Un sendero a un acceso confiable y duradero -- Habitat for Humanity Int'l 1

Un sendero a un acceso confiable y duradero

Por Patrick Kelley

 


HPH Kirguizistán trabaja con una institución de microfinanciamiento local para ofrecer préstamos a familias de bajos ingresos para que terminen sus casas y refaccionen apartamentos.

 


HPH Nepal empezó con el microfinanciamiento para viviendas específicamente al incorporar una edificación sostenible mediante el uso de materiales de construcción ecológicos y locales.

   


La plancha de estaño de ocho pies, adosada a la parte posterior de una bicicleta con pedazos de una llanta vieja, se extiende a lo ancho de esta calle secundaria en Manila, Filipinas. Marcos, quien maneja la bicicleta taxi, pedalea cuidadosamente, protegiendo su mercancía mientras circula por el tráfico.

Marcos se mudó aquí de su hogar en la isla de Palawan hace dos años y vive con su esposa embarazada y su hija de tres años en un asentamiento informal en tierras públicas a lo largo del río Pasig.

La plancha de estaño, recuperada después de haber sido rechazada por constructores comerciales, es para su pequeña casa improvisada. Marcos y su esposa pagaron al ocupante anterior el derecho de posesión de la vivienda, con la meta de mejorar su techo antes de que su familia se agrande a cuatro miembros a comienzos de la temporada de lluvias. La plancha de estaño es la tercera, lo que significa solo cinco más y un poco de madera para la estructura para comenzar con las mejoras de una vez. La familia planea sumar sus ahorros y solicitar un préstamo para terminar el proyecto antes de que empiece la temporada de lluvias.

Aunque la familia de Marcos es ficticia, su historia es demasiado real. Esta trayectoria hacia una vivienda mejorada es común en los países de bajos ingresos. Una vivienda formal, construida por un promotor inmobiliario y financiada por una hipoteca bancaria formal, es muy rara, y solo pueden acceder a ella las personas que ganan los ingresos más elevados. Casi todas las otras personas adquieren su vivienda de modo informal, un proceso que ha tenido lugar durante muchos años.

No se trata de construir sino de facilitar el acceso a la vivienda

El deseo de ayudar a las familias a pasar por este “proceso de la vivienda” condujo a que muchos programas de Hábitat se expandieran de la construcción de casas a la administración de programas que abordaran las limitaciones específicas en la cadena de valor de la vivienda. Los programas de microfinanciamiento para la vivienda de Hábitat para la Humanidad se originan en esta idea y abordan uno de los desafíos más persistentes que las familias enfrentan al adquirir un techo adecuado: cómo acceder a servicios de financiamiento apropiados para la vivienda. Para que un programa proporcione servicios continuos y confiables a las familias de tal modo que tengan una escala significativa, dicho programa debe ser sustentable financieramente.

Sostenibilidad financiera: La gran idea

Con frecuencia, cuesta plasmar el concepto de sostenibilidad financiera, ya que se torna demasiado fácilmente en una carga al equilibrar presupuestos, reducir costos y cobrar préstamos hipotecarios atrasados. Aunque estas tareas pueden tener una función, ellas pueden distraernos de la gran idea: el diseño de programas.

Un diseño creativo de programas es el factor principal que promueve la sostenibilidad financiera y requiere mucha imaginación. Las soluciones imaginativas comienzan normalmente al comprender claramente los desafíos, las necesidades y los niveles de precios que la gente está dispuesta a pagar por las soluciones de vivienda que ellos priorizan.

Los programas sostenibles financieramente pueden terminar viéndose muy distintos de lo supuesto. Uno de los senderos más promisorios hacia la sostenibilidad financiera para Hábitat es por medio de proyectos conjuntos locales innovadores con los grupos de interés (gobiernos, proveedores del sector privado, instituciones financieras y organizaciones comunitarias) que pueden ocuparse de un aspecto de la vivienda mucho más eficazmente que nosotros. La sostenibilidad financiera también se relaciona con el uso de "subsidios inteligentes" que demandan gastar menos dinero directamente en las soluciones de vivienda de las familias e invertir más en el establecimiento de un sistema que asista a sus comunidades a largo plazo.

Estas consideraciones a largo plazo determinan la importancia de la sostenibilidad financiera. Un programa sostenible financieramente presta servicios confiables, constantes y uniformes a una comunidad. Esta puede contar con dichos servicios sin preocuparse por las fluctuaciones de las donaciones, lo que es sumamente importante, porque las familias podrán acceder a los servicios cuando más los necesitan.

A continuación, se mencionan algunos ejemplos de programas de Hábitat que destacan una escala y reproducibilidad a través de una sostenibilidad financiera.

Renovaciones y mejoras de condominios en Kirguizistán

El programa en Kirguizistán comenzó como un proyecto piloto en el año 2007. Se implementó en asociación con una institución de microfinanciamiento local llamada Kompanion. El proyecto ofrece préstamos a cinco años de hasta USD$5.000 para que las familias de bajos ingresos terminen sus casas a medio construir y refaccionen sus apartamentos.

