You are here

Voluntarios de Hábitat para la Humanidad construyeron esperanza en Bomba do Hemeterio, Brasil

Recife, Brasil (1° de abril, 2014) — Para María Alves da Silva, de 69 años, el ver a un grupo de voluntarios de Hábitat para la Humanidad llegar a su casa y quitar las tejas viejas del techo, debió haber sido al inicio una experiencia desconcertante.

Pero una vez pasada la semana y concluidas las reparaciones, esta mujer brasileña solamente tuvo palabras de agradecimiento para los voluntarios que, además de ayudar a reemplazar su techo, mejoraron las condiciones de su cocina.

María Alves (centro), con los voluntarios Tim Schnare (Canadá), Charo Rojas (Paraguay), Michelle Jolson (EUA) y Jevon Rodrigues (Guyana)

Al igual que María, cuatro familias de la comunidad de Bomba do Hemeterio (en Recife, Brasil) abrieron sus puertas a voluntarios provenientes de Colombia, Costa Rica, Canadá, Estados Unidos, Guyana y Paraguay, quienes realizaron labores de albañilería y construcción, entre ellos:

Víctor Cordero, excapitán del Deportivo Saprissa, uno de los principales clubes de Costa Rica.
Arnoldo Iguarán, máximo goleador de la Selección Colombiana de Fútbol en toda su historia.
Jevon Rodrígues, entrenador del equipo juvenil de fútbol Fruta Conquerors en Guyana.
María “Charo” Rojas, miembro de la Selección de Fútbol Femenino de Banco Visión, Paraguay.

Además de reparar viviendas, la llamada “Selección del Mundo” participó en escuelas de fútbol con niños y jóvenes de la comunidad, y realizó un partido amistoso de clausura el viernes 28 en alianza con la organización Love fútbol.

Según explicó Steve Little, director de Sensibilización Social para América Latina y el Caribe de Hábitat para la Humanidad, a través de este voluntariado se logró construir esperanza al combinar la causa de la vivienda adecuada con el fútbol.

“Alrededor del mundo, el fútbol es un lenguaje universal: trasciende fronteras, une culturas y promueve el trabajo en equipo. En la misión de Hábitat de proporcionar una vivienda adecuada para todos, el trabajo en equipo es igualmente importante y este voluntariado fue un buen ejemplo de ello”, dijo Little.

Además de agradecer a los voluntarios que aportaron su tiempo y trabajo a este proyecto en Recife, Little expresó su agradecimiento a las oficinas nacionales de Hábitat para la Humanidad que apoyaron este voluntariado de la “Selección del Mundo” y a todos quienes lo hicieron posible.

——————-

Acerca de Hábitat para la Humanidad Internacional
La visión de Hábitat para la Humanidad Internacional es un mundo donde todas las personas tengan un lugar adecuado donde vivir. Basada en la convicción de que las viviendas seguras y asequibles son una base crucial para romper el ciclo de la pobreza, Hábitat ha apoyado a más de 4 millones de personas (750.000 en América Latina y el Caribe) a construir, rehabilitar o conservar sus viviendas desde 1976.