La protección del medio ambiente y de los medios de vida de las familias asistidas: Una monografía de Etiopía -- Habitat for Humanity Int'l 1

La protección del medio ambiente y de los medios de vida de las familias asistidas: Una monografía de Etiopía

Por Carl Queiros and Jeanette Clark

 

   
 


Alem Muhye cocina en una estufa con rendimiento energético, provista por Hábitat para la Humanidad Etiopía. La cocina permite ahorrar dinero en combustible; de esta forma, el esposo de Muhye, Belete Wassie, puede cancelar más rápidamente su préstamo de Hábitat.

   


Mohamed Eshetu sueña con un futuro mejor para sus hijos. Su hija Hikmet, de 11 años, cursa el quinto grado en Kombolcha, Etiopía, y quiere ser médica algún día. Su asignatura favorita es el idioma amhárico. A su hermano Mubarak, de 9 años, que cursa el tercer grado, le encanta ir a la escuela y jugar con sus amigos.

Hace unos seis meses atrás, parecía imposible que los sueños de Mohamed Eshetu se convirtieran en realidad. Trabajando en una obra en construcción para un contratista de la ciudad, ganaría casi 400 Birr etíopes (unos USD$35 por mes). El único alojamiento que podía costear era un cuarto de 3x4 metros (casi 10x13 pies) para toda su familia de cinco miembros, por el cual pagaba 100 Birr por mes.

De los 300 Birr que le quedaban por mes, más de la mitad se utilizaba para pagar los costos energéticos, divididos entre un poco de carbón que usan para las ceremonias del café y el resto para la leña que él y su esposa Zehara compran a comerciantes locales.

En Etiopía, la mayoría de la población depende de la madera como fuente de energía y como combustible. Mohamed y su esposa no podrían mantener su sustento en estas circunstancias.

En un estudio realizado en 1992, llamado Medios de vida rurales sostenibles: conceptos prácticos para el siglo XXI (“Sustainable Rural Livelihoods: Practical Concepts for the 21st Century”), Robert Chambers y Gordon Conway explican que medios de vida sostenibles son aquellos que “pueden manejar y recuperarse del estrés y de los altibajos, mantener o mejorar sus capacidades y recursos y proporcionar oportunidades de medios de vida sostenibles para la próxima generación”.

En "Medios de Vida Rurales Sostenibles: Un marco para el análisis" (“Sustainable Rural Livelihoods: A Framework for Analysis”) (1998), Ian Scoones agrega que los medios de vida son sostenibles solo si no comprometen la base de recursos naturales.

La situación actual en Etiopía destaca varios problemas relacionados con la sostenibilidad.

Primero, para los indigentes en los países en vías de desarrollo, quemar madera continúa siendo la única opción viable de energía a bajo costo pero causa impactos negativos en la gente y en el planeta. El uso ineficaz de la leña está socavando la base de los recursos naturales. Como la deforestación es cada vez mayor, el costo del combustible de leña continúa aumentando y se desencadena un ciclo en el que el gasto en incremento de la energía invalida toda posibilidad de medios de vida sostenibles. Si una familia no puede mantener sus gastos mensuales y nunca alcanza un nivel de estabilidad económica, en la que puedan ahorrar para el futuro o invertir en la educación de sus hijos, esta queda atrapada en el ciclo de la pobreza.

Aunque los medios de vida de nuestras familias propietarias siempre fueron tomados en cuenta en los programas de Hábitat para la Humanidad, el enfoque en los medios de vida sostenibles es relativamente nuevo.

La definición de Chambers y Conway se refiere a las “capacidades” y los “recursos”, los que incluyen:

  • El capital humano: destrezas y conocimiento de la gente.
  • Capital social: la capacidad de aprovechar la asistencia o los recursos por medio de una membrecía de grupos o conexiones sociales.
  • Capitales naturales: los recursos encontrados en el medio ambiente.
  • Capitales físicos: Recursos tangibles, como por ejemplo, herramientas y animales domésticos.
  • Capitales espirituales: prácticas espirituales y religiosas, redes de apoyo.
  • Capitales financieros: dinero en efectivo, capacidad para acceder a préstamos y ahorros.

