La vivienda como derecho humano en los Estados Unidos -- Habitat for Humanity Int'l 1

La vivienda como derecho humano en los Estados Unidos

Por Marty Kooistra

En el siglo XX hubo una gran participación del sector público en el área de viviendas asequibles. La generación de un suministro por medio de viviendas públicas causó una controversia, ya que la calidad de vida de algunos vecindarios con una gran densidad de población declinó rápidamente. Se utilizaron cupones para apoyar la capacidad individual para rentar con el fin de respaldar la demanda.

La Ley de Vivienda de los EE. UU., sancionada por el Congreso en 1949, declaró que debía existir “una vivienda digna y un entorno habitable apropiado para cada familia estadounidense”. Esta meta nunca se alcanzó, y aunque algunos alegan que se logró un progreso significativo en los años de intervención, nunca se consiguió la voluntad para lograr esa situación.

En la actualidad, en todo los Estados Unidos, cantidades cada vez mayores de familias tienen dificultades para encontrar una vivienda que puedan costear cerca de su lugar de empleo. La calamidad de las personas que no tienen un techo persiste, entre ellas grandes cantidades de familias con niños pequeños. Las tasas de ejecución de las hipotecas de alto riesgo aumentan en forma alarmante. Entre tanto, algunos activistas continúan recordándonos que los Estados Unidos, a diferencia de muchas naciones industrializadas, todavía deben declarar el derecho garantizado a una vivienda.

Más allá de este contexto, HFH continúa haciendo su tarea en el país mediante sus filiales comunitarias locales. Estas entidades cuyo tamaño y rendimiento son diferentes construyeron o renovaron colectivamente unas 4.400 casas por año en los cinco últimos años antes de 2006, lo cual culminó con un nuevo parámetro de referencia de 5.600 familias propietarias nuevas de HFH, lo cual convierte a la organización en el 16.º constructor de viviendas más importante de los Estados Unidos.

Aunque han pasado varios años y repeticiones del diseño institucional en HFH, algunos miles de familias han satisfecho su aspiración a una casa digna. De todos modos, el enfoque del trabajo continúa:
1. ¿Cómo puede Hábitat, un prestador de servicios, tener mayor sustentabilidad y aumentar notablemente su escala para generar más oportunidades de viviendas?
2. ¿Cómo puede Hábitat, como catalizador, hacer que los sistemas y procesos que limitan el acceso a una residencia asequible y duradera cambien?

El debate sigue sobre qué aspecto de la necesidad es el más importante que se debe resolver para lograr una transformación individual y comunitaria: ¿es la educación, la atención médica, la alimentación o la capacitación laboral? Por supuesto, en HFH creemos que la vivienda es un pilar esencial de la transformación. Sin embargo, nos damos cuenta cada vez más de las conexiones entre todos los sectores y la necesidad de mantener un enfoque holístico consciente. Al estar conscientes de esto, profundizamos nuestro respeto por el individuo, cada individuo, como una creación de Dios y su derecho a acceder a suficientes recursos para ganarse el sustento.

¿Qué signos tangibles podemos señalar que prueben que estamos progresando? He aquí algunos ejemplos:
1. El Programa Thrivent Builds Neighborhoods se lleva a cabo en cuatro localidades de filiales de Hábitat: Baltimore, Detroit, Milwaukee y Des Moines, las cuales trabajan en proyectos conjuntos con coaliciones locales para desarrollar una acción integral entre vecindarios. Planes para la formulación de programas holísticos. (Para obtener más información sobre el Programa Thrivent Builds Neighborhoods, por favor lea el artículo “Cómo servir a las familias mediante Thrivent Builds Neighborhoods”, publicado en el Volumen 14:3 de "El Foro".)
2. El equipo de dirigentes de EUA ha desarrollado un modelo de prestación de servicios a filiales que moviliza los recursos de apoyo de HFHI para ayudar a las comunidades de las filiales a profundizar su rol como catalizadores.
3. Se determinan los asuntos educativos y de defensoría de la causa para concienciar a todos los estadounidenses que la falta de un lugar digno y seguro donde dormir por la noche en cualquier lugar del mundo es inaceptable.
4. Nuevas alianzas estratégicas con los proveedores profesionales de servicios sociales y consejeros en vivienda para ayudar a las familias a estar preparados realmente para la compra de su vivienda revitalizan el apoyo holístico de las filiales a la transformación comunitaria.

Aunque parece que hablar sobre la "justicia social y la erradicación de la pobreza" no son necesariamente temas populares en las conversaciones políticas, y el concepto de "vivienda asequible" se encuadra ahora en el término más aceptable de "viviendas para trabajadores",1 se puede sentir un compromiso renovado para encontrar formas innovadoras de lograr nuestra visión de un mundo donde todos tengan acceso a una vivienda digna.

¡Para ello, recemos para que tengamos la audacia y el coraje!

Marty Kooistra es el Director Superior de Elaboración y Ejecución de Programas Mundiales para HFH. Trabajó en diversos puestos de Hábitat para la Humanidad por más de 16 años, entre ellos como jefe de filial local, supervisión y apoyo al área y la elaboración del programa y programas de estudio de la sede central.


En otoño de 2004, fue miembro del cuerpo docente y junta directiva de Joint Center for Housing Studies en Harvard University, donde condujo una investigación y análisis que encuadró a Hábitat para la Humanidad en las iniciativas de viviendas asequibles y analizó el rol de las redes en las organizaciones no lucrativas con localidades en varios lugares, junto con la profesora universitaria Jane Wei-Skillern de Harvard Business School. Tiene una licenciatura en trabajo social de Dordt College.

1 De acuerdo con Wikipedia, el término “‘vivienda para trabajadores" es relativamente nuevo y se usa cada vez más entre los planificadores, administradores gubernamentales y activistas en el área de la vivienda, y se está ganando la distinción de constructores, promotores inmobiliarios y prestamistas. ‘Aunque el término "vivienda para trabajadores" se puede referir a casi cualquier casa, siempre quiere decir ‘vivienda asequible’. ‘Una "vivienda para trabajadores" es definida por cuatro factores principales: su condición de asequible, propiedad de la casa, fuerza laboral fundamental y proximidad". Para obtener más información, véase el sitio web http://en.wikipedia.org/wiki/Workforce_housing.