Alianza con Caixa Económica y nueva visión estratégica de HFHI inspiran a HFH de Brasil a pensar en grande -- Habitat for Humanity Int'l 1

Alianza con Caixa Económica y nueva visión estratégica de HFHI inspiran a HFH de Brasil a pensar en grande

Por Manuel Manuello

La reciente alianza entre Hábitat para la Humanidad (HFH, por su sigla en inglés) y Caixa Econômica Federal,[1] la división principal de políticas sociales del gobierno brasileño, producirá importantes soluciones de vivienda en los próximos años.

“Con la estructura adecuada de Hábitat Brasil y la alianza con Caixa, podremos construir 5,000 viviendas por año”, afirma Ademar Marques, director de HFH de Brasil.

La alianza de cooperación técnica permitirá que Hábitat, en colaboración con Caixa, ejecute las políticas de viviendas sociales.

Junto con un subsidio del gobierno, las familias recibirán créditos a fin de obtener los recursos necesarios para satisfacer sus necesidades de vivienda. Sin embargo, para poder obtener esta ayuda deben buscar un mecanismo de garantía, por ejemplo, una hipoteca.

Oportunidades para los más pobres de los pobres

Dado que la mayoría de las familias no puede proporcionar garantías para un préstamo, la función de Hábitat consiste en ofrecerles la garantía necesaria para acceder a los créditos y al subsidio. La garantía consiste en un depósito previo la cual asegura los costos del crédito a las familias.

“Este depósito representa aproximadamente el 20% del costo total de la vivienda. Esto significa que con los mismos recursos que antes usábamos para construir 100 viviendas, ahora, mediante esta alianza, podemos contribuir a la construcción de 400 a 500 viviendas”, comenta Rodolfo Ramírez, director de la división Hábitat América del Sur.

“Ofreceremos más oportunidades para la obtención de una vivienda digna a un costo más bajo, y la devolución de los préstamos se realizará en menos tiempo”, agrega Marques.
Según el director de HFH de Brasil, los pobres no tienen posibilidades de acceder a los préstamos tradicionales para viviendas.

“Con este esfuerzo conjunto, podremos ayudar a los más pobres de los pobres. Si el costo total de una vivienda es de 10,000 reales (4,600 dólares estadounidenses), la familia devolverá apenas 2,000 reales (920 dólares). Pagarán un pequeño préstamo y en menos tiempo”, dice.

A medida que las familias paguen sus préstamos, Caixa Econômica devolverá los depósitos para que HFH de Brasil pueda volver a utilizarlos y crear más oportunidades.

Este éxito es un paso importante para lograr la Meta 1 del plan estratégico 2007 a 2011 de Hábitat para la Humanidad Internacional (HFHI por su sigla en inglés), que intenta duplicar, en los próximos cinco años, la cantidad de oportunidades de vivienda a un costo razonable.

Oportunidades para otras ONG

Este importante logro hace que HFH de Brasil sea la primera ONG que trabaja conjuntamente con Caixa.

“Hábitat está abriendo las puertas para que en el futuro otras ONG puedan participar, pero con un sistema más flexible”, dice Marques.
Hábitat continúa su diálogo con Caixa para lograr que el banco federal modifique sus criterios tradicionales y genere cambios relevantes a fin de brindar más oportunidades para las ONG y las familias necesitadas.

Algunos de esos cambios ya están a la vista.

“Anteriormente, sólo las familias podían ofrecer el depósito de garantía. Por ende, miles de familias no podían acceder a los subsidios y préstamos para viviendas. En la actualidad, Hábitat puede hacerlo en lugar de las familias, y en el futuro, otras ONG participarán”, explica Marques.

Otro logro importante es la reducción de los intereses. Antes, Caixa cobraba el 4% (2.5% de ganancias y 1.5% de gastos administrativos), al igual que el precio de mercado. Para las familias de bajos ingresos, este porcentaje era demasiado alto. Luego de las conversaciones, Caixa decidió bajar el porcentaje a 2.5 % (1.5% de ganancias y 1% de gastos administrativos).

