Cómo desarrollar planes holísticos de construcción -- Habitat for Humanity Int'l 1

Cómo desarrollar planes holísticos de construcción

Por Larry English y Kate Bistline

Antes de comenzar a construir una casa, sabemos que debemos diseñarla. Dependemos de la experiencia de los arquitectos e ingenieros para garantizar que la casa terminada reunirá los requisitos. Sin embargo, nuestra misión nos exige hacer mucho más que edificar casas. ¿Cómo diseñamos “algo más que casas”?

Primero, debemos compartir una idea de lo que estamos tratando de construir. De acuerdo con la declaración de la misión, queremos “viviendas dignas en comunidades dignas en las cuales cada persona pueda experimentar el amor de Dios y pueda vivir y crecer de acuerdo con todos los designios de Dios".

En la actualidad, el término “comunidad” a menudo se refiere a las personas que viven en una entidad política o en un espacio, como un suburbio, una ciudad o un condado. La comunidad, como tal, no ejerce una influencia en las relaciones entre las personas, la cultura compartida, la historia o el futuro. Sin embargo, Dios creó a la comunidad para que las familias se beneficien entre sí material, social y espiritualmente. Debido al pecado y su tendencia a la autopreservación, Dios deseaba que las personas mantuvieran una relación con Él para que ningún hombre dominara a otro.

Para crear una comunidad digna, debemos trabajar a partir del concepto holístico del “hábitat humano”, es decir, un entorno de vida total (físico, social, espiritual y económico) para la vida humana sustentable y de mejora.

Así como el diseño de una casa Hábitat en Mozambique difiere del de una casa Hábitat en Rumania, el diseño de una comunidad Hábitat también será diferente. El programa que ponemos en práctica para lograr las viviendas dignas en comunidades dignas tendrá que ser elaborado exclusivamente de acuerdo con el contexto. La elaboración del programa depende de la comprensión del contexto.

Contexto físico: “Hábitat”

Hábitat es un constructor. Es la infraestructura física y el entorno que dará la oportunidad a los padres de criar a sus hijos en un entorno social seguro y enriquecedor, y bajo un techo estable y sólido que los protegerá contra los elementos naturales, y les brindará una seguridad física y material. Además, ese hábitat debe tener en cuenta las oportunidades de una generación de empleos o ingresos y ser respaldado por servicios públicos, los cuales Deben incluir una infraestructura física y social, instalaciones recreativas y transporte público. Aunque Hábitat para la Humanidad se enfoca principalmente en el techo, la sustentabilidad de las comunidades, establecida por medio de sus iniciativas, dependen de la provisión o existencia del entorno físico holístico.

Contexto económico y financiero

Hábitat es un prestamista. La sustentabilidad financiera de un programa de viviendas financiado por HFH, es decir, el “Fondo Rotativo para la Humanidad”, depende en gran parte de la sustentabilidad de los ingresos de sus deudores hipotecarios. A su vez, la estabilidad de los ingresos depende de la economía local o nacional y hasta quizás mundial. Lo que es importante es que reconozcamos que el grupo de interés seleccionado implica riesgos y que éstos son identificados y considerados muy atentamente antes de la inversión, y que el proyecto y el sistema financiero están diseñados para atenuar estos riesgos.

Contexto social e institucional

Hábitat transforma. Las necesidades de los indigentes van más allá de las viviendas y, muy a menudo, representan una prioridad mucho más importante que el techo. Desarrollar una comunidad digna requiere la colaboración de muchos jugadores, como se mencionó anteriormente. En consecuencia, la institución encargada del diseño, la puesta en práctica y la gestión debe incluir a esas partes. Los interesados principales, los propietarios de viviendas, son incluidos al principio, y capacitados para asumir gradualmente la responsabilidad del entorno, cuando HFH y otros socios en la ejecución terminen su transición.

Contexto legal

Los procedimientos para desarrollar las tierras y los riesgos de prestar dinero demandan que HFH comprenda el marco legal del país, tanto en términos de leyes de planificación y otra legislación sobre el desarrollo, leyes sobre la propiedad y contractuales, etc. Comprender el marco para-legal, es decir, las normas orales que rigen en las comunidades indigentes, es muy importante porque es muy difícil y hasta peligroso ejecutar contratos en las áreas donde las leyes no son respetadas ni convalidadas comúnmente.

Para construir comunidades dignas, debemos comenzar con un plan. El diseño de entornos de vida es importante porque ayudan a proteger, alimentar y mejorar la calidad de la vida humana. Ellos facilitan o imposibilitan las actividades sociales, espirituales o económicas. Por ello, el diseño debe crear el espacio para respaldar una comunidad sustentable, lo cual tiene una fundamental importancia cuando se trabaja con los indigentes.

Larry English es el Director de Elaboración de Programas y Desarrollo para HFH en África y el Oriente Medio. Kate Bistline es especialista en investigación y evaluación para HFH en África y el Oriente Medio.