Refugios de transición y hogares a largo plazo: una monografía de Pakistán -- Habitat for Humanity Int'l 1

Refugios de transición y hogares a largo plazo: una monografía de Pakistán

Por Wong Hiew Peng

El terremoto de magnitud 7,6 que se avecinó sobre Pakistán y los países fronterizos de India y Afganistán en octubre de 2005 asestó un duro golpe a las comunidades empobrecidas remotas. El territorio de Cachemira administrado por Pakistán, el territorio de Cachemira administrado por India y los distritos orientales de la provincia de la Frontera del Noroeste de Pakistán fueron las zonas más castigadas por el terremoto.

Hábitat para la Humanidad Internacional respondió al terremoto con un compromiso inicial de US$250.000 para brindar asistencia técnica y apoyo a HFH Pakistán y las organizaciones socias. Poco después del terremoto, HFH Pakistán ayudó a la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), con sede en Suiza, a distribuir carpas impermeables, cobijas y kits de supervivencia para el invierno.

Sin embargo, la meta de Hábitat fue construir casas permanentes resistentes a los terremotos.

Algunas familias necesitaban un refugio de transición. Estas familias habían elegido permanecer en su tierra en vez de desplazarse a los campamentos, o habían estado en campamentos pero deseaban regresar a su tierra a medida que se aproximaba el invierno.

HFH Pakistán consideró las soluciones de vivienda disponibles, entre ellas un refugio en forma de cúpula, ofrecido por Partner Aid International, una agencia de ayuda para emergencias y desarrollo con sede en Suiza. El diseño se adaptó para crear hogares de transición que un equipo capacitado podría armar en 30 minutos, y presentó materiales que se podrían volver a utilizar después en casas permanentes.

Un refugio de transición cuesta casi lo mismo que una carpa (US$250 a US$250) pero ofrece las ventajas de ser más duradero y más seguro y brindar una mejor protección en un clima riguroso.

Los materiales utilizados en un refugio de transición comprendían doce piezas de barras reforzadas de acero, seis piezas semicirculares de caños tubulares, ocho planchas de hierro corrugado galvanizado, material de aislamiento que podría ser gomaespuma y tirantes metálicos similares a los usados para atar fardos de algodón.

El primer hogar de transición se ensambló en el poblado de Thanda Katha el 20 de febrero de 2006. Un año después de prestar su asistencia tras el terremoto, Hábitat había logrado progresar estableciendo un programa a largo plazo. En la segunda fase, HFH Pakistán pretendió brindar soluciones de vivienda más permanentes en las zonas mucho más distantes de Balakot, el epicentro del terremoto. En ese momento, la Secretaría de Rehabilitación y Reconstrucción Post-Terremoto anunció un plan de recuperación trianual por una cantidad de US$3.5 mil millones para las áreas devastadas por la catástrofe. Las familias que construyeron sus hogares usando los nuevos diseños resistentes a los terremotos fueron elegibles para subsidios públicos.

Para garantizar que las casas fueran reconstruidas con éxito, HFH Pakistán estableció centros de recursos comunitarios en Mansehra y Balakot. Los centros continúan cumpliendo tres funciones importantes: como bases para que los equipos de Hábitat locales almacenen materiales de construcción; como lugares para que los miembros de la comunidad se reúnan y tomen decisiones sobre sus programas de reconstrucción; y como centros de capacitación y asesoramiento para personas.

HFH Pakistán abrigó la idea de cortar y procesar muchas de las maderas pesadas recuperadas en trozos más livianos para el nuevo diseño de casas resistente a los terremotos. Para llegar a la gente que vive en comunidades remotas, HFH Pakistán utilizó constantemente los tres aserraderos móviles que fueron costeados por Japan Platform, una institución de financiamiento formada por varios interesados, a través de HFH Japón.

Dondequiera que los aserraderos se encontraran, los pobladores traían la madera recuperada para que fuera cortada en tablas y bragueros. Gracias a la reutilización de los materiales existentes, no fue necesario talar tantos árboles para la construcción de las casas. El uso de una cantidad menor de madera en realidad permitió edificar casas más fuertes.

Una de las metas de HFH Pakistán fue convertir los refugios de transición en forma de cúpula en casas permanentes más grandes que se podían construir con los materiales existentes. En conformidad a las normas gubernamentales, Hábitat creó un diseño de casa, compuesto por una pared de madera y piedra de 3 pies de alto, con una sección superior de planchas más livianas de hierro corrugado para el techo, planchas laterales metálicas y aislamiento.

El costo calculado de una nueva casa construida con materiales comprados comercialmente fue de US$2.500. Al desmontar y reutilizar los materiales de los refugios de transición y la madera recuperada, el costo fue tan solo de US$500.

Al reconstruir sus hogares, los voluntarios de Hábitat aunaron sus esfuerzos a los de las familias. A fines de enero de 2007, dieciséis equipos sólidos formados por estudiantes universitarios voluntarios, organizado por HFH Corea, ayudaron a construir 25 refugios de transición y 15 hogares permanentes en Batsanger, Ghanool y Kanshian.

Ellos también usaron el aserradero en el Centro de Recursos de Hábitat en Balakot para cortar madera para que 56 familias la utilicen en sus nuevos hogares. HFH Corea recaudó US$35.000 de la Agencia de Cooperación Internacional de Corea (Korea International Cooperation Agency, KOICA) para la reconstrucción de viviendas junto con los supervivientes del terremoto.

A fines de 2007, HFH Pakistán inició una nueva etapa en la reconstrucción posterior al terremoto. A través de HFH Canadá, la Agencia para el Desarrollo Internacional de Canadá comenzó a financiar la continuación del trabajo de HFH Pakistán en cuatro zonas afectadas de los gobiernos locales.

En el proyecto bianual de US$900.000 se usarán, también, los servicios del aserradero móvil y se impartirá capacitación desde los HRC en Balakot y Mansehra.

Se prevé que una cantidad aproximada de 6.000 familias se beneficiarán con la capacitación, lo que incluye una jornada completa con una presentación de los diseños de viviendas resistentes a los terremotos y técnicas para una construcción segura.


Wong Hiew Peng es un escritor/editor de HFH en Asia y el Pacífico.