Hábitat para la Humanidad Kirguizistán presta a las familias servicios de asistencia para la vivienda, incluida una asistencia técnica para el diseño de proyectos y la selección de materiales y contratistas. Kompanion actúa como intermediario de los servicios financieros.

Al aplicar las lecciones aprendidas del proyecto piloto y los resultados de una investigación de mercado, Hábitat Kirguizistán planifica adaptar la escala de los proyectos existentes para proporcionar préstamos asequibles a las asociaciones de condominios que están asociadas con instituciones financieras y aquellas que incorporan mecanismos de garantía y ahorros innovadores. Esto se denomina comúnmente “meta financiamiento”, es decir, una comunidad se agrupa para financiar un proyecto que no es de propiedad de una familia dada (por ejemplo, un parque, un sistema de albañal o, en el caso de los países de la ex Unión Soviética, estructuras externas).

Este proyecto tiene la intención de proporcionar préstamos a las asociaciones de condominios para que mejoren las zonas comunes deterioradas en los edificios de la época soviética y creen asociaciones que se puedan sustentar a sí mismas y que continúen con el mantenimiento de dichos condominios.

Hasta la fecha, casi 2000 familias, 10.000 personas, han sido servidos con este proyecto.

Sostenibilidad financiera y ambiental en Nepal

En Nepal, al igual que en muchos otros rincones del mundo, las familias de bajos ingresos son excluidas normalmente del financiamiento para vivienda por las instituciones financieras formales. Esto está comenzando a cambiar en tres distritos del sudeste donde Jeevan Bikas Samaj, un aliado local de Hábitat para la Humanidad Nepal, ha cumplido una función esencial al abordar los problemas originados por la pobreza mediante un microfinanciamiento sostenible y una empresa social.

Hábitat Nepal empezó con el microfinanciamiento para viviendas específicamente al incorporar una edificación sostenible mediante el uso de materiales de construcción ecológicos y locales.

La producción de estos materiales conlleva actividades que generan ingresos en relación con la vivienda. Esta innovación atrajo a Jeevan Bikas. Hábitat para la Humanidad proporcionó un capital inicial de 7 millones de Rupias nepalesas, y Jeevan Bikas aprovechó dicha cantidad para otorgar préstamos para la construcción de viviendas para familias de muy bajos ingresos, usando la tecnología de Hábitat.

El éxito de los primeros esfuerzos impulsó a Jeevan Bikas a asistir a más familias de bajos ingresos para que mejoren sus viviendas sin depender exclusivamente de los fondos de Hábitat Nepal. En la actualidad, Jeevan Bikas brinda a casi el doble de familias (942) soluciones de vivienda mediante un préstamo adicional de 11 millones de Rupias de una variedad de fuentes, entre ellas depósitos de ahorros, inversores sociales y comerciales y prestamistas.

Al diversificar sus fondos, Jeevan Bikas garantiza que puede continuar satisfaciendo las necesidades de sus clientes y proceder con su misión para reducir la pobreza. Hábitat para la Humanidad sigue ofreciendo a los socios su asistencia técnica en la construcción.

Cuando la tecnología para la construcción de viviendas se armoniza con las prácticas de microfinanciamiento, se pueden lograr casas asequibles para las personas de menos ingresos más rápidamente.

Microfinanciamiento para viviendas para familias de bajos ingresos en Perú

En Perú, el Fondo Multilateral de Inversiones y Hábitat para la Humanidad Internacional (HPHI) diseñaron un proyecto con el objeto de mejorar las condiciones de las casas de 2.100 familias de bajos ingresos, ampliando el acceso a los servicios de microfinanciamiento y construcción para mejoras de la vivienda.

Cuatro instituciones de microfinanciamiento, incluida Microfinanzas Prisma, realizan proyectos pilotos. El testimonio de su primer cliente, Katia Chumpitas, arroja luz sobre el impacto positivo que tiene el proyecto.

“Estuve buscando una forma de construir mi casa durante meses pero mis ingresos limitados no me permitían hacerlo”. Dijo Chumpitas.

Chumpitas presentó una solicitud a Microfinanzas Prisma, la que fue aprobada para un préstamo a 13 meses de 3.000 Soles (aproximadamente USD$1.000) para construir el cimiento y las paredes de su casa.

“Al principio, había considerado solamente colocar una cerca alrededor de mi solar pequeño”, explicó Chumpitas. “Pero con la ayuda del asesor en construcción de Prisma, pude construir gradualmente mi casa. Mi idea es cancelar mi préstamo antes del plazo y continuar edificando el techo y el piso. Estoy seguro de que con la ayuda de Prisma y de Hábitat, junto con mis esfuerzos, podré poseer mi propia casa".

Al trabajar con cuatro instituciones aliadas indígenas, Hábitat para la Humanidad se propone catalizar la disponibilidad duradera de los servicios para las comunidades que los necesitan en Perú.

Patrick Kelley es Director de Financiamiento para Vivienda de HPHI, con sede en Atlanta. En esta función, coordina estrategias mundiales para ampliar el acceso a los servicios financieros para la vivienda por parte de las personas que sufren de pobreza.