Cómo comercializar proyectos de atención a desastres -- Habitat for Humanity Int'l 1

Cómo comercializar proyectos de atención a desastres

Por Todd Garth

¿Qué buscan los donantes bilaterales? ¿Cómo puede su programa acceder a una porción de los US$7 mil millones en asistencia humanitaria de los organismos bilaterales? La atención de desastres utiliza una variedad de enfoques, pero todos ellos demandan que los diseños satisfagan las necesidades específicas de una comunidad en un momento en que la asistencia para mantener el desarrollo se cruza con los intereses de los donantes y con las capacidades de su programa HFH.

Dentro de este contexto, se indica a continuación algunas de las cosas que los donantes esperan:

  • Los donantes desean financiar organizaciones competentes que ellos conozcan y en las que puedan confiar. Si su organización nacional no se comunica ya con las misiones de donantes, no asiste a reuniones de grupos de emergencia ni participa en audiencias públicas sobre preparación y mitigación de desastres, debe empezar a hacerlo ahora mismo. Si no hay un grupo de vivienda ni un grupo de debate, considere organizar uno e invitar a otros para que participen. Éstas son las semillas de los proyectos conjuntos, subsidios y fondos adicionales futuros.
  • Los donantes desean financiar organizaciones que conozcan el contexto donde trabajan. Considere el techo en el contexto de una etapa uniforme de la asistencia al desarrollo, de la cobija que envuelve a la víctima del terremoto, rescatada de los escombros, a la reconstrucción de la comunidad. Usted ha escuchado las frases ¨la vivienda es un proceso” y la “vivienda es un verbo”. Lo mismo se aplica al concepto de techo: es un proceso dinámico. Lee Malany, un consultor sobre desastres y urbanista de la Agencia para el Desarrollo Internacional de los Estados Unidos (US Agency for International Development, USAID), expresó este concepto con la “Curva del Techo.”
  • Muchas de las conversaciones sobre programas en Hábitat se concentran exactamente en mejorar nuestro desempeño en la importante porción de la “institucionalización” de la curva. Cuando HFH considera los desastres, sin embargo, debe adaptar sus intervenciones para que éstas aborden la preparación y la mitigación antes de la crisis, la asistencia de emergencia, los refugios de transición, las reparaciones, la rehabilitación y la reconstrucción y refacción.
  • Los donantes desean reducir el impacto de una catástrofe antes que ésta ocurra siquiera. Lamentablemente, hay lugares en el mundo donde sabemos que los desastres ocurrirán tarde o temprano. USAID y las Naciones Unidas (www.unisdr.org) se refieren a la “reducción de los riesgos de desastre” (DRR, por su sigla en inglés). De acuerdo con la USAID, “dichas actividades podrían incluir una preparación para el desastre, basada en la comunidad, y una mitigación, sistemas de alerta temprana, prevención o mitigación de conflictos, divulgación de información, campañas de educación pública, capacitación técnica, políticas y planes nacionales y mapeo y análisis de la capacidad y vulnerabilidad.” Todos estos son enfoques válidos para los programas de HFH en las zonas propensas a desastres y se adaptan bien a nuestra experiencia en movilización comunitaria y vivienda.

Los donantes desean financiar instituciones que se puedan mover rápidamente. Consideremos esto desde dos perspectivas:

  • La preparación rápida de documentos conceptuales: con alguna planificación, datos basales y conceptos que se puedan recopilar y esperar si ocurriera un desastre. Una actualización basada en la evaluación real de la catástrofe puede completar el concepto y la formulación del concepto, lograda dentro de los cuatro a cinco días de la crisis. Éste es el periodo a partir del cual trabaja nuestra competencia. Es inaceptable esperar una semana antes de hacer una evaluación y luego otra semana para presentar dichos documentos conceptuales. Para entonces, los fondos se habrán asignado.
  • Una respuesta rápida a emergencias: con frecuencia, HFH ha declarado que, “no prestamos asistencia en caso de emergencia”. Pero eso no es completamente cierto, porque cuando las filiales se ven expuestas a un desastre, el personal y los voluntarios de HFH se organizan para ayudar, por ejemplo, para bombear el agua de los pozos inundados, limpiar escombros, evaluar el daño causado a los edificios o proveer asistencia a otras organizaciones de ayuda para emergencias. HFH debe planear para prestar una ayuda adecuada inmediatamente después de una catástrofe de modo tal que sea apropiada para la comunidad, donantes y posibles socios. Los Centros de Recursos para Vivienda podrían ser una forma de formalizar y organizar esta respuesta inmediata, lo que satisfaría las necesidades de una crisis al garantizar la disponibilidad de materiales y ayuda técnica para la construcción. Junto con la generación de contactos y la participación en reuniones del grupo de vivienda, esto sentaría las bases de relaciones que conducirán a un financiamiento exitoso.
  • Por último, los donantes desean financiar organizaciones que hablen su mismo idioma. El idioma de la ayuda para emergencia es distinto del lenguaje del desarrollo sustentable. Por ejemplo, la Oficina para la Ayuda a los Desastres en el Extranjero (OADE) [Office of Foreign Disaster Assistance, OFDA] de la USAID no puede financiar “casas” pero puede financiar “un techo”. Aunque no hay una diferencia, la semántica es importante para nuestros donantes que piensan en el techo dentro del contexto de la ayuda para emergencias y la vivienda dentro del contexto del desarrollo. Necesitamos hablar su mismo idioma. La OADE posee un gráfico completo de sectores, subsectores, indicadores y palabras clave aprobados que los solicitantes pueden escoger para diseñar la matriz de sus intervenciones propuestas. Usted comprobará que el lenguaje de la OADE es bastante común para el área.

Consulte los lineamientos de la OADE de 2008 en la página electrónica.

El donante bilateral más importante de Hábitat en el área de atención de desastres es la USAID, con US$5 millones, seguida por la Agencia para el Desarrollo Internacional de Canadá y la Oficina para el Desarrollo Internacional del Reino Unido (Canadian International Development Agency y United Kingdom’s Department for International Development, respectivamente). Otro importante recurso son las Oportunidades de Financiamiento Público (Public Funding Opportunities) de 2008 de HFHI (a disposición en el departamento de Desarrollo de Recursos de su oficina de área).

Todd Garth, previamente director de Fundaciones, Organizaciones e Instituciones de HFHI, se desempeña ahora como consultor. Su dirección de correo electrónico es ToddG@ZFCorp.com.