Cómo sobrevivir y hasta prosperar en épocas difíciles -- Habitat for Humanity Int'l 1

Cómo sobrevivir y hasta prosperar en épocas difíciles

Por Stephen Seidel

 

   
 


Katie Schwamb, una empleada de HPHI, trabaja en una casa del programa “Brush with Kindness” en Cedar Rapids, Iowa.

   


Quizás haya oído hablar o leído que “esta es la crisis económica más grave desde la Gran Depresión”. Este comentario se publicó en todos los periódicos.

Mantener nuestro trabajo durante la crisis económica actual en los Estados Unidos fue particularmente penoso para Hábitat para la Humanidad, porque la causa de esta crisis no fue una escasez de petróleo, provocada por grupos extranjeros, ni una medicina necesaria pero dolorosa para controlar una inflación desorbitada.

Por el contrario, la causa de origen de esta recesión económica estribó en la industria de la vivienda, ya que demasiadas familias compraron casas en condiciones de financiamiento que no podían cumplir; por ello, hubo incumplimientos de pago, ejecuciones hipotecarias y un colapso del sistema financiero mundial.

Se necesita mucha creatividad para pasar exitosamente por esta recesión, tanto por parte de las organizaciones como de las familias. En primer lugar, una de las estrategias de supervivencia empleadas por Hábitat fue la diversificación. De la misma forma que un planificador financiero privado alienta a sus clientes a invertir sus dólares en una variedad de categorías de activos, los programas de Hábitat en todo el mundo han expandido su menú de intervenciones y servicios. De este modo, las organizaciones locales de Hábitat son más flexibles y más receptivas a satisfacer las necesidades de las comunidades que asisten.

En los Estados Unidos, Hábitat para la Humanidad Internacional lanzó la Iniciativa para la Reactivación de Vecindarios (Neighborhood Revitalization Initiative, NRI). Mediante esta Iniciativa NRI, las organizaciones locales en Estados Unidos reciben apoyo para brindar una variedad más integral de servicios y programas:

  • Construcción de hogares nuevos con rendimiento energético.
  • Adquisición y refacción de casas abandonadas y ejecutadas.
  • Reparaciones esenciales a las casas ocupadas por familias de bajos ingresos.
  • Reparaciones y mantenimiento en el exterior de las casas por medio del programa “A Brush With Kindness”.
  • Mejoras energéticas y servicios de impermeabilización.
  • Educación para propietarios de viviendas, asesoramiento y defensoría de políticas.

Mediante este conjunto ampliado de servicios, las organizaciones locales de Hábitat en Estados Unidos pueden adaptar más efectivamente sus programas a las necesidades de las comunidades asistidas. Al mantener y mejorar su receptividad a sus comunidades, estas organizaciones locales han aumentado sus perspectivas de sobrevivir en esta época difícil.

Es fundamental que Hábitat para la Humanidad intensifique su misión de este modo, porque las condiciones habitables de muchas comunidades han sufrido un duro golpe durante esta crisis económica. Muchas ciudades padecen dificultades, y el sufrimiento se ha prolongado más allá de la crisis de las ejecuciones hipotecarias. La tasa de desempleo es alta; las escuelas primarias y secundarias están luchando; y las municipalidades tienen que encontrar nuevas soluciones para satisfacer las demandas de sus sistemas públicos de seguridad, servicios sociales e infraestructura.

Con el fin de responder a este gran conjunto de desafíos, la asistencia generosa de Thrivent Financial for Lutherans está ayudando a un par organizaciones locales de Hábitat a asumir asuntos prioritarios más ambiciosos. En los últimos dos años, las oficinas de Hábitat en Milwaukee, Wisconsin y Des Moines, Iowa, han participado en coaliciones formadas por más de una docena de organizaciones comunitarias.

El programa Thrivent Builds Neighborhoods (Thrivent construye vecindarios) invierte USD$1 millón en cada una de estas comunidades para facilitar la adopción de planes integrales y estabilizar los vecindarios seleccionados en cada ciudad. Estos planes integran una variedad de iniciativas de vivienda, capacitación laboral y programas para los jóvenes y otras intervenciones sociales en iniciativas estratégicas y coordinadas para hacer realidad la visión de las comunidades en el futuro.

Esta clase de planificación y coordinación de gran alcance entre las diversas organizaciones comunitarias es un componente esencial para mejorar la sostenibilidad de las comunidades que fueron afectadas gravemente por la recesión, y Milwaukee y Des Moines ya están demostrando la efectividad de este enfoque. Cada dólar del programa Thrivent Builds Neighborhoods que se invierte en estas comunidades aprovecha otros USD$20 de los sectores privado y público.

Las lecciones aprendidas del programa Thrivent Builds Neighborhoods en Milwaukee y Des Moines reflejan los planes que están cobrando forma para la Iniciativa más vasta de Reactivación de Vecindarios. Las estrategias de esta Iniciativa NRI son las siguientes:

  • Ampliar el alcance de los programas y servicios proporcionados por las organizaciones locales de Hábitat en Estados Unidos.
  • Alinear las actividades de las organizaciones locales de Hábitat con los esfuerzos de otras organizaciones comunitarias para hacer realidad una visión de la comunidad.
  • Incorporar un estricto componente de monitoreo y evaluación para hacer el seguimiento de la efectividad de estos planes.

Hábitat para la Humanidad Internacional ha contratado el programa Success Measures de NeighborWorks Estados Unidos para evaluar la medida en que las aspiraciones de la comunidad se hacen realidad. El personal de la Oficina de Programas Mundiales de Hábitat para la Humanidad Internacional y la oficina regional de los Estados Unidos ha comenzado a capacitar a cada organización local sobre la Iniciativa de Reactivación de Vecindarios para que implemente el sistema de evaluación Success Measures, el compromiso más grande con la evaluación de resultados en la historia de la organización.

Más de 160 organizaciones locales estadounidenses de Hábitat han enviado cartas para expresar su interés en formar parte de la Iniciativa NRI. Además, estas estrategias han sentado las bases para solicitudes de fondos exitosas, presentadas ante el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de los Estados Unidos y las Fundaciones Citi y Wells Fargo-Vivienda.

Aunque la recuperación económica de Estados Unidos está en camino, las condiciones continuarán siendo desafiantes durante algún tiempo. Sin embargo, al expandir su menú de servicios, al colaborar con otras organizaciones para alinear sus esfuerzos y hacer realidad la visión de la comunidad y al evaluar estrictamente el impacto de sus campañas, las organizaciones locales de Hábitat en el país tienen mejores probabilidades de autoabastecerse y ayudar para que sus comunidades logren una sostenibilidad más grande en el proceso.

Stephen Seidel es Director de Diseño y Implementación de Programas Globales de Hábitat para la Humanidad Internaciona