Los Objetivos de Desarrollo del Milenio y Hábitat para la Humanidad -- Habitat for Humanity Int'l 1

Los Objetivos de Desarrollo del Milenio y Hábitat para la Humanidad

Por Melvin Crawford

La sigla en inglés de los Objetivos de Desarrollo del Mileno, MDG, suena como cualquiera de las muchas otras que los especialistas en desarrollo en la comunidad de subsidios oficiales hacen circular para confundir a las personas ajenas al tema en una conversación. ¿O podría ser un nombre inexacto del coche de dos plazas sin capota británico por autonomasia, el MGB? Sin embargo, si hace una búsqueda en Google, verá casi 2 millones de sitios y artículos que reflejan la intensidad del diálogo sobre lo que se ha llegado a conocer como los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM).

La promesa

Los ODM fueron el resultado de la Declaración del Milenio de las Naciones Unidas, acordada por 189 países en 2000; estos objetivos, adoptados prácticamente por todos los gobiernos del mundo, se han convertido en el "programa" para un mejor siglo XXI. Todas las instituciones bilaterales y multilaterales principales de financiamiento, excepto la Agencia Internacional para el Desarrollo de los Estados Unidos (USAID, por su sigla en inglés), han reevaluado las estrategias para convertir a los ODM en un puntal para la cooperación con los países que reciben asistencia. Las cincuenta fundaciones con sede en los Estados Unidos, que otorgan más de los dos tercios de los subsidios internacionales, consideran lograr que los ODM se conviertan en una prioridad a la hora de entregar los fondos. Kofi Annan, el Secretario General de la ONU, se refiere a los ODM como un "programa para crear un mundo mejor”.

Los ODM, que se extienden hasta el año 2015, definen 18 metas para el progreso en ocho áreas claves, las cuales se puede lograr si todas las partes interesadas trabajan juntas y ponen su granito de arena. A diferencia de otros marcos de cooperación, los ODM contienen un compromiso bilateral de países pobres y ricos para trabajar juntos con el fin de mejor la gobernabilidad e invertir en la gente para erradicar radicalmente la cantidad de personas que son marginadas del progreso social. Si esta iniciativa mundial tiene éxito, ésta será la primera generación que erradicará la pobreza.

El Proyecto del Milenio de las Naciones Unidas

El Proyecto del Milenio de la ONU fue encargado en 2002 para brindar un plan de acción concreto para el mundo. El Profesor Jeffrey Sachs, Director del Earth Institute en Columbia University, es el asesor especial de Kofi Annan en el área de los ODM y el titular del Proyecto del Milenio de la ONU. Cree que erradicar la extrema pobreza en el mundo es posible económicamente en nuestra época y postula que se puede reducir a la mitad la cantidad de mil millones de personas que viven en una situación de extrema pobreza, prevenir las muertes de 6 millones de niños por hambre cada año y terminar eficazmente con la muerte de una mujer embarazada o durante el parto cada minuto alrededor del año 2020. El pronóstico del Profesor Sachses es apoyado por un grupo de individuos y famosos mundiales de alto perfil. No obstante, no todos respaldan este enfoque.

Opiniones en disenso

William Easterly es un profesor de economía en New York University y miembro de investigación sénior del Centro para el Desarrollo Mundial (Center for Global Development). En su libro más reciente, el Profesor Easterly alega que, a pesar del entusiasta apoyo de las iniciativas para erradicar la pobreza, las enfermedades y el hambre en el mundo, los esfuerzos de Occidente para redefinir el resto del mundo según su propia imagen es un "orgullo desmedido trágico".

Señala que, después de 50 años y casi US$2.3 trillones en subsidios de Occidente hacia un "Gran Plan" u otro para combatir la pobreza, se puede demostrar increíblemente poco en una gran parte del Tercer Mundo. Las historias de éxito como Corea y Taiwan, explica, tienen poco que ver con los flujos y los burócratas de los subsidios, sino mucho que ver con una adaptación sistémica interna que permitió a los mercados recompensar a aquellos encontraron formas rentables de entregar los bienes y productos que necesitan los indigentes.

No obstante, la realidad es la que prueba los hechos. Cinco años después de lanzar este nuevo "Gran Plan", ¿cuáles son las pruebas de la tarjeta de puntaje? ¿Nos estamos dirigiendo ciertamente hacia un mundo libre de todo tipo de extrema pobreza, enfermedades y hambre? ¿Se pueden lograr las metas dentro del plazo establecido?

El progreso logrado para alcanzar los MDO

El informe de los ODM de 2005, publicado por la ONU, señala el progreso alcanzado en algunas regiones del mundo pero no en otras; en Asia las reducciones fueron notables, pero en África la proporción de personas que viven con menos de US$1 por día aumentó de 44,6 por ciento a 46,4 por ciento. Aunque los datos disponibles sugieren reducciones significativas en la cantidad de muertes de mujeres embarazadas en los países que tienen una tasa de mortalidad materna con un nivel de moderado a bajo, no hubo evidencia de un progreso similar en aquellos donde el embarazo y el parto son riesgosos. Sin embargo, el hambre está disminuyendo en todas las regiones del mundo.

Con respecto al Objetivo 7, el informe llega a la conclusión que las buenas intenciones no han dado como resultado un progreso suficiente para revertir la pérdida de recursos ambientales. Y en los países pobres, la cantidad de personas que viven en las ciudades sobrepasará la población rural en 2007; y casi uno de cada tres habitantes de la ciudad vivirá en barriadas donde las enfermedades, la mortalidad y el desempleo aumentarán.

