Proyectos conjuntos pragmáticos en la respuesta a desastres: las lecciones aprendidas del Líbano -- Habitat for Humanity Int'l 1

Proyectos conjuntos pragmáticos en la respuesta a desastres: las lecciones aprendidas del Líbano

Por Dan O’Brien

14 de julio de 2006 – La lucha entre el ala militante del Hezbollah y el ejército israelí desencadenó un conflicto de 34 días, que dio como resultado el desplazamiento forzado de casi el 25 por ciento de la población libanesa, miles de heridos, la destrucción de la infraestructura y la alteración de los medios de vida de los habitantes en todo el país. Más de 15.000 viviendas fueron destruidas casi por completo, mientras que otras 120.000 sufrieron daños significativos; las cifras oficiales indicaron que los daños causados a las viviendas solamente excedían $1.4 mil millones de dólares.

Hábitat para la Humanidad Líbano (HFHL) respondió al desastre con un programa que permitió a las familias desplazadas regresar rápidamente a sus poblados en las zonas rurales del sur del Líbano. Además HFHL dedicó esfuerzos a estimular la recuperación económica regional reclutando constructores locales y patrocinando programas de desarrollo de sustento para los jóvenes en las zonas donde las tierras de granjas se habían desperdiciado debido a explosivos sin detonar. El programa, financiado por la Agencia para el Desarrollo Internacional (USAID)/Respuesta a Desastres en el Extranjero de los Estados Unidos (OFDA, por su sigla en inglés), había establecido metas iniciales para llegar a 300 familias por medio de reparaciones de viviendas y otros 40 beneficiarios mediante actividades de capacitación profesional. Hábitat seleccionó a dos socios, YMCA Líbano y el Centro para el Diálogo y Desarrollo (Center for Dialogue and Development, D&D), para complementar la capacidad del equipo de respuesta a desastres de HFHL durante la intervención.

El Centro para el Diálogo y Desarrollo es una organización comunitaria, orientada principalmente hacia actividades de reconciliación entre las sectas dispares de los musulmanes y cristianos en Saida, una región que se extiende justo al norte de la zona de asistencia de la respuesta a desastres. HFHL ya tenía una relación de trabajo con D&D y decidió asociarse con esta organización para esta iniciativa particular debido a su amplia experiencia en organizaciones comunitarias rurales. D&D proporcionaría una vía de acceso a HFHL en las comunidades del sur. Sus responsabilidades principales serían ayudar a organizar y promover "comités de liderazgo", o grupos de dirigentes locales que actúan en nombre de la comunidad, así como programar y administrar los días de construcción por los voluntarios. Sin embargo, la integración del D&D en el modelo de reparaciones resultó ser mucho más difícil que lo previsto. Colocar a un socio entre la organización ejecutora y la comunidad beneficiaria dio como resultado varios problemas de comunicación con los comités de dirigentes, redujo el control por parte de HFHL y ocasionó importantes demoras al comienzo del proyecto. Finalmente, el personal de HFHL tuvo que asumir el control de los comités de dirigentes y D&D dejó el proyecto cuando se canceló el programa de voluntarios por razones de seguridad.

A diferencia de la situación con D&D, HFHL no había trabajado formalmente con YMCA Líbano antes. Una de las ONG más importantes en el Líbano, YMCA trabaja en el sur del país desde hace más de 10 años. Los proyectos pasados se enfocaron principalmente en la red del dispensario de la organización, y además incluyeron un trabajo periódico en desarrollo cooperativo, capacitación profesional y actividades para los jóvenes. USAID/OFDA recomendó a YMCA debido al excelente desempeño anterior de la organización en el otorgamiento de subsidios y antecedentes comprobados de intervenciones exitosas en la zona de servicio. YMCA ofreció un nivel de flexibilidad en la elaboración del programa, lo que facilitó otros componentes relacionados más estrechamente con los intereses de OFDA en la recuperación económica en el entorno inmediato de la respuesta al desastre. YMCA Líbano diseñó e implementó un componente de capacitación profesional independiente dentro del programa de respuesta. La capacitación de dos meses se concentró en destrezas de construcción especializadas y dio como resultado casi el 90 por ciento de puestos de trabajo para los 42 beneficiarios.

Cuando se comparan los dos proyectos conjuntos, resulta evidente la necesidad de mantener separadas las responsabilidades durante la ejecución del programa de respuesta a desastres. Se insertó a D&D en el modelo de ejecución para el programa de reparaciones de HFH Líbano. Como la participación comunitaria fue fundamental para una ejecución exitosa, la capacidad de HFHL para operar estaba relacionada directamente con el éxito de D&D en la creación de los comités. Las demoras y los conflictos innecesarios causados por esta relación hacen que el arreglo no sea práctico en una respuesta al desastre apremiante. Tras una reevaluación, se constató que HFHL podría haber alcanzado mejores resultados formando simplemente esta capacidad en forma interna. Por el contrario, se subcontrató a YMCA Líbano para el proyecto de capacitación profesional; Ellos estuvieron a cargo de todas las operaciones de campo y administración del proyecto, mientras que HFHL proporcionó una supervisión mínima. La participación de YMCA permitió que HFHL creara una propuesta más singular y atractiva para los posibles donantes; además, gracias a la separación de los dos programas, la institución se pudo concentrar en su programa de reparaciones, mientras YMCA se ocupaba de la capacitación.

Estos breves ejemplos demuestran las ventajas de una ejecución de proyectos separados en las situaciones de respuesta a desastres. Aunque los programas conjuntos integrados pueden ser muy ventajosos en intervenciones de largo plazo, la velocidad y la escala de los proyectos de respuesta a desastres, junto con la necesidad apremiante de viviendas al principio de la recuperación, hacen que estas relaciones integradas no sean prácticas. Mediante proyectos separados, es posible dividir los programas sumamente complejos en componentes más pequeños que son más fáciles de manejar. En vez de formar asociaciones para mejorar la capacidad de HFH de implementar un modelo, se pueden agregar proyectos y socios para la prestación de servicios más diversificados o simplemente para una reproducción en zonas geográficas más vastas.

Dan O’Brien fue el gerente de programas para la respuesta a desastres en el Líbano, luego de la guerra de 2006, y presta su ayuda ahora a los programas de HFH en Oriente Medio. Ha fungido diversos puestos en HFHI desde 2004 en su sede central Americus, A/ME y ahora en Beirut.

Su dirección de correo electrónico es DOBrien@habitat.org.