En 2008, Hábitat para la Humanidad Etiopía comenzó a mejorar las cocinas en los hogares en Debre Birhan, proveyendo estufas con rendimiento energético como parte de su modelo de vivienda tradicional. Este proyecto se ha expandido desde entonces a otras oficinas locales de Hábitat, incluida Kombolcha. El costo de la cocina se suma a los gastos de construcción que la familia propietaria debe saldar.

En las zonas del norte de Etiopía, las comunidades han utilizado las cocinas durante algún tiempo y han adaptado gradualmente su modelo. Las cocinas son producidas por comerciantes locales, agencias agrícolas y un par de organizaciones no gubernamentales en el país. Se fabrican como cuatro compartimentos distintos, producidos en moldes usando arena, cemento y grava fina, y luego se los ensambla cuando se construye una casa.

La cocina fabricada tiene uno o más espacios donde se pueden cocer los alimentos al mismo tiempo que el injera, un pan local que es el alimento básico en el país. La cocina reduce el consumo de madera el 50% y el humo liberado de la leña, el 60%.

Desde que Zehara ha comenzado a utilizar la cocina con rendimiento energético para cocer el injera, su familia redujo sus gastos de energía mensuales a la mitad. En lugar de gastar 45% de su ingreso mensual disponible en costos por concepto de energía, ahora ellos pagan 22,5%. La leña comprada a los comerciantes locales que pasan con un carro cuesta unos 30 Birr por hato.

“Estamos ahorrando dinero y la cocina nueva es segura”, dijo Zehara. “A menudo me solía quemar y el humo no era definitivamente bueno para mi salud”.

Con el dinero ahorrado cada mes, la familia de Mohamed Eshetu tiene ahora la oportunidad de aumentar sus recursos financieros desde que tienen dinero cada mes para ahorrar.

En la misma comunidad, Belete Wassie y su familia también usan la cocina con rendimiento energético. Belete solía luchar para llegar a fin de mes pero el dinero que él ahorra ahora con el combustible le proporciona casi 160 Birr para cancelar su préstamo Hábitat más rápido y trabajar para ser propietario de la vivienda.

El proyecto de cocinas con rendimiento energético también causa un impacto en la sostenibilidad de la base de los recursos naturales en Etiopía.

“El uso de las cocinas reduce la cantidad de madera necesaria y, por lo tanto, disminuye la tasa de desforestación”, aclara Yosef Gedamu, Gerente de Programas de Hábitat para la Humanidad Etiopía.

De acuerdo con estudios recientes, Etiopía perdió 140.900 hectáreas en promedio, más de 348.000 acres, de bosques entre 1990 y 2000.

Hábitat para la Humanidad Etiopía distribuyó cocinas en cuatro comunidades: Kombolcha, Dessie, Debremarkos y Debre Birhan, y de esta manera ofrece una alternativa sostenible a la cocina tradicional y contribuye a la preservación de los bosques, lo que garantiza medios de vida sostenibles para las próximas generaciones.

Al igual que Mohamed, Belete desea un futuro mejor para sus hijos. Espera que el dinero que su familia ahorre les permita emprender y terminar sus propias carreras algún día.

Carl Queiros es Director de Desarrollo de Programas en la oficina de área de África/Oriente Medio de HPHI. Jeanette Clark es Coordinadora de Comunicaciones de A/ME.


Fuentes:

“Sustainable Rural Livelihoods: Practical Concepts for the 21st Century”, por Robert Chambers y Gordon Conway. Documento de Trabajo 296, Institute of Development Studies, Brighton, Reino Unido, febrero de 1992:
http://www.eldis.org/assets/Docs/12998.html


“Sustainable Rural Livelihoods: A Framework for Analysis”, por Ian Scoones. Documento de Trabajo 72 de IDS, Brighton, Reino Unido, junio de 1998:
http://www.catie.ac.cr/CatieSE4/htm/Pagina%20web%20curso/readings/Scoones.pdf


“Deforestation and Forest Plantations in Ethiopia: Sustainable Forestry Challenges for Developing Countries”, por Eshetu Yirdaw (Kluwer Academic Publishers, Países Bajos, 1996).