Competir de forma innovadora: HFH Armenia y HFH Kyrgyzstan -- Habitat for Humanity Int'l 1

Competir de forma innovadora: HFH Armenia y HFH Kyrgyzstan

Por Jelica Vesic

HFH Armenia y HFH Kyrgyzstan fueron seleccionadas entre 2.000 candidatos para la ronda final del concurso de propuestas del Banco Mundial, el Mercado de Desarrollo Mundial. Este artículo hace una presentación general de las innovadoras ideas sobre construcción que las condujeron a las finales.

Armenia: acceso a agua caliente para los hogares vulnerables por medio de la energía solar

Las personas indigentes a menudo gastan más del ingreso familiar en servicios de electricidad que los hogares de clase alta. En Armenia, las comunidades rurales en áreas remotas o de baja densidad [de población] son particularmente vulnerables debido a los excesivos costos de la conexión con una red de electricidad. Las familias en toda Armenia recurren a prácticas inseguras de calefacción, las cuales afectan directamente los ingresos, la salud, la educación y el medio ambiente de las comunidades rurales vulnerables. Los desvencijados sistemas de fabricación casera ponen el suministro de electricidad y los bosques locales a prueba, así como representan una amenaza física para los usuarios.

Un promedio del 20 por ciento de la energía en el hogar se usa para calentar agua, aunque las familias vulnerables apenas producen suficiente agua caliente para sus necesidades esenciales. El agua se calienta con calderas eléctricas de inmersión, de fabricación casera, y quemando madera en hornos improvisados. Las calderas eléctricas de inmersión son sumamente peligrosas, en particular si hay niños porque existe la amenaza constante de una explosión o shock eléctrico. Además de estas cuestiones de seguridad, las calderas consumen niveles astronómicos de electricidad y apenas pueden ser costeadas por una familia armenia promedio. Los calefactores de aceite diesel, kerosén o para quemar madera causan problemas de salud y perjudican los bosques locales.

De acuerdo con el proveedor de gas nacional ArmRusGasArd, casi el 70 por ciento de la población armenia tiene acceso a un suministro de gas natural; sólo el 5 por ciento de las familias propietarias de Hábitat puede acceder a éste.

Para ampliar su trabajo con el fin de eliminar las viviendas deficientes, Hábitat Armenia está presentando una tecnología tradicionalmente costosa a los hogares vulnerables. (Aunque es costosa desde el punto de vista de las familias individuales, una vez instalados, los paneles solares no requieren costos adicionales, y las familias pueden pagar el sistema en cuotas cada mes como parte de un préstamo sin intereses.) Los sistemas exclusivos alimentados por energía solar, rápidos y fáciles de instalar y mantener, darán agua caliente asequible a 127 hogares vulnerables. Las familias cancelarán el costo del sistema en menos de 8 años; una vez instalado, las familias no tendrán que incurrir en otros costos para calentar agua. Se educará a doce comunidades sobre las fuentes de energía limpia y se las concienciará sobre sus efectos positivos sobre los ingresos, la salud, la educación y el medio ambiente. Este proyecto tiene el potencial de alcanzar más de 10.000 hogares en toda Armenia, ser reproducido fácilmente en toda la región y establecer sistemas de calefacción solar para el mercado armenio más grande. Este proyecto es una innovadora asociación comercial-sin fines de lucro, un pionero en emprendimientos sociales.

Aspectos fundamentales del proyecto:

  • Los sistemas sustentables de calefacción de agua, alimentados por energía solar, serán instalados en 127 hogares seguros, dignos y asequibles.
  • Las familias ahorrarán el 20 por ciento de los ingresos familiares mensuales en costos de electricidad.
  • Se reducirán los problemas de salud el 15 por ciento.
  • Las familias usarán 1.5 metros cúbicos menos de madera por año.
  • La venta de sistemas de energía renovable aumentará el 5 por ciento.
  • La concienciación sobre la energía limpia en nuestras comunidades aumentará el 65 por ciento.

