacidad, hacinamiento y que hagan uso productivo de sus viviendas. Adicionalmente Hábitat Nicaragua ha tomado el gran reto de darles más importancia a familias con ingresos menores a los $350.

Geográficamente, Hábitat se concentrará en los municipios de Managua, Masaya, Estelí y la Región del Atlántico Norte.

Soluciones que alcanzan las necesidades de cada familia
Como parte del apoyo a la Construcción Auto Gestionada, se han seleccionado tres productos que se pueden adaptar a las capacidades de socioeconómicas de la población meta y aun más importante a sus necesidades: Los mejoramientos habitacionales, el apoyo a la construcción de casa nuevas y a la construcción de infraestructura comunitaria.

La decisión de enfocarnos en mejoramientos habitacionales radica principalmente en la situación económica de la mayoría de la población nicaragüense. Nicaragua es un país donde el 80% sobrevive con menos de $2 dólares al día, y estamos firmemente convencidos que la única manera de intervenir es a través de pequeños créditos que les permitan a las familias mejorar poco a poco.

El mejoramiento habitacional promueve la Producción Social del Hábitat, es decir, la progresividad de la construcción de la vivienda, mediante diseños personalizados que consideran el tamaño de los lotes de tierra y lo ya existente. El mejoramiento considera Reparaciones a partes de la vivienda ya existente (piso, techo paredes), ampliaciones de nuevos espacios, módulos básicos o viviendas semillas, la construcción de mejores unidades sanitarias, entre otros. Esto permite a las familias ir mejorando su vivienda y creciendo de manera modular hasta llegar al tamaño de la vivienda que responde a sus necesidades. Las intervención progresivas previenen el sobre endeudamiento de las familias y los pequeños pero significativos cambios que realizan, si son orientados adecuadamente impactan directamente en su salud y calidad de vida.

El apoyo a la construcción de Casas Nuevas se harán únicamente cuando haya fondos de subsidios disponibles para complementar el costo total de la solución, ya sea facilitando una parte a través de créditos o subsidiando el total, a fin de poder llegar a las familias del grupo meta que no están en posibilidades de adquirir solo con crédito una vivienda nueva.

Para cualquiera de las soluciones antes mencionadas se tomara en cuenta la situación de de pobreza y la capacidad de pago de las familias a quienes van dirigidas.

Infraestructura comunitaria
La construcción de infraestructura comunitaria beneficia a la comunidad entera o una parte de ella y debe contar con el aporte económico o material de la comunidad misma, así como su participación en la selección y diseño de la misma, la que pudiera ser parques, centros de salud, escuelas, soluciones de agua y saneamiento, obras de mitigación de desastres, entre otras. Este tipo de proyecto tiene un impacto en la salud y la imagen de las comunidades.

Gestión de riesgo
La gestión de riesgo es una práctica de planificación y toma de decisiones que permite a las comunidades reducir y prevenir riesgos así como actuar frente a eventos de desastres. En un país tan vulnerable a huracanas y terremotos, es importante promover intervenciones en las comunidades que contribuyan al desarrollo de metodologías, tecnologías y formas de organización adecuadas a la mitigación. La situación de la vivienda empeora cada vez que ocurre un fuerte invierno o un pequeño temblor, ya que las débiles estructuras no soportan la fuerza de la naturaleza. De la misma manera, Hábitat estará presentes en eventos desastres proveyendo kits de emergencia para poder darle un refugio transicional a las víctimas de desastres; el programa de respuesta a desastres siempre está alerta.

Trabajando en alianza con otros
Hábitat para la Humanidad Nicaragua también pretende contribuir en alianza con otros actores locales al desarrollo de las comunidades invirtiendo en procesos de capacitación en diversos temas como: autoconstrucción, educación financiera, gestión e incidencia comunitaria para el mejoramiento del hábitat, el conocimiento de la ley de vivienda, del derecho a la vivienda adecuada, la gestión del riesgo, entre otros.

Para aprender más sobre el trabajo de Hábitat para la Humanidad haz clic aquí.

07_28_2010_nicaragua_esp-3.jpg

07_28_2010_nicaragua_esp-4.jpg

07_28_2010_nicaragua_esp-5.jpg

Dona

Participa

Promueve