Cómo mejorar las condiciones de vida del Pueblo Rom en Eslovaquia -- Habitat for Humanity Int'l 1

Cómo mejorar las condiciones de vida del Pueblo Rom en Eslovaquia

Por Katerina Bezgachina

Los resultados iniciales son alentadores en Europa y Asia Central, a medida que Hábitat para la Humanidad comienza a evaluar cómo las reparaciones de hogares han conducido a condiciones de vida mejoradas y una mejor salud en un proyecto con el Pueblo Rom al este de Eslovaquia.

Al terminar un proyecto piloto para asistir a un asentamiento del Pueblo Rom en las afueras de la ciudad de Svinia, un grupo de evaluación revisó los resultados y documentó las mejoras para los residentes y su entorno. Las familias Rom, con el apoyo de Hábitat y su socio local, la Fundación Eslovaca del Proyecto de Capacitación Ambiental (Environmental Training Project, ETP), un centro para el desarrollo sustentable, realizaron las reparaciones de los hogares.

La comisión de evaluación estuvo formada por los empleados de Hábitat, los representantes de ETP Eslovaquia, miembros de la administración municipal y trabajadores sociales. El grupo inspeccionó los hogares terminados y entrevistó a 30 personas.

Además, la comisión se reunió con las familias eslovacas de Svinia para evaluar su actitud respecto del asentamiento Rom vecino y entrevistó a trabajadores sociales sobre las consecuencias educativas y para la salud.

Todos los interesados estuvieron de acuerdo en que hubo una mejora en la calidad de vida del asentamiento Rom. Las familias que habían vivido en condiciones similares a las de un gueto en las afueras de Svinia poseían casas más limpias y más saludables después de las reparaciones realizadas. Además, hubo una reducción en los incidentes de picaduras de garrapatas, trastornos digestivos e infecciones respiratorias, especialmente entre los niños.

De acuerdo con los trabajadores sociales, se redujo la cantidad de casos de hepatitis y se eliminaron por completo las infecciones causadas por insectos y alimañas. Cuatro de las cinco familias entrevistadas declararon que estaban contentas con los resultados y de que sus hijos tenían menos problemas de salud.

“Debemos ser cuidadosos sobre cómo evaluamos este proyecto”, dijo John Young del fondo Phare de la Unión Europea en Bratislava, quien visitó 50 asentamientos Rom en Eslovaquia, incluida Svinia, varias veces.

"Es una increíble oportunidad para ayudar a un asentamiento problemático, pero no podemos esperar milagros”, dijo Young. “Los organizadores del proyecto deberán estar aquí por 25 o 30 años para que se produzca un cambio permanente”.

El programa en Svinia contribuyó a mejorar las condiciones de vida de 137 familias Rom. Bajo la supervisión de los capataces de las obras, los residentes repararon techos con goteras, instalaron nuevos pisos, pintaron las paredes y construyeron canales de drenaje y puntos de recolección de basura.

Los nuevos pisos, las estufas y los calentadores de combustible sólido y las paredes y los techos recién pintados crearon un entorno más agradable y saludable dentro de los hogares. Además, 37 familias recibieron 71 camas; por primera vez en muchos años, los miembros de las familias tenían camas de verdad, y los niños pudieron dormir por separado.

Antes de comenzar el proyecto, mucha gente del asentamiento sufría de hepatitis, cuya causa más probable era el consumo de agua de los pozos compartidos que estaban contaminados por la basura. Se instaló un reservorio de agua de 9 metros cúbicos, se limpió un pozo viejo y los otros dos se remataron. El nuevo reservorio extrajo agua de un manantial cercano y la transportó hasta el pozo, proporcionando agua potable fresca y limpia a la comunidad.

Más aún, se entregó desinfectantes a todas las 137 familias para sus hogares. En consecuencia, de acuerdo con los datos de los trabajadores sociales, los incidentes de hepatitis en la comunidad se redujeron a la mitad.

Antes del proyecto piloto, debido a la falta de senderos apropiados en el asentamiento, los residentes debían caminar trabajosamente por el lodo y el agua en épocas de lluvia. Las inundaciones eran comunes debido al bajo nivel de la zona y la falta de un sistema de drenaje. Como parte del proyecto, se nivelaron los senderos utilizados más frecuentemente y se los cubrieron con macadán y canto rodado. Después de largas negociaciones, la municipalidad permitió la construcción de un sendero de concreto hacia el pozo.

Para las familias del Pueblo Rom, el proyecto en Svinia no es el fin de la pobreza sino el comienzo de una solución duradera. Llevar dicho proyecto al siguiente nivel y realizar otras reparaciones y construcciones de vivienda demandará una voluntad política y una visión de parte de la administración local.

Katerina Bezgachina es Gerente de Relaciones Públicas y Medios de la oficina de área de Hábitat en Europa y Asia Central.