Innovaciones en el microfinanciamiento de viviendas: las lecciones aprendidas en Ruanda -- Habitat for Humanity Int'l 1

Innovaciones en el microfinanciamiento de viviendas: las lecciones aprendidas en Ruanda

Por Jane Katz y Patrick Kelley, junto con Faustin Siga

En una presentación ante la Conferencia para el Liderazgo en África/Oriente Medio en 2005, Ted Bauman, el coordinador de Financiamiento Comunitario y director ejecutivo del Fondo Utshani, conmocionó a la audiencia cuando criticó las prácticas de larga data de Hábitat para la Humanidad. Declaró: “Si el microfinanciamiento de viviendas debe convertirse en una verdadera estrategia contra la pobreza, debe partir de la perspectiva de estrategias para el sustento del hogar, no la casa. Por lo tanto, el diseño de un microfinanciamiento de viviendas orientado hacia los indigentes no se debe basar en el costo de producción de un producto predeterminado, sino de la capacidad de financiar en el contexto de una estrategia para ganarse la vida de forma sustentable”.

De hecho, Hábitat ya había comenzado algunos modelos usando el enfoque promovido por el Sr. Bauman.

Estas formas de trabajar se están convirtiendo en una parte cada vez más importante de las iniciativas de Hábitat para ser parte de las soluciones mundiales contra la pobreza. Uno de los ejemplos es el proyecto conjunto con la EMF URWEGO[1] en Ruanda.

Este proyecto conjunto comenzó en 2004 cuando Hábitat para la Humanidad acordó ayudar a URWEGO a investigar y formular un Préstamo para Mejoras del Hogar (PMH). El proyecto piloto se llevó a cabo en las provincias de Kibungo, Umutara y Byumba, donde una gran parte de la población vive con mucho menos de US$1 por día. Los clientes de URWEGO (más de 5.000 en este momento) se pueden encontrar en los mercados abiertos de los poblados de Ruanda y operan pequeñas microempresas en sus hogares para diversificar sus inestables ingresos en efectivo del cultivo del café o té y su crianza de subsistencia para alimentarse. La gente aún vive en niveles más paupérrimos que los de los años anteriores debido a la economía de posguerra/posgenocidio de Ruanda; los hogares a menudo están sin terminar o sin reparar.

URWEGO constató que muchos de sus préstamos comerciales fueron utilizados para reparaciones del hogar, pero los plazos no se adecuaban a las necesidades de financiamiento para estas reparaciones. Como URWEGO no tenía mucha experiencia en préstamos para la vivienda, pudo recurrir a la experiencia de Hábitat para la Humanidad en viviendas para preparar un menú de mejoras del hogar que los clientes podrían emprender con el PMH. El financiamiento otorgado a la familia fue distinto de los préstamos para microempresas de URWEGO. Algunos de los cambios hechos incluyeron un plazo prolongado del préstamo, una menor tasa de interés uniforme y procedimientos separados para la solicitud y aprobación. Las familias también recibieron asistencia técnica para hacer las reparaciones. Como resultado del proyecto piloto, 200 familias se beneficiaron con los PMH, los cuales se usaron para reparar cimientos, paredes, techos, puertas y ventanas. URWEGO espera en la actualidad más financiamiento (en forma de un préstamo) de Hábitat para otorgar el crédito después de la fase piloto a todas las sucursales de la organización.

Usando este modelo, ambas organizaciones se benefician. Hábitat logra empujar los servicios hacia los sectores más inferiores del mercado, los más pobres, y aumenta, al mismo tiempo, la escalabilidad para asistir a más familias por año que las ayudadas tradicionalmente. La entidad de microfinanciamiento aprovecha poder ofrecer a sus clientes otro producto en demanda. Faustin Zihiga, el Director Ejecutivo de URWEGO, declara: “El valor percibido en el proyecto conjunto con HFH es que hemos podido agregar valor a nuestros préstamos comerciales. Los préstamos para mejoras del hogar estabilizan las casas de los indigentes, levantan su moral y les da confianza en un futuro feliz. ... El proyecto conjunto fue y es una respuesta a preguntas sin responder por mucho tiempo sobre las malas condiciones de viviendas de nuestros clientes”.

De hecho, la evaluación de la fase piloto indicó que el PMH había causado un importante impacto en el estándar de vida y vivienda de los beneficiarios por medio de la instalación de techos de mejor calidad, pisos de cemento, accesorios para ventanas y puertas y letrinas. También hubo una demanda significativa para que se expandiera el programa; las tasas de cancelación fueron del 100 por ciento.

Las experiencias de Hábitat como ésta en la construcción de viviendas por etapas demuestran que esto y las mejoras del hogar permiten al propietario edificar o mejorar su casa poco a poco con el tiempo. Los enfoques son innovadores porque respaldan la forma en que las personas más indigentes construyen sus casas, a diferencia de los sistemas hipotecarios tradicionales. Hay muchas EMF en el mundo que trabajan con millones de las personas más pobres económicamente activas del planeta. Hábitat para la Humanidad puede poner a trabajar el amor ayudando a estas entidades a abordar una necesidad de la cual ya tienen conocimiento, pero no están tan seguras sobre cómo satisfacerla.

Jane Katz es la Directora de Programas Internacionales en la oficina de HFH en Washington, D.C. Patrick Kelley es el Director de Financiamiento de Viviendas Internacional en Hábitat para la Humanidad. Faustin Zihiga es el Director Ejecutivo de

URWEGO, Ruanda.


--------------------------------------------------------------------------------

[1] URWEGO significa "escalera" en idioma ruandés, lo que connota "trepar la escalera social para salir de la pobreza".