HFH Kenia: Una perspectiva del personal de área sobre el concepto de "familias servidas" -- Habitat for Humanity Int'l 1

HFH Kenia: Una perspectiva del personal de área sobre el concepto de "familias servidas"

Por Mark Wooding

Este artículo es una presentación general sobre la dirección que Hábitat para la Humanidad Kenia (HFHK) ha tomado en el último año en respuesta a la definición de "familias servidas" de junio de 2005.

Antecedentes

El programa de HFH Kenia comenzó en 1982 y, hasta la fecha, se construyeron más de 2.600 casas junto con las familias carenciadas (1.600 en los últimos 7 años), y 33 de las 45 filiales están activas. Entre 2000 y 2004, HFHK experimentó una renovación radical en términos de sistemas, políticas y estructura institucional.

En abril de 2005, nos hicimos dos preguntas claves:

  • ¿Cómo puede HFH Kenia lograr una tasa de cancelación corriente del 95% por ciento (no a 90 días)?
  • ¿Cómo puede HFHK construir o refaccionar 5.000 casas por año? A consecuencia de estas preguntas:
  • Se lanzó una estrategia para mejorar sistemáticamente las tasas de cancelación en cada región, incluida la presentación de un plan de incentivos para recompensar el rendimiento de los funcionarios de área; y
  • Se analizaron las formas de reducir los costos de las casas presentando un diseño de casas más pequeñas, refacciones y tecnología apropiada.

Sin embargo, a pesar de mejoras significativas en las tasas de cancelación de muchas filiales y una reducción en el costo de los préstamos en promedio, resultó evidente durante una actividad con los funcionarios de área en una reunión trimestral de comunicación a fines de 2005, que el rendimiento máximo del programa, con su metodología actual y el personal existente, y fondos ilimitados, era de unas 500 casas por año. Esta revelación nos transformó.

El gran avance provino en 2006 con tres aportes claves:

1. En abril, HFHK envió un representante a la conferencia “Cómo alcanzar una escala y un impacto significativos”en Manila, Filipinas. Se aconsejó a HFHK considerar el uso de los Centros de Recursos de Hábitat para transformar su metodología de entrega de viviendas y encontrar socios, como una institución cristiana de micro-financiamiento, que asumieran las funciones de evaluación, desembolso y seguimiento de préstamos. Entonces en mayo, en vez de la evaluación del programa tradicional, un “ejercicio de reflexión”, practicado usando una herramienta participativa de evaluación institucional (POET, por su sigla en inglés), junto con seis miembros del personal de la Oficina Nacional y seis funcionarios de área, demostró que HFHK cuenta con un trabajo en equipo y un apoyo sólidos, y está lista para enfrentar nuevos desafíos, entre ellos una iniciativa para aumentar la escala.
2. Luego de analizar la política de las “familias servidas”, los funcionarios de área se dieron cuenta de las numerosas otras formas en que el programa podría ayudar a los kenianos. Se elaboró un nuevo plan estratégico durante el primer trimestre del año fiscal 2006, el cual estableció un marco y un calendario en el cual se implementarían las iniciativas de incremento de la escala.
3. Se designó a Stephen Wanjala como el consultor de micro-microfinanciamiento de viviendas de África/Oriente Medio. Sus muchos años de experiencia con una exitosa institución de micro-financiamiento le permitieron ayudaron a los funcionarios de área a comprender mejor su rol en el otorgamiento de préstamos después de las evaluaciones exhaustivas y el mantenimiento de altas tasas de cancelación.

Un nuevo enfoque

Como resultado, HFHK ha adoptado un nuevo enfoque que permite a las familias de bajos ingresos, tanto en zonas urbanas como rurales, a construir casas. En vez de establecer filiales a la manera del modelo tradicional de Hábitat, ahora identificamos las organizaciones comunitarias (CBO, por su sigla en inglés) existentes, con quienes podemos realizar proyectos conjuntos a más corto plazo.

Se organizó un comité de Hábitat para que represente a los 30 miembros del grupo que están interesados en mejorar su vivienda; el grupo es capacitado por nuestro funcionario de área, y luego se otorgan los primeros préstamos. Los primeros préstamos, de hasta USD $350, serán cancelados dentro de dos años y pueden ser utilizados para una reparación, refacción o la primera etapa de una casa que se ampliará. Una vez cancelado el préstamo, se puede acceder a un segundo préstamo de HFHK más grande para otras reparaciones o refacciones, o la siguiente etapa de una casa; se permiten hasta cuatro préstamos por familia. Se alienta a los solicitantes a que ahorren antes de contratar un préstamo de HFHK; una familia que ahorró USD $350 puede sumar esta cantidad a los USD $350 de Hábitat y construir de este modo la estructura de una casa, es decir, sus fundaciones, sus paredes y su techo, con el primer préstamo. Esta estructura ya habitable se puede terminar y/o ampliar con un préstamo futuro. Una vez que todos los 30 miembros del grupo hayan mejorado su vivienda y cancelado sus préstamos, se considera que el proyecto está terminado. Si otros miembros de la CBO se presentan más tarde para solicitar préstamos, y hay 30 familias interesadas, entonces se inicia otro proyecto con un nombre y código de financiamiento distintos. Los mismos principios se aplicarán a los proyectos urbanos, con la excepción de que los montos de los préstamos serán más altos debido al costo en aumento de la construcción en las zonas urbanas.

