Cómo evaluar proyectos conjuntos estratégicos -- Habitat for Humanity Int'l 1

Cómo evaluar proyectos conjuntos estratégicos

Por Karan Kennedy y Anita Mellott

“Dos personas son mejor que una, ya que se pueden ayudar entre sí a alcanzar el éxito”. Eclesiastés 4:9 (NLT)

La idea de proyectos conjuntos no es ninguna novedad para Hábitat para la Humanidad. Por ejemplo, ya desde 1993, Hábitat comenzó a trabajar en Egipto junto con la Organización Evangélica Copta para Servicios Sociales (Coptic Evangelical Organization for Social Services, CEOSS), una ONG bien conocida, dedicada al desarrollo comunitario. Esa temprana asociación conjunta permitió más tarde que HFH Egipto se registrara como una persona jurídica y estableciera proyectos de trabajo similares con una variedad de organizaciones comunitarias (OC) en todo Egipto. (Para obtener más información, véase el artículo: “A winning strategy born out of necessity: HFH Egypt’s CBO partnerships” [Una estrategia ganadora, generada por la necesidad: los proyectos conjuntos con CO de HFH Egipto], publicado en El Foro, 13:1.).

En la actualidad, los programas de asociación o alianzas son de suma importancia para Hábitat para la Humanidad y su capacidad de aprovechar los recursos. Existe una amplia gama de proyectos conjuntos, y Hábitat para la Humanidad tiene muchos tipos distintos; el más común y básico es el programa conjunto donante- cliente, en el cual las empresas o personajes famosos vinculan su marca corporativa con la de Hábitat, lo que ofrece una vía de responsabilidad social y buena voluntad.

Estas alianzas son importantes y pueden tornarse cada vez más complejas y estratégicas; esto ocurre cuando le resulta útil al plan estratégico y promueve las metas estratégicas de la organización. Cuanto más estratégica sea la alianza para ambos socios, mayor será el valor del programa conjunto.

Sin embargo, este número de "El Foro" analiza las alianzas que están vinculadas específicamente con el desarrollo de programas. Estas alianzas estratégicas son muy atractivas, porque permiten que Hábitat se dedique a lo que mejor hace: las casas, junto con socios que son expertos en otros aspectos del desarrollo comunitario. Hábitat se convierte en un catalizador en el desarrollo holístico de una comunidad, así como un agente de transformación comunitaria.

En este número de "El Foro", se explican las experiencias de diversas entidades de Hábitat que están comprometidas con trabajos en asociación en todo el mundo. Destaca las mejores prácticas y lecciones aprendidas. El tema común que se destaca es que las alianzas pueden agregar valor y aumentar el alcance y la escala de las intervenciones de vivienda, aunque se corren importantes riesgos si no se administra adecuadamente el proyecto conjunto.

Los buenos programas en asociación son desafiantes y requieren un conjunto especial de habilidades, entre ellas:

  • La definición precisa de los roles y las responsabilidades desde el comienzo
  • La expresión clara de las metas y los resultados
  • El respeto mutuo
  • Los valores compartidos
  • Una comunicación buena, deliberada y continua
  • Un plan de resolución de conflictos
  • La evaluación coherente del programa conjunto

Esperamos que este número de “El Foro” nos aliente, desafíe y motive a continuar tenazmente con nuestra meta de generar viviendas dignas y simples en todo el mundo.

Karan Kennedy es la Directora de Asistencia Internacional en Hábitat para la Humanidad. Posee una experiencia de trabajo de 14 años en HFH, y ha ocupado diversos puestos, principalmente en la oficina de África/Oriente Medio.

Anita Mellott es la redactora de Operaciones de Área Internacionales. Posee una experiencia de trabajo de 10 años en HFH y es licenciada en periodismo y comunicaciones.

La dirección electrónica tanto de Karan como de Anita es: TheForum@habitat.org.