La vivienda como derecho humano: una perspectiva de África Occidental, el caso de Côte d’Ivoire -- Habitat for Humanity Int'l 1

La vivienda como derecho humano: una perspectiva de África Occidental, el caso de Côte d’Ivoire

Por Richard Yao

La realidad

En junio de 2007, una casa en Boribana, una barriada en Abidjan, se desmoronó y causó la muerte de toda una familia de nueve miembros. Entonces la municipalidad de Attecoube decidió desalojar a todas las personas que vivían en la zona "por su seguridad", sin proporcionar una vivienda adecuada alternativa. Aunque todavía se debe concretar esta decisión, más de 30.000 familias de bajos ingresos viven ahora con el miedo constante de ser desalojadas.

Se calcula que la necesidad de viviendas asequibles en Côte d’Ivoire es de 40.000 unidades por año, entre ellas 20.000 en Abidjan solamente.1 Esta apremiante necesidad ha dado como resultado asentamientos precarios en Abidjan, los cuales se definen como aquellos donde las tierras se ocupan ilegalmente, lo cual varía de casas en barriadas a casas familiares, llamadas cours communes, es decir, varias familias que viven en un complejo residencial.

El desalojo continúa siendo moneda corriente en Abidjan. Las autoridades públicas justifican sus acciones como un medio para defender los principios de urbanización, los cuales son comprometidos por las casas no planificadas. Debido a la gran cantidad de tiempo empleado en conseguir un permiso de ocupación legal de las tierras, la gente en general no se reporta al Ministerio de Vivienda para ello antes de asentarse en un terreno. En los suburbios de Abobo o Yopougon, la gente establece un asentamiento en cualquier terreno que encuentren disponible y solicita un permiso de ocupación apropiado sólo después de construir su casa. Por lo tanto, se comprometen los objetivos de urbanización y se producen los desalojos. El Ministerio de Vivienda tarda más de dos años en emitir los permisos de ocupación legal para los solicitantes. Algunas veces, la gente presenta una solicitud, pero no reciben ninguna respuesta, por lo cual hace caso omiso con frecuencia de las regulaciones gubernamentales.

La vivienda como derecho humano en el contexto de Côte d’Ivoire

Ésta es la realidad de las casas inhabitables en las zonas urbanas en Côte d’Ivoire. Entonces, ¿qué significa cuando hablamos de la vivienda como derecho humano en Côte d’Ivoire?

Côte d’Ivoire, como muchos de los países de África Occidental, ha ratificado la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la cual incluye, entre otros, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales y la Carta Africana de los Derechos del Hombre y los Pueblos. Mediante la ratificación del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, Côte d’Ivoire ha aceptado que una vivienda adecuada es un derecho humano. Subyacente a esto, es el hecho que una vivienda adecuada es costosa y que se necesita tiempo para que todos disfruten de ese derecho. Sin embargo, entre tanto, Côte d’Ivoire puede garantizar que las personas no sean desalojadas por ningún motivo y proporcionar a las familias de bajos ingresos un permiso de ocupación legal de las tierras.

Una vivienda adecuada, desde la perspectiva de los derechos humanos, significa que una casa:

  • Protege a sus ocupantes contra las condiciones climáticas, como la lluvia, nieve, calor o frío.
  • Protege a sus ocupantes contra los peligros, como animales salvajes u otras amenazas.
  • Debe estar lo suficientemente cercana a los servicios de suministro de agua y sanitarios, sin afectar la salud de la gente ni el ambiente.
  • Debe estar lo suficientemente cercana a lugares como escuelas, clínicas y empresas, para que la gente pueda proteger sus otros derechos humanos, como su derecho a la salud y a la educación.

La gente no podrá conservar estos otros derechos si su casa es demasiado costosa, por ello ésta debe ser asequible. 2

Próximos pasos

Debido a un análisis de las fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas (SWOT, por su sigla en inglés) que HFH Côte d’Ivoire condujo con algunos funcionarios del ministerio, así como una evaluación de la situación sobre la vivienda en zonas urbanas, nosotros creemos que las siguientes medidas podrían causar un cambio y representar también los próximos pasos realistas del gobierno:

  • Un compromiso transparente del gobierno de implementar una urbanización apropiada antes de que grandes cantidades de personas se muden a una zona.
  • El gobierno debe emitir oportunamente permisos de ocupación legal de las tierras para promover el cumplimiento de las regulaciones de planificación.
  • El gobierno debe proveer subsidios de construcción a las familias de bajos ingresos en las principales ciudades donde la población aumenta continuamente.
  • Se debe suspender todo desalojo sin proporcionar una vivienda alternativa adecuada.
  • Se deben mejorar las barriadas para brindar una casa adecuada a los habitantes de bajos ingresos.

Por último, la vivienda es un derecho humano que se debe fomentar y proteger como cualquier otro. La protección de la gente de bajos ingresos que vive en barriadas debe constituirse en una prioridad del gobierno. Hábitat para la Humanidad puede desempeñar una función clave para abogar por viviendas adecuadas en terrenos garantizados por el gobierno a tiempo. Hábitat también alienta al gobierno a avanzar oportunamente para adoptar políticas que protejan los derechos de las personas a la vivienda.

Richard Yao es el Director Nacional de Hábitat para la Humanidad Côte d’Ivoire. Antes de trabajar con HFH hace dos años, se dedicó durante varios años al desarrollo comunitario y el trabajo social. Su dirección de correo electrónico es rkyao2002@yahoo.fr.


1 IMF, 1998.
2 Centro para el Derecho a la Vivienda y los Desalojos (COHRE), “A Place to Live: Women’s Inheritance Rights in Africa”, página 7.