Esta metodología para lograr un impacto y una escala mayores puede parecer sencilla. Sin embargo, la clave para prestar esta clase de servicio de vía rápida a nuestros clientes no se trata de contar solamente con funcionarios de área que estén capacitados en los principios de micro-financiamiento de viviendas, sino que también puedan brindar el asesoramiento apropiado de modo oportuno como parte de un paquete de "servicios técnicos". Este servicio, aunque su organización constituya todo un desafío, es lo que agrega valor al préstamo. De hecho, es lo que muchos prestamistas hipotecarios kenianos quisieran ofrecer, pero no pueden hacerlo en la actualidad.

Todos los tipos de casas de HFHK se dividen ahora en varios paquetes de préstamo, para que éstas puedan ser terminadas por etapas de varias maneras. Estamos en proceso de reclutar/impartir a funcionarios de área destrezas y conocimientos específicos relacionados con la construcción, quienes podrán asesorar a los clientes sobre los materiales de construcción apropiados, establecer prioridades para reparaciones y refacciones, informar sobre los derechos a la vivienda y el acceso a las tierras y moderar talleres sobre construcción.

Al mismo tiempo, en vez de que nuestra 33 filiales activas administren fondos operativos de capital para fines concretos, ahora contamos con un fondo central, gestionado por la Oficina Nacional y supervisado por nuestros 14 funcionarios de área en seis oficinas regionales. Ya no contamos tanto con los voluntarios locales en los comités de las filiales para que administren las finanzas, y revisamos nuestro manual financiero de la filial para salvar lagunas, como parte de una revisión de control interno. Por último, estamos en proceso de revisar nuestra política del uso del índice de cemento como método de ajuste de la inflación; los precios del cemento en Kenia han aumentado constantemente, ya que el país experimenta un auge sostenido de la construcción, y condicionar los pagos a las bolsas de cemento desalienta a los individuos de bajos ingresos a contratar nuestros préstamos.

¿Adónde nos lleva esto con el concepto de “familias servidas?” Todos los cambios arriba mencionados están previstos para ayudarnos a alcanzar nuestro grupo de interés: los más indigentes entre los pobres. Aunque tenemos confianza en que estos nuevos enfoques nos permitirán lograr esta meta, será un trabajo esforzado que demandará evaluaciones rápidas y detalladas de individuos y grupos; asesoramiento técnico oportuno; sistemas de monitoreo y cobranza de préstamos efectivos; y un enfoque proactivo a la planificación estratégica, cuando nos esforzamos por erradicar las viviendas infrahumanas para 4 millones de familias en Kenia.

Nos proponemos pasar de asistir a 300 familias en promedio cada año en los últimos tres a más de 700 en el año fiscal 2008, y prevemos una cantidad de préstamos repetidos de esas mismas familias durante el año fiscal 2009, los cuales serán más fáciles de desembolsar, ya que se hicieron evaluaciones previas. Las reparaciones excepcionales1, hechas en una casa al 15 por ciento o menos de su costo normal, son fáciles de contar, al igual que los préstamos excepcionales para casas renovadas o "locales" (materiales locales para las paredes y un préstamo para el piso, techo y accesorios).

Los desafíos

El desafío se presenta cuando se debe tomar la decisión si se asistió a una familia que construyó una casa por etapas al comienzo o al final del proceso; cómo definir los pasos intermedios; y si podemos cuantificar a las familias que reciben nuestra capacitación y luego construyen su propia casa, o quizás compran uno de nuestros planos de casas, pero consiguen su financiamiento en otro lugar.

Surgen otras preguntas, como: "¿Querrán los equipos de la Aldea Global ayudar a varias familias en una comunidad a reparar y refaccionar sus casas, en vez de asistir simplemente a una familia a construirla? Los miembros del equipo a veces comentan que la casa que construyen parece ser para una familia en el extremo superior de nuestro grupo de interés de los "indigentes productivos", lo cual representa una desventaja del préstamo para una casa completa. De este modo, enfocarse en las necesidades habitacionales de una familia, en vez de productos de vivienda particulares a aquéllos que los pueden costear, da como resultado una mayor diversificación de las soluciones habitacionales disponibles y beneficia a las personas de bajos ingresos. Sin embargo, en el futuro, esto exigirá un "recuento" más refinado sobre cómo se presta asistencia a esas familias.

Mark Wooding es el Director Nacional de HFH Kenia.


1 “Reparaciones excepcionales": una vez terminadas las reparaciones, la familia no solicitará otro préstamo en el futuro cercano (es decir, no es un programa de reparaciones que se ejecutará para refaccionar un hogar).