Los microcréditos que Caixa ofrecía anteriormente no tenían un subsidio. En la actualidad, estos microcréditos incluyen subsidios. Los esfuerzos de Hábitat favorecen a miles de familias que actualmente y en el futuro podrán acceder a estos créditos.

Pasos previos

Para Rodolfo Ramírez, “esta alianza es el resultado de una serie de acciones estratégicas realizadas por Hábitat Brasil”.

Uno de los primeros pasos fue participar y formar parte de la red existente de organizaciones locales y nacionales que ayudan a las familias sin una vivienda digna.

Esto hizo posible que Hábitat Brasil representara a las organizaciones que forman parte de la red en la Conferencia Nacional de las Ciudades, donde se discuten las políticas de viviendas públicas y se busca un desarrollo urbano más democrático para reducir la desigualdad social del país.

Recientemente, HFH de Brasil participó en la modificación de las normas que reglamentan la ley 460, la cual garantiza el derecho a la vivienda. Fue necesario hacerle algunas modificaciones para que sirviera para ayudar a los más pobres de los pobres.

“La vivienda está establecida como un derecho humano básico en la constitución de Brasil”, explica Ramírez. “Por consiguiente, no está controlada por las leyes del mercado, como un producto o un objeto, sino como un derecho humano básico. Nuestra participación en el cambio de algunos artículos de la ley es fundamental para que este derecho se convierta en una realidad”.

Cambios necesarios

Para alcanzar este punto, fue necesario realizar cambios importantes, incluso una reestructuración interna de la organización.
“Uno de los cambios que se realizaron fue en el modelo de la organización: las actividades se orientaron a fortalecer las organizaciones locales existentes y no a crear organizaciones nuevas (comités y filiales), como hemos hecho tradicionalmente”, explica Ramírez.

Actualmente, HFH de Brasil da reconocimiento a las organizaciones comunitarias existentes y trabaja para fortalecerlas, a la vez que fomenta el desarrollo de la comunidad.

Victor Hugo Cusicanqui, especialista en desarrollo de la organización, señala otro cambio: “Se rediseñaron y cambiaron nuestros productos y servicios. Ya no sólo ofrecemos una vivienda completa mediante un crédito a largo plazo. Ahora, también ofrecemos a las familias créditos para ampliaciones y mejoras de las viviendas y microcréditos productivos”.

El proyecto Chico Mendez constituye una prueba de estos cambios. HFH de Brasil inició un proyecto en la comunidad Chico Mendez, en Recife, con nuevos servicios: microcréditos para ampliaciones y mejoras en la construcción de viviendas, y microcréditos para el desarrollo de pequeñas empresas productivas para las familias.

“Nuestro deseo es que la vivienda sea reconocida como un derecho humano y que se convierta en una realidad para miles y miles de brasileños”, asegura Ramírez.

Para obtener más información, comuníquese con Ademar Marques, director de HFH de Brasil, a la dirección de correo electrónico ade.marques@habitatbrasil.org.br.

Manuel Mancuello escribe para HFH de América Latina y el Caribe.


--------------------------------------------------------------------------------

[1] Caixa Económica Federal (http://www.caixa.gov.br) es la división principal de políticas sociales del gobierno federal. Esta división prioriza el sector de viviendas, la higiene básica, la infraestructura y los servicios de préstamo. Además, ejerce un papel fundamental en la promoción del desarrollo urbano y la justicia social en el país y contribuye a una mejor calidad de vida, específicamente en las poblaciones de bajos ingresos. Hacia fines de 2004, su cartera comercial tenía más de 32 millones de cuentas básicas y de depósitos. Su base de datos contiene los perfiles socioeconómicos de aproximadamente 53.5 millones de personas que se encuentran por debajo de la línea de pobreza.