Las Naciones Unidas y la vivienda como un derecho humano -- Habitat for Humanity Int'l 1

Las Naciones Unidas y la vivienda como un derecho humano

Por Susan Corts Hill

En 1945, después de terminar la Segunda Guerra Mundial, se creó la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para ayudar a las naciones del mundo a cooperar y garantizar la paz y seguridad. La ONU se fundó formalmente cuando la Carta de la ONU, creada y firmada por 50 países, fue ratificada por su mayoría. Esta Carta estableció la creación de una Comisión de Derechos Humanos de la ONU, un comité creado para proteger y promover los derechos humanos.

Eleanor Roosevelt, la viuda del presidente estadounidense Franklin Roosevelt, fue designada como presidenta de la Comisión, la cual incluyó a dirigentes de China, Francia, Líbano y varios otros países. La primera tarea de la Comisión de Derechos Humanos fue redactar una declaración internacional sobre derechos humanos. El comité decidió crear una declaración, una afirmación de la importancia y relevancia política, pero no una ley vinculante, en vez de un tratado, el cual es una ley internacional vinculante. Esto permitió que la declaración evitara muchas de las preguntas políticas difíciles que los tratados abordaron más tarde.

En consecuencia, la comisión pudo redactar una declaración que era relativamente corta y fácil de leer. Desde su sanción en 1948, se ha considerado la Declaración Universal de los Derechos Humanos como una norma para los derechos humanos en los países de todo el mundo. La ONU reconoció por primera vez el derecho a una vivienda adecuada como un derecho humano esencial en esta declaración (véase información adicional sobre los enunciados de la declaración).

¿Redactó la ONU otros documentos que declaran la vivienda como un derecho humano?

Después de que la ONU adoptara la declaración, el Comité de Derechos Humanos comenzó el proceso de elaborar tratados internacionales que incorporaran los principios de la declaración y que pudieran ser adoptados y refrendados por las naciones individuales. Después de casi dos décadas de debate, el Comité sancionó un tratado, el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, en 1966, el cual reconoció el derecho a una vivienda adecuada para todos. (Este tratado se llamó "pacto"; a veces los tratados también se llaman "convenciones" o "protocolos".) Este tratado se convirtió en ley en 1976, una vez refrendado por 35 países. Además, la ONU ha incluido un derecho a la vivienda en al menos 10 tratados adicionales (véase información adicional).

¿A qué se refiere la ONU con "vivienda adecuada"?

El Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales expuso sobre el derecho a una vivienda en un documento publicado en 1991, el cual incluye algunos criterios mínimos para la seguridad legal del régimen de propiedad; la disponibilidad de servicios; la condición de asequible; la habitabilidad; la accesibilidad; la ubicación; y la suficiencia cultural. Además, el comentario reitera que el derecho a una vivienda debe ser ejercido por cualquier persona, cualquiera sea su edad, situación económica u otros factores, y prohíbe explícitamente el desalojo forzoso. El documento completo está a disposición en el sitio web de las Naciones Unidas en la siguiente dirección: http://www.unhchr.ch/tbs/doc.nsf/(symbol)/CESCR+General+comment+4.En?OpenDocument.

¿Trabaja activamente la ONU para lograr la meta de una vivienda para todos?

La ONU continúa promoviendo la vivienda como un derecho por medio del trabajo del Programa de las Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos (PNUAH), cuya misión incluye lograr un techo apropiado para todas las personas.

Susan Corts Hill ha trabajado con HFHI durante tres años. En la actualidad, es la directora de Políticas Públicas y trabaja desde la Oficina de Relaciones Gubernamentales y Defensoría de la Causa de HFHI. Tiene una maestría en administración pública y está por recibirse de abogada en Georgetown University Law Center. Su dirección de correo electrónico es SHill@habitat.org.

Información adicional

El Artículo 11.1 del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales establece que: Los Estados Partes del presente Pacto reconocen el derecho de todas las personas a un nivel de vida adecuado para sí mismas y sus familias, lo cual incluye una alimentación, indumentaria y vivienda adecuadas, y la mejora continua de sus condiciones de vida.

Se puede leer el documento completo en http://www.unhchr.ch/html/menu3/b/a_cescr.htm.

Hasta la fecha, más de 150 países han ratificado este tratado; unas pocas naciones, entre ellas los Estados Unidos, firmaron el tratado pero no lo han ratificado. Para ver la lista completa de países, visite el sitio http://www.ohchr.org/english/countries/ratification/3.htm.

Otros documentos de la ONU que han declarado la vivienda como un derecho humano incluyen la:

  • Declaración sobre el Progreso y el Desarrollo en lo Social (1969)
  • Declaración sobre los Asentamientos Humanos de Vancouver (1976)
  • Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial (1969)
  • Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (1979) • Convención sobre los Derechos del Niño (1989)
  • Convención Internacional sobre la Protección de los Derechos de Todos los Trabajadores Migratorios y de sus Familiares (1990)

Derechos Humanos
“Todas las personas tienen derecho a un nivel de vida adecuado para su salud y bienestar y los de su familia, el cual incluye la alimentación, indumentaria, vivienda, atención médica y los servicios sociales necesarios, así como el derecho a la seguridad en caso de desempleo, enfermedad, discapacidad, viudez, vejez u otra falta de sustento en circunstancias más allá del control de las personas”. –Declaración Universal de los Derechos Humanos, Artículo 25 (1), adoptada por la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas el 10 de diciembre de 1948. http://www.un.org/Overview/rights.html

“Los Estados Partes del presente Pacto reconocen el derecho de todas las personas a un nivel de vida adecuado para sí mismas y sus familias, lo cual incluye una alimentación, indumentaria y vivienda adecuadas, y la mejora continua de sus condiciones de vida. Los Estados Partes tomarán las medidas apropiadas para garantizar el ejercicio de este derecho, y reconocen a este efecto la importancia esencial de una cooperación internacional basada en el libre consentimiento”. –Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, Artículo 11 (1) http://www.unhchr.ch/html/menu3/b/a_cescr.htm

“Elegimos, como nuestra forma de expresar el amor de Dios, construir viviendas adecuadas y duraderas, junto con las personas que necesitan un techo, en la creencia de que un hogar seguro y asequible es un derecho humano básico y un componente fundamental de la dignidad y el bienestar a largo plazo de cada persona en la tierra”. Principio 3, Enfoque de la Misión de Hábitat para la Humanidad Internacional