Cómo ayudar al pueblo romaní -- Habitat for Humanity Int'l 1

Cómo ayudar al pueblo romaní

Por Lucija Popovska

Los romaníes, a menudo llamados gitanos, son un grupo étnico heterogéneo que vive principalmente en Europa septentrional y oriental, el oeste de Asia, América Latina, el sur de los Estados Unidos y el Oriente Medio. Se calcula que hay una cantidad aproximada de 8 a 10 millones de romaníes en todo el mundo, la mayoría de los cuales residen en Europa. Hablan romaní, una lengua indoaria, aunque la mayorí a de la población se comunica en el idioma predominante de su región de residencia.

Los romaníes continúan siendo hoy en día el grupo étnico más carenciado de Europa. Casi en todas partes, sus derechos civiles fundamentales se ven amenazados; la discriminación y la violencia contra ellos es común en muchas sociedades. Huelga decir, en muchas regiones europeas porciones significativas de comunidades romaníes son indigentes.

La oficina regional de Hábitat para la Humanidad Internacional Europa y Asia Central comenzaron a proveer viviendas para los romaníes por primera vez en 1999 en el pueblo de Svinia, al este de Eslovaquia. (Lea el artículo “Responding to Man-made Disasters” in the International Affiliate Update, Volumen 12:3.) Esta participación inicial y la dificultad para que el proyecto despegara por varios años han aportado varias lecciones: HFHI en Europa no tenía ninguna experiencia previa trabajando con grupos en este nivel de indigencia y exclusión social, lo cual desafiaba el modelo Hábitat tradicional por completo. Más aún, cambiar las ideas de las comunidades que no son romaníes ha demandado el uso de destrezas y prácticas que no son parte de las competencias centrales de HFHI. Con una cerrada curva de aprendizaje y dando muchos pasos lentos hacia adelante, HFHI identificó un socio confiable en Eslovaquia, una ONG local llamada ETP, y llevó a cabo exitosamente el proyecto Svinia en 2005.

Esta experiencia, así como las crecientes capacidades de los programas de HFHI en Europa y Asia Central, nos ha hecho comprender que la pobreza en las comunidades romaníes en nuestra parte del mundo es alarmante y apremiante, y que requiere un conocimiento especializado e intervenciones multifacéticas adaptadas.

Al final del año 2005, HFHI E/CA comenzó un proyecto de investigación sobre el pueblo romaní en Hungría y Macedonia, en asociación con HFH Hungría y HFH Macedonia, con el objetivo final de elaborar modelos e intervenciones de programas, apropiados para luchar contra la pobreza entre los romaníes. Además, se prevé expandir el proyecto a Eslovaquia (donde se administra actualmente un segundo proyecto en asociación con ETP) y Rumania. El investigador del proyecto fue un consultor independiente, Yael Ohana, quien trabajó estrechamente con los equipos del Programa de E/CA, HFH Hungría y HFH Macedonia.

La investigación consistió en examinar estudios y publicaciones internacionales y locales y analizar las conclusiones pertinentes a las viviendas insuficientes; visitas de campo y reuniones con representantes de la comunidad romaní, ONG romaníes y gobiernos locales; y varias sesiones de trabajo con el personal de HFH.

Algunas de las conclusiones principales de esta investigación sobre la pobreza del pueblo romaní enumeran las siguientes características comunes:

  • Desempleo a largo plazo
  • Ingresos insuficientes para el sustento diario
  • Dependencia de la asistencia pública
  • Grupos familiares grandes
  • Viviendas y condiciones higiénicas muy malas
  • Mala salud y falta de acceso a la atención médica
  • Mala educación
  • Falta de acceso a la información pública y oportunidades
  • Participación en una economía informal/'en negro'

La investigación destacó dos tipos de asentamientos romaníes: uno rural (o fuera de los principales centros urbanos) y uno urbano o suburbano. Los asentamientos romaníes rurales en general están completamente segregados de otros grupos de población; carecen de la infraestructura más básica; no están en una situación legal o están en una situación informal, por definición de las autoridades públicas; están aislados de los servicios públicos básicos (salud, asistencia pública, educación) y las oportunidades de desarrollo socioeconómicas; y a menudo están expuestos a peligros ambientales. La investigación determina que los asentamientos romaníes urbanos se encuentran entre otros indigentes de la ciudad, parcial o completamente integrados con la sociedad más grande, en viviendas rentadas/subsidiadas inhabitables o viviendas tomadas ilegalmente; no pueden costear el acceso a las empresas de servicios públicos, aun cuando esté a disposición de ellos; y tienen poco acceso a la asistencia pública y los servicios públicos.

En general, nuestra investigación saca las siguientes conclusiones con respecto a las condiciones de vivienda de los romaníes:

  • Extrema pobreza
  • Falta de suministro de agua o servicios sanitarios (funcionales) en el interior
  • Carencia de calefacción o calefacción insuficiente
  • Demasiados ocupantes
  • Materiales de construcción inapropiados
  • La vivienda no observa las normas de seguridad
  • Humedad/Casa mojada
  • Vivienda inhabitable
  • Infestación de plagas y piojos

Entre las barreras para abordar los problemas de vivienda de los romaníes, se deben destacar varias de ellas: la situación de ilegalidad o posesión poco transparente de las tierras donde se construyen los asentamientos; la segregación; la falta de voluntad política para adoptar políticas de vivienda "radicales" debido a la pérdida de popularidad política; el costo de la vivienda, particularmente en zonas urbanas y la extrema regulación del sector; y los limitados recursos familiares.

Conclusiones y pasos futuros

  • Las viviendas inhabitables son tanto un síntoma como la causa de la pobreza constante del pueblo romaní. Además, la condición de las casas y asentamientos de los romaníes reafirma la mayoría de los prejuicios hacia el grupo y conduce al delito.
  • Toda intervención de vivienda debe tomar en cuenta todos los puntos específicos e interrelacionar los factores de la pobreza entre los romaníes. Las relaciones entre la educación/alfabetización, empleo, vivienda, salud, discriminación y exclusión social son muy complejas e inseparables. Por lo tanto, toda intervención aislada es probable que goce de un éxito limitado; sólo un enfoque multifacético e integrado puede conducir a los resultados esperados.
  • La participación de varios socios en una intervención habitacional entre los romaníes es obligatoria; HFH no puede emprender una, como se describió anteriormente, por su propia cuenta debido a la falta de capacidad, competencias y poder para resolver ciertas cuestiones (por ejemplo, la legitimidad de los asentamientos). La participación de socios locales, en particular el gobierno y las ONG locales, es fundamental para un proyecto exitoso.

HFH Macedonia ha identificado comunidades socias y posibles socios; junto con los socios, la organización ha preparado el primer borrador del proyecto que esperan ejecutar en 2007 y está tratando actualmente de recaudar fondos para éste. HFH Hungría le sigue a la zaga analizando oportunidades de asociaciones y examinando las posibles comunidades socias.

Lucija Popovska es la Directora de Programas de Hábitat para la Humanidad en Europa y Asia Central.