Kyrgyzstan: viviendas ecológicamente sustentables y ahorros en los costos de la calefacción.
En Kyrgyzstan construir una casa es casi prohibitivo, y los costos de calefacción de viviendas suman hasta el 50 por ciento de las ganancias promedio de una familia.

Para reducir los costos de la construcción, Hábitat para la Humanidad (HFH) Kyrgyzstan restableció la tradicional tecnología de construcción de viviendas de caña que era tan común en el siglo XIX pero que se dejó de usar en el siglo XX. Usando esta tecnología, las familias ahorrarán casi el 40 por ciento en los costos de construcción.

En un país con largos y rigurosos inviernos, la realidad es que la mayoría de las familias gastan la mitad de sus ingresos en calefacción. La calefacción eléctrica es limpia pero peligrosa porque a menudo se usan hornos improvisados; también es casi inaccesible para la mayoría de las familias debido a los altos costos. La tradicional calefacción de combustible sólido, usada por el 80 por ciento de la población, es más barata pero es contaminante, no calienta apropiadamente todas las recámaras y puede ser mortal debido al envenenamiento por anhídrido carbónico. Además, causa deforestación y agota las reservas de carbón. Más aún, las mujeres y los niños pierden en general mucho de su valioso tiempo recolectando leña. Como la calefacción con combustible sólido cuesta poco, las familias ignoran o no están conscientes de los riesgos ambientales y físicos; su principal preocupación es calentar la casa y tener aún suficiente comida.

Para reducir el consumo de energía, HFH Kyrgyzstan usa un innovador sistema de calefacción debajo del piso el cual, junto con la construcción de cañas, ahorra el 75 por ciento de los costos de energía, es limpio, es simple de usar, es fácil de instalar y reduce la contaminación. Esta combinación alienta el restablecimiento de una construcción rentable tradicional y la utilización de los recursos disponibles localmente.

La innovación consiste en la combinación de una vieja tecnología, el uso de la caña para edificar las viviendas, con una nueva, el innovador sistema de calefacción debajo del piso, con un circuito helicoidal. A diferencia del método del siglo XIX, Hábitat construye la casa con una estructura de madera rellenada con caña, juncos y arcilla. Esta construcción tiene mejores propiedades de aislamiento, es estable contra sismos y cumple con los códigos locales de construcción. Son viviendas de bajo costo y reducen al máximo el impacto ambiental. El sistema de calefacción debajo del piso es exclusivo porque usa caños extra delgados producidos localmente, lo cual reduce el volumen del agua circulada. Otra innovación consiste en el tendido del piso y el sistema de calefacción en un solo paso.

Aspectos fundamentales del proyecto:

  • En un proyecto piloto, 10 familias, al menos 60 personas, tendrán viviendas simples, asequibles y dignas.
  • Se mejorarán los servicios energéticos y se brindará un método de calefacción seguro a al menos el 60 por ciento de las personas y luego a comunidades enteras.
  • Una familia ahorrará hasta US$60/mes; con este dinero, pueden comprar 490 hogazas de pan, 20 Kg. de carne o 160 litros de leche. De este modo, una familia puede alimentar a todos los miembros con el dinero ahorrado. Los ahorros también se pueden usar para mejorar las condiciones de vida de las familias y garantizar los pagos de las hipotecas de US$15-$25 por mes.
  • Se reducirá el uso de combustible sólido, lo que dará como resultado una menor contaminación y una mejor salud.
  • Ya no habrá problemas de enfermedades respiratorias como consecuencia de los cuartos húmedos, sin calefacción y con moho.
  • La comunidad ahorra hasta 3.000 kilovatios por familia por mes.
  • Las casas de caña son estables contra los sismos, lo cual tiene una particular importancia en las regiones montañosas de Kyrgyzstan.

Jelica Vesic es gerenta de comunicaciones para HFH en Europa y Asia Central.