You are here

Hábitat para la Humanidad Brasil

Necesidades de vivienda en Brasil
En una reciente investigación, São Paulo fue calificado como la décima ciudad más cara del mundo (escalando once plazas desde el año pasado) y Río de Janeiro como el duodécimo (aumento de diecisiete plazas). Nueva York, la ciudad más cara de Norte América, ocupa el puesto 32, haciendo de Brasil como el país más caro de las Américas. Los datos sobre la situación de vivienda en Brasil son asombrosos. Brasil tiene entre seis y ocho millones de viviendas menos de lo que necesita, y las personas de menores ingresos son las que más sienten el déficit. Los que ganan un salario mensual de US$1.000 o menos representan aproximadamente el 90 por ciento del déficit, el cual se espera permanezca estable durante la próxima década.

Las necesidades más grandes de vivienda se encuentran en el noreste y sureste del país. En las ciudades hay problemas de hacinamiento y viviendas deterioradas. Se estima que más de 50 millones de brasileños viven actualmente en condiciones inadecuadas de vivienda. La mayoría de estas familias tienen un ingreso menor del salario mínimo, que equivale a aproximadamente a US$300 al mes. Según varias fuentes, 26 millones de las personas que viven en las zonas urbanas carecen de acceso a agua potable; 14 millones no cuentan con servicio de recolección de basura y 83 millones no están conectados al sistema de alcantarillado.

   
 

brasil_profile-1.jpg

   


Hábitat para la Humanidad en Brasil

El trabajo de Hábitat en Brasil inició después de un largo período de lluvias en diciembre de 1987, que causó el desalojo de muchas familias en la ciudad de Belo Horizonte, capital de Minas Gerais, en la región sudeste de Brasil. Con el apoyo de un grupo de personas del Centro Comunitario Metodista de São Gabriel, y la autorización de un proyecto de construcción de 100 viviendas, el trabajo inició oficialmente en 1992. Hábitat para la Humanidad Brasil lleva construidos, a la fecha, más de 3.400 hogares en seis diferentes estados a lo largo del país.

Proyectos modelo
Hábitat para la Humanidad Brasil trabaja no solo para construir viviendas nuevas, sino también para reparar las existentes. Además de los servicios constructivos, la organización ofrece asistencia en otras áreas, para asegurar el derecho a la ciudad y el acceso a la vivienda adecuada para cada familia. Estos servicios incluyen desarrollo comunitario, acceso a fuentes de crédito y recursos gubernamentales, educación financiera, tenencia segura y defensa de la causa e incidencia política.

Mujeres Construyendo Hogares y Reconstruyendo Vidas: Este proyecto es un esfuerzo colaborativo, desarrollado por los centros locales de mujeres, el gobierno y Hábitat para la Humanidad Brasil para asegurar mejores condiciones de vivienda a 100 mujeres y sus familias en el municipio de Feira Nova. Las mujeres beneficiadas por el proyecto trabajan largas horas en los molinos de yuca (cassava), los cuales son una fuente importante de empleo en la zona. La alianza pretende mejorar el acceso a vivienda asequible, adecuada y segura, así como afirmar los derechos de ciudadanía a un grupo al que históricamente les han sido negados, debido a procesos sociales de exclusión, invisibilización y violencia. Mientras Hábitat lanza la segunda fase del proyecto, el impacto que éste ha tenido en los 100 hogares encabezados por mujeres ha sido evidente.

Arreglando la Casa: Este proyecto está dirigido a la rehabilitación y reparación de viviendas en las favelas de São Paulo. Una simple mejora de vivienda puede generar un impacto radical en la salud de una familia y, a la larga, fomentar un ciclo virtuoso de desarrollo. Trabajando con el gobierno local y otras organizaciones sin fines de lucro, Hábitat Brasil ayuda a las familias de bajos ingresos a rehabilitar o reparar sus casas para que sean más seguras y habitables. Cada remodelación cuesta aproximadamente US$3.000 –una cantidad significativamente menor de la que se requiere para construir una vivienda nueva.

Construyendo Ciudadanía: Hábitat para la Humanidad Brasil recién empezó a trabajar con la comunidad de Bomba do Hemeterio en Recife, en mejoras de vivienda. Este año, la vivienda se ha convertida en una creciente prioridad en esa zona. La organización local, Bombando Cidadania, y Hábitat para la Humanidad Brasil se han aliado para brindar talleres de educación financiera, asistencia técnica y cursos sobre técnicas de mejoras de vivienda, así como microcréditos para los residentes de Bomba do Hemeterio. Los US$40.000 del fondo rotativo de Hábitat para la Humanidad Brasil está disponible para entregar a los solicitantes préstamos de hasta US$2.000 para mejoras de vivienda.

Aprende más sobre el trabajo de Hábitat para la Humanidad.

brasil_profile-2.jpg

brasil_profile-3.jpg

brasil_profile-4.jpg

Dona

Participa

Promueve