Cómo cosechar las recompensas y medir los resultados -- Habitat for Humanity Int'l 1

Cómo cosechar las recompensas y medir los resultados

Por José Quiñonez

Al igual que muchas organizaciones, Hábitat trata de promover asuntos prioritarios sociales en particular: en este caso, la vivienda. Para ellos, al igual que muchas organizaciones, debemos combinar nuestros servicios directos (la construcción de casas) con la investigación de políticas públicas y las actividades de defensa de la causa (relacionadas con los problemas de viviendas apropiadas y asequibles).

Y, al igual que muchas organizaciones, después de haber gastado miles de dólares, debemos hacernos la pregunta: ¿El tiempo y los recursos invertidos en la defensa de la causa provocaron algún impacto?

Medir el cambio de políticas/las campañas de defensa es una tarea difícil, porque no se pueden controlar todos los factores externos en el proceso de reforma de políticas. En algunos casos, los evaluadores utilizan grupos de control para aislar las fuerzas externas con el fin de comprender si el programa ejecutado en sí mismo es el único motivo por el que se produjo el cambio. Sin embargo, en términos de la investigación de las políticas, la reforma y la defensa de la causa, esta simple forma de considerar los grupos de control entraña su propio conjunto de dificultades y puede limitar la evaluación del impacto.

Aunque puede ser difícil probar el impacto inmediato en la defensa, es cierto que se puede medir el progreso logrado y, lo que es más importante, definitivamente podemos demostrar el impacto a largo plazo. Sugiero que, dependiendo de la iniciativa de defensa de la causa (y el modelo conceptual sobre el cual se basa un conjunto de tácticas de defensa), el impacto de dicha defensa puede ser a corto plazo (consecuencias previstas) y a largo plazo (resultados previstos).

Después de examinar una amplia gama de categorías de impacto e indicadores de muestra del progreso alcanzado por otras organizaciones que poseen un sólido historial de defensa de la causa (World Vision, Oxfam America, CARE y Save the Children), se producen los mismos tipos de consecuencias esperadas. Voy a compartir estos indicadores, agrupados en cuatro categorías, no con la intención de duplicar ni corregir otras fuentes existentes, sino más bien consolidar, destacar y confirmar lo que parecen ser las áreas primordiales para medir el cambio en la defensa de la causa y la reforma de políticas.

  • Indicadores sociales: se usan para medir los cambios en el nivel social de las personas afectadas por la intervención, es decir, el acceso a los servicios, las viviendas asequibles, la educación, el régimen de propiedad, la salud, la igualdad de los sexos, la adopción de políticas nuevas, etc. Las consecuencias de un cambio social tienen mayores probabilidades de ocurrir después de que varios otros cambios hayan tenido lugar, como la concienciación del público, la adopción de políticas, etc.
  • Indicadores económicos: Estos a menudo son un subproducto de los indicadores sociales, y se utilizan para medir los cambios en el nivel económico de la población de interés (con frecuencia, como resultado directo de un cambio en el nivel social), es decir, el acceso al crédito y los préstamos. Al igual que con los indicadores sociales, las consecuencias económicas ocurren después de que otros cambios hayan tenido lugar, como resultado de la campaña de defensa.
  • Indicadores de la capacidad institucional: Se usan para medir los cambios en el conjunto de destrezas, el personal y liderazgo, la estructura y los sistemas institucionales, las finanzas y la planificación estratégica entre organizaciones sin fines de lucro y coaliciones formales que planifiquen y ejecuten la reforma de políticas y la defensa de la causa. Los resultados de la capacidad institucional describen el nivel de organización propio, control social y distribución de los beneficios, procesos de toma de decisiones y niveles de liderazgo que la población de interés y la agencia ejecutora pudieran adquirir como resultado de la campaña de defensa.
  • Indicadores del cambio de políticas: se utilizan para medir los cambios en las políticas, procesos de toma de decisiones, participación social, actitudes y sistemas, como resultado directo de las actividades de defensa de la causa y grupos de presión, es decir, cambios en leyes sobre viviendas apropiadas y asequibles, en los sistemas de control de la renta, en el régimen de propiedad, etc.

Aun si una política en particular no cambia como consecuencia de la campaña de defensa, hay muchos resultados y consecuencias intermedios que se pueden medir.

Ya sea que una política en particular se modifique o no, puede haber un cambio en el nivel de concienciación y un consenso mejorado sobre la definición de un problema (es decir, un lenguaje común). Además, las creencias y las actitudes cambian y, lo que es más importante, los valores evolucionan (consecuencias socioeconómicas).

Un resultado intermedio de cualquier campaña de defensa de la causa, cualquiera sea el resultado en el cambio de políticas, puede ser la mejora del manejo institucional de las organizaciones que lanzan las campañas de defensa y la reforma de las políticas, así como una mejor capacidad para constituir alianzas estratégicas. Esto a menudo se combina con una estabilidad institucional mejorada (consecuencias en la capacidad institucional).

Por último, las iniciativas de defensa a menudo conllevan una investigación de las políticas que, en la mayoría de los casos, dan como resultado el desarrollo de "papeles blancos" que tienden a exponer los problemas de una política actual, y con frecuencia brindan un medio para educar a los legisladores y, en algunos casos, crear una función de vigilancia (consecuencias en los cambios de políticas).

José Quiñonez es Director Asociado de capacitación en defensa de la causa en la Oficina de Relaciones Gubernamentales y Defensa de la Causa de HFHI en Washington. Como parte del equipo de aprendizaje institucional, Quiñonez desempeña tareas tras-funcionales en la planificación de defensa, capacitación y moderación en los Estados Unidos y el mundo. Posee una maestría en administración internacional de School for International Training en Brattleboro, Vermont, y una amplia experiencia en monitoreo y evaluación; capacitación participativa a corto y a largo plazo; y formación de capacidades institucionales y comunitarias.

Su dirección de correo electrónico es JQuinonez@habitat.org.