You are here

Hábitat para la Humanidad Guatemala

Necesidad de vivienda en Guatemala
El déficit de vivienda en Guatemala está estimado en aproximadamente 1,2 millones casas. Muchas de estas familias habitan viviendas precariamente construidas con materiales tales como adobe, lámina, madera u hojas de palma. Otras familias, que carecen incluso de la estructura básica, gastan más de la mitad de sus ingresos mensuales en alquiler o bien viven hacinadas juntas con otras familiares.

Uno de los desafíos más significativos para acceder la vivienda adecuada en Guatemala, es el acceso a tierra. Muchas familias de bajos ingresos no posean los documentos legales para el terreno que ocupan. Es decir a pesar de haber viablemente comprado o heredado su terreno, no posean ninguna seguridad de tenencia. En otros casos, asentamientos informales ocupan un terreno del estado o del sector privado, donde las familias enfrenten el riesgo diario del desalojo forzado. Estas propiedades a menudo carecen de infraestructura básica, y suelen ser ubicadas en zonas precarias tales como barrancos o las márgenes de ríos.

Incluso cuando una familia guatemalteca tenga ingresos razonables o bien ha logrado un pequeño ahorro, obtener crédito para comprar un terreno o construir una vivienda sigue siendo desafiante. Muchas familias guatemaltecas dan fe de la ayuda que les ha proporcionado Hábitat, sin la cual no hubiera sido posible construir sus casas.

   
 

guatemala_profile-1.jpg

   


Hábitat para la Humanidad en Guatemala

Hábitat para la Humanidad Guatemala abrió en 1979 como la primera organización de Hábitat en América Latina y el Caribe, con el propósito de mejorar la calidad de vida de las familias de bajos ingresos en Guatemala a través de la construcción de viviendas adecuadas y asequibles. Desde la construcción de su primera vivienda hace más de 30 años, Hábitat Guatemala ha servido a más de 32.200 familias y expandido su trabajo a cada uno de los 22 departamentos del país.

Proyectos modelo
Hábitat para la Humanidad hace mucho más que sólo la construcción de viviendas. Trabajando hacia un mundo donde todos tienen acceso a la vivienda adecuada, promovemos la causa del acceso universal a la vivienda, incidimos en políticas de vivienda, y más.

Colonias: Hábitat para la Humanidad Guatemala trabaja con diligencia para ayudar a las familias en todo el país a obtener el acceso seguro y legal al terreno y la vivienda. Con esta meta en mente, la organización construye “colonias”, o urbanizaciones, donde las familias pueden adquirir ambas la vivienda y el terreno para construirla. Los servicios, como son luz, agua y saneamiento, también son provistos para asegurar que las familias vivan en un entorno saludable y seguro. Los créditos para las colonias de Hábitat Guatemala tienen un plazo de doce años.

Promoción, defensa e incidencia: Bajo del eslogan, “Nuestro trabajo es grande, la necesidad es aún más grande”, Hábitat para la Humanidad Guatemala reconoce la necesidad de defender el derecho a la vivienda adecuada en Guatemala y alrededor del mundo. Hábitat organiza eventos en todo el país para levantar la conciencia en las comunidades de mayores ingresos sobre las realidades de aquellas que están en necesidad de vivienda.

Educación Financiera: Este proyecto está dirigido a educar y acompañar a familias propietarias en la planeación y administración de la economía de su hogar. Los manuales y metodología utilizados son el resultado de un proyecto diseñado por Hábitat para la Humanidad Internacional y financiado por la Fundación Citi. A través de una serie de talleres, las familias aprenden a administrar sus ingresos y egresos, a diseñar un presupuesto, analizar y controlar sus gastos y a seguir un plan de ahorro. Se les informa a las familias sobre los riesgos y ventajas de tomar un préstamo con Hábitat para la Humanidad o con otras organizaciones.

Servicios constructivos
Hábitat para la Humanidad Guatemala también avala muchos servicios además de la construcción de viviendas completas.

Casas completas: El modelo más común de vivienda en Guatemala es una casa de 50 metros cuadrados con cuatro habitaciones, hecho de hormigón armado. Las familias puedan elegir cualquier de ocho diseños distintos, todos con techos seguros y pisos de concreto. Generalmente el crédito para la vivienda complete se cancela en un plazo de ocho a diez años.

Viviendas progresivas: Para las familias que no puedan construir una vivienda completa, Hábitat para la Humanidad Guatemala les ofrece la opción de construir una vivienda progresiva. Estas viviendas son más pequeñas (de dos habitaciones) y también hechas de hormigón armado. Una vez que la familia cancele la mitad del crédito original, tiene la opción de expandir la casa.

Ampliaciones y mejoras: Reconociendo las limitaciones financieras de aquellas familias que más muestran la necesidad para una vivienda, Hábitat para la Humanidad Guatemala ofrece la oportunidad de mejorar o expandir la vivienda. Las mejoras pueden incluir un piso de concreto, una pared armado, un techo seguro, una estufa con buena ventilación, y más. Hábitat Guatemala también construye ampliaciones a las viviendas de las familias que viven en espacios hacinados.

Instalación de servicios básicos: La vivienda adecuada es más que cuatro paredes seguras. Muchas familias en Guatemala carecen del acceso a agua potable, saneamiento, luz, y más. Hábitat para la Humanidad Guatemala ayuda a las familias a adquirir estos servicios básicos.

Aprende más sobre el trabajo de Hábitat para la Humanidad.

guatemala_profile-2.jpg

guatemala_profile-3.jpg

guatemala_profile-4.jpg

Dona

Participa

Promueve