Respuesta a desastres y familias servidas -- Habitat for Humanity Int'l 1

Respuesta a desastres y familias servidas

Por Mario Flores

Cada año, ocurren 275 catástrofes en promedio en todo el mundo, muchas de las cuales afectan la vivienda. Además, en cualquier momento dado, unas 20 crisis humanitarias complejas generadas por las guerras y los conflictos crean desplazamientos de grandes poblaciones. Las catástrofes y los conflictos son parte de la realidad que muchas instituciones de Hábitat para la Humanidad enfrentan o enfrentarán en el futuro. Tanto en las crisis que se producen rápidamente (como las creadas por los terremotos, huracanes o tsunami) como en aquéllas que se generan lentamente (como las sequías o disturbios civiles), las consecuencias inmediatas y a largo plazo en la gente, la vivienda y el refugio son a menudo significativas. Un desastre natural o un conflicto pueden dar como resultado una mayor demanda de casas, lo cual ejerce una presión adicional sobre los sistemas ya recargados de vivienda para los indigentes.

Aunque los efectos de los desastres y conflictos son espantosos, ellos representan una oportunidad para la expansión de programas, un posicionamiento estratégico y una mayor visibilidad dentro de las comunidades, regiones y países donde trabajan las entidades de HFH. Las experiencias recientes en la respuesta a desastres nos han permitido constatar el inmenso potencial para llegar a los grupos de interés en aumento. Al mismo tiempo, esto es un terreno fértil para aplicar enfoques y componentes de programas innovadores que pueden sostener un crecimiento significativo en la cantidad de familias servidas en un plazo relativamente corto, usando metodologías de programas como:

  • Respuesta comunitaria a desastres: incluye un refugio/una vivienda de transición, kits para crear refugios de emergencia y otros componentes del programa, orientados para mantener a las familias en sus propias comunidades y fuera de campamentos temporales, hacinados y no saludables.
  • Centros de Recursos de Hábitat (HRC): proveen materiales, servicios y recursos e imparten destrezas para apoyar a las familias comprometidas con la autoconstrucción o reparación de su casa afectada por un desastre.
  • Enfoques alternativos: como casas básicas, programas de reparaciones de viviendas y construcción acelerada de nuevas casas.

Éstas y otras metodologías de programas son apropiadas para su aplicación directa por una entidad de HFH, u organización externa de ejecución, a la cual Hábitat provee su experiencia técnica, financiamiento o ambos. Cuando no hay una presencia de Hábitat en un área en particular, o cuando la escala del desastre supera la capacidad de la entidad HFH local, o cuando se necesita un enfoque metodológico no tradicional, una organización externa de ejecución puede proveer una asistencia valiosa. En vez de contar simplemente "casas", el monitoreo del número total de familias a quienes se asiste con estas metodologías de programa permite comprender más cabalmente el impacto de las iniciativas de Hábitat en la respuesta a desastres.

La nueva política de HFHI sobre la cantidad de familias servidas y la unidad de medición para la respuesta a desastres es un desafío y una invitación para que Hábitat para la Humanidad responda de diversas maneras de acuerdo con el contexto, el tamaño del desastre, la disponibilidad de socios y las necesidades de la comunidad.

El artículo sobre la respuesta de HFH Rumania a las inundaciones causadas por el río Danubio (página 16) ilustra cómo pueden funcionar los enfoques innovadores a la respuesta a desastres.

Otros ejemplos incluyen:

Pakistán:
Programa de refugio de transición Después del terremoto en octubre de 2005, y debido a la apremiante necesidad de ayudar a las personas afectadas a que sobrevivan el crudo invierno, Hábitat adoptó un programa de refugio de transición para ayudar a las familias en sus comunidades y evitar el desplazamiento. La solución consistió en un techo formado por una estructura tubular, con una cobertura de chapa corrugada, que fue fácil de armar. Hábitat también estableció un Centro de Recursos (HRC) que proveyó servicios de aserradero para transformar los leños de madera en vigas de techo para las casas permanentes. Hábitat para la Humanidad fue responsable de responder con una solución factible y mantener una presencia más importante en Pakistán. En general, en menos de dos años, HFH Pakistán dejó de ser una organización en ciernes que pretendía registrarse para convertirse en una institución operativa que ha asistido a casi 3.000 familias afectadas por el terremoto.

Costa del Golfo de los Estados Unidos:
reparaciones de viviendas realizadas mediante proyectos conjuntos Como parte de la respuesta al huracán Katrina, Hábitat trabajó en forma conjunta con Church World Service (CWS) para prestar servicios de reparaciones a 600 familias. Según los términos de la asociación, Hábitat se encargó del financiamiento y el monitoreo del programa, mientras que CWS se ocupó del proceso de las reparaciones. Los Comités de Recuperación a Largo Plazo seleccionaron las familias y manejaron el trabajo de asistencia social individual, y los diversos grupos y asociaciones de respuesta a desastres, aglutinados por CWS, hicieron las reparaciones y lograron la participación de cientos de voluntarios. Cuando las filiales de Hábitat en el Golfo se concentraron en la construcción de nuevas casas, la asociación HFHI-CWS permitió una expansión y un alcance comunitario rápidos para asistir a otras familias afectadas por el huracán.

El Salvador:
programa de construcción acelerada En diciembre de 2006, un movimiento sísmico en la parte occidental del país causó daños a cientos de casas. HFH El Salvador organizó una rápida respuesta a la crisis para brindar a casi 100 familias nuevas casas. El programa incluyó un componente de subsidio diferenciado que varió del 10 al 60 por ciento. Mediante la aceleración del programa (se habían terminado 26 casas nuevas desde abril de 2007), las familias pudieron reiniciar sus vidas y evitar su desplazamiento a campamentos de refugiados temporales.

Líbano:
Centros de Recursos de Hábitat y enfoque comunitario El conflicto armado en el verano de 2006 dio como resultado la necesidad de viviendas adicionales y nuevas oportunidades para ayudar. Hay un proyecto en curso ahora, destinado a asistir a 1.500 familias cuyas casas fueron dañadas o destruidas. El programa comprende organizaciones comunitarias y no gubernamentales locales para garantizar la participación y el compromiso de la comunidad. Con la ayuda de sus socios, HFH ha inaugurado los HRC para ofrecer asistencia técnica y capacitación a las familias para reparar sus propias viviendas; movilización de voluntarios para que ayuden en la reconstrucción; y entrega de cupones o dinero en efectivo que permiten a las familias elegibles comprar materiales para la edificación o reparaciones de sus casas.

Mientras Hábitat para la Humanidad está en camino de expandirse y aplicar nuevas formas de dar cuentas de nuestro trabajo, se debe considerar un enfoque holístico y contextual para elaborar estas metodologías de programas, en particular para las entidades de HFH ubicadas en las áreas susceptibles a las catástrofes. Estar preparado para prestar una variedad de servicios a las familias afectadas por desastres (casas nuevas, básicas o temporales, reparaciones, servicios técnicos, formación de destrezas, kits de refugios provisorios) es la mejor estrategia para ampliar el alcance comunitario del programa y asistir a una mayor cantidad de familias carenciadas.

Mario Flores es el Director de Atención de Desastres de HFHI