Cómo cuidar de la población más vulnerable en Bulgaria -- Habitat for Humanity Int'l 1

Cómo cuidar de la población más vulnerable en Bulgaria

Por Katerina Bezgachina

Hábitat para la Humanidad en la región de Europa y Asia Central ha comenzado a concentrarse en el trabajo con grupos vulnerables con el fin de garantizar su salud y una vivienda digna. En muchos países, las personas discapacitadas mental y físicamente no son consideradas como clientes confiables por los bancos y, por lo tanto, tienen muy poco acceso al crédito comercial. Al mismo tiempo, los gobiernos y servicios sociales carecen de fondos para ayudarlas.

El enfoque de Hábitat comprende dos aspectos: construir nuevas casas con características de diseño que satisfagan sus necesidades especiales u otorgar préstamos para adaptar sus casas actuales. Para tratar mejor este problema, Hábitat trabaja en proyectos conjuntos con organizaciones con una visión similar o prestadores de servicios públicos especializados que ofrecen servicios de salud a grupos vulnerables y reconocen que las viviendas precarias son la causa de la pobreza.

Un ejemplo reciente es un proyecto Hábitat en Sofía, Bulgaria, para ayudar a 20 familias con niños discapacitados. En un país en vías de desarrollo donde hay una grave carencia de infraestructura y especialistas que se ocupen de los minusválidos, tener un hijo discapacitado representa una gran carga de estrés para los padres. Estos niños demandan una asistencia todo el tiempo, porque no pueden salir solos; las escaleras, los ascensores y las entradas de edificios no están adaptados para sillas de ruedas. Asimismo, estos niños a menudo ni siquiera son libres en sus propios hogares, ya que los pasillos son demasiado estrechos y no hay asideros en los baños y excusados.

Al trabajar en colaboración con la fundación Center for Hope, Hábitat Bulgaria presta apoyo a estas familias. Se reconstruyen los apartamentos para que satisfagan necesidades especiales, con puertas más amplias, espacios extra, asideros de seguridad en baños y excusados, interruptores y enchufes a alturas accesibles.

Los costos de renovación variarán de familia a familia. Se prevé que el proyecto ofrezca a las familias propietarias un préstamo no comercial, de aproximadamente US$2.500 en promedio, para costear parte de los gastos; el resto se obtendrá de fondos de igualación externos o anticipos de pagos. Las familias cancelarán USD$55 por mes en un plazo de tres a cinco años.

Como siempre sucede con Hábitat, los trabajos conjuntos y el voluntariado son componentes necesarios del programa. Las familias propietarias participarán activamente en diversas etapas del proyecto, lo que incluye la selección de la empresa de construcción, la supervisión de la ejecución y la recaudación de fondos adicionales; el trabajo durará casi siete meses.

Katerina Bezgachina es Gerente de Relaciones Públicas y Medios de la oficina de área de Hábitat en Europa y Asia Central.