No obstante, la conclusión general es que se está logrando cierto progreso pero continúa habiendo áreas de crisis. Más aún, las variaciones regionales sugieren que no todas las zonas están trabajando a un ritmo suficiente para alcanzar los objetivos en 2015; para los países más pobres, esta fecha no parecería ser un año realista.

"El Objetivo 7 se conecta más directamente con la misión de Hábitat, pero también se puede invocar el Objetivo 8”.

Hábitat y los ODM

¿Pero cómo encuadra nuestra organización? ¿Porqué los ODM son importantes para Hábitat para la Humanidad? ¿Están estos objetivos alineados con nuestra misión?

El año próximo, la mayor parte de las posibles familias clientes para Hábitat fuera de los Estados Unidos se habrá mudado o se encontrará en el proceso de mudarse a las barriadas de la ciudad. El Objetivo 7, la Meta 11, que hace un llamamiento a una mejora significativa en las vidas de al menos 100 millones de ocupantes de barriadas, es la relación más directa con el trabajo de Hábitat; pero también se puede invocar el Objetivo 8 que hace un llamado a una asociación mundial para aumentar los flujos y las inversiones internacionales hacia los países que asumen el liderazgo en el mantenimiento de marcos de políticas favorables para su propio desarrollo y abordar las necesidades humanas y sociales.

Asimismo, los casos de los que se tiene conocimiento parecen indicar que un entorno de viviendas dignas puede contribuir a otros resultados sociales también: la reducción de la pobreza, la mejora en el bienestar de las mujeres y los niños y disminuciones de la tasa de mortalidad y morbilidad infantil. Aunque es difícil conseguir datos creíbles que apoyen estas conclusiones, existe claramente una oportunidad de causar un impacto sobre una amplia variedad de indicadores sociales por medio de soluciones de vivienda.

Además, la mejora en las vidas de los ocupantes de las barriadas supone un enfoque integral que comprende la eliminación de las viviendas inhabitables, la provisión de entornos comunitarios dignos y el aumento de los servicios de educación y salud pública así como las actividades que generen empleo; todo esto, por lo tanto, está bien alineado con los aspectos claves de la misión de Hábitat y las tres primeras metas del plan estratégico 2006-2011 de HFHI.

Melvin Crawford es un Funcionario para el Desarrollo de Subsidios de Hábitat para la Humanidad Internacional.


Los Objetivos de Desarrollo del Milenio

Objetivo1: Erradicar la pobreza extrema y el hambre

Meta 1: Reducir a la mitad, entre 1990 y 2015, la proporción de personas cuyos ingresos son menores que US$1 por día.

Meta 2: Reducir a la mitad la proporción de personas que sufren hambre

Objetivo 2: Lograr la enseñanza primaria universal

Meta 3: Asegurar que todos los niños y niñas terminen la escuela primaria.

Objetivo 3: Promover la igualdad entre los sexos y potenciar a las mujeres.

Meta 4: Eliminar las diferencias entre los sexos en la educación primaria y secundaria, preferentemente en 2005, y en todos los niveles alrededor del año 2015.

Objetivo 4: Reducir la mortalidad infantil.

Meta 5: Reducir la mortalidad de los niños menores de 5 años en dos tercios.

Objetivo 5: Mejorar la salud materna.

Meta 6: Reducir la mortalidad materna en tres cuartos.

Objetivo 6: Combatir el VIH/SIDA, el paludismo y otras enfermedades.

Meta 7: Detener y comenzar a revertir la propagación del VIH/SIDA

Meta 8: Detener y comenzar a revertir la incidencia del paludismo y otras enfermedades principales

Objetivo 7: Garantizar la sustentabilidad del medio ambiente

Meta 9: Integrar los principios del desarrollo sustentable en políticas y programas de países; revertir la pérdida de recursos ambientales.

Meta 10: Reducir a la mitad la proporción de personas con acceso sustentable a agua potable segura

Meta 11: Lograr una mejora significativa en las vidas de al menos 100 millones de ocupantes de barriadas alrededor de 2020

Objetivo 8: Crear una asociación mundial para el desarrollo

Meta 12: Establecer un sistema financiero y mercantil abierto, basado en normas, predecible y no discriminatorio; esto incluye un compromiso con la buena gobernabilidad, el desarrollo y la reducción de la pobreza tanto nacional como internacionalmente.

Meta 13: Abordar las necesidades especiales de los países menos desarrollados, lo cual incluye un acceso libre de cuotas y tarifas para las exportaciones de los países menos desarrollados; un programa mejorado de alivio de la carga de la deuda para los Países Pobres Muy Endeudados (PPME) y cancelación de la deuda bilateral oficial; y más asistencia de desarrollo oficial para los países comprometidos con la reducción de la pobreza.

Meta 14: Abordar las necesidades especiales de los países sin salida al mar y los pequeños estados isleños en vías de desarrollo

Meta 15: Abordar integralmente los problemas de deuda de los países en vías de desarrollo por medio de medidas nacionales e internacionales para que la deuda sea sustentable a largo plazo.

Meta 16: En cooperación con los países en vías de desarrollo, formular y adoptar estrategias para un trabajo digno y productivo para los jóvenes.

Meta 17: En cooperación con las compañías farmacéuticas, brindar acceso a medicamentos esenciales asequibles en los países en vías de desarrollo.

Meta 18: En cooperación con el sector privado, poner a disposición las ventajas de nuevas tecnologías, en particular de la información y la comunicación.