Edificios de mediana altura en barriadas urbanas: cómo llevar a Hábitat para la Humanidad al siguiente nivel en Filipinas -- Habitat for Humanity Int'l 1

Edificios de mediana altura en barriadas urbanas: cómo llevar a Hábitat para la Humanidad al siguiente nivel en Filipinas

Por Nestor M. Pestelos y Marcia Yogore

Antecedentes

Hábitat para la Humanidad Filipinas se fundó en 1988. En 1994, HFHI abrió una oficina nacional en Filipinas, conocida ahora como Hábitat para la Humanidad Philippines Foundation, Inc. (HFHP).

HFHP mantiene actualmente más de 100 comunidades en 20 provincias en todo el país mediante filiales y consejos de gestión locales; hasta la fecha, ha construido más de 159.000 casas.

Proyectos conjuntos con la oficina de gobierno local Taguig (LGU, por su sigla en inglés)

Taguig es una ciudad de rápido crecimiento en la zona metropolitana de Manila. Se ha beneficiado con el rápido desarrollo del distrito comercial Makati cercano, impulsado por la urbanización de las zonas abarcadas por la Secretaría de Desarrollo de Conversión de las Bases, llamada ahora la Ciudad Mundial Bonifacio.

Debido al acelerado crecimiento de la Ciudad Mundial, Taguig se ha convertido en una zona de excelencia para edificar residencias de alto nivel para los ricos. Por otra parte, la ciudad es un imán para la formación de asentamientos ilegales e informales, en su mayor parte de “refugiados económicos” procedentes de fuera y dentro de la zona metropolitana de Manila.

El alcalde Sigfrido Tiñga ha calculado que se necesitan al menos 30.000 unidades de vivienda para los residentes de Taguig con una necesidad apremiante de viviendas dignas. LGU Taguig ha establecido asociaciones con diversas ONG, entre ellas Hábitat Filipinas, para abordar el problema cada vez peor de las viviendas en las ciudades.

Ya desde 1985, los ocupantes informales de la zona de Taguig y municipalidades vecinas ocuparon los terrenos vacíos del complejo del Ferrocarril Nacional de Filipinas (PNR, por su sigla en inglés). Este sitio es parte de casi 12 hectáreas de tierra, ubicadas dentro de la llamada Food Terminal Incorporated (FTI), una importante zona de procesamiento económico en la zona metropolitana de Manila, que alberga grandes compañías manufactureras locales y multinacionales.

Un censo de la Secretaría de Vivienda Nacional de 1995 de los habitantes dentro del complejo PNR–FTI registró 668 ocupantes, los cuales han aumentado desde entonces a casi 5.000.

En 2004, para abordar el problema, el gobierno nacional firmó un Memorando de Entendimiento con el gobierno local de Taguig y FTI para proporcionar casas públicas para la gente, utilizando una vasta extensión de tierras dentro del complejo PNR-FTI (se asignaron 5 hectáreas para estas casas públicas).

En 2005, HFHP renovó su acuerdo de asociación con el LGU de la ciudad de Taguig para construir edificios de mediana altura en la ciudad, en particular en la zona de FTI. (HFHP había trabajado antes en forma conjunta con ellos para construir 10 edificios de mediana altura con un subsidio de la Unión Europea.)

En 2006, HFHP comenzó la fase 1 del nuevo proyecto conjunto con la ciudad de Taguig en un terreno de 6.000 metros cuadrados en FTI para edificar nueve edificios para 108 familias, y el Club Rotario de Manila proveyó el financiamiento de contrapartida. El gobierno de la ciudad asignó las tierras.

A comienzos de 2007, HFHP preparó una propuesta para construir 33 edificios adicionales para 396 familias carenciadas más en la segunda fase del proyecto FTI.

Cómo construir edificios de mediana altura al estilo Hábitat

HFHP cree que estos edificios son fundamentales para abordar las viviendas precarias en el país, en particular en ciudades densamente pobladas como Taguig.

En Taguig, al igual que en otras zonas que se urbanizan rápidamente, los precios de los terrenos se han disparado, ya que su demanda continúa aumentando. Entretanto, más y más gente sigue migrando a la ciudad y se convierte en ocupantes informales de tierras privadas y públicas.

Debido a la tremenda demanda de tierras, Taguig no puede continuar proveyendo terrenos públicos a los ocupantes informales para su uso con casas de un piso o hasta en hileras; por lo tanto, el uso eficaz de la tierra es obligatorio.

Los terrenos asignados al proyecto conjunto son de propiedad de la ciudad de Taguig. Las familias propietarias pueden usar los terrenos prácticamente en forma gratis (lo que se llama “derechos de usufructo”) por casi 50 a 75 años; en consecuencia, ellas solo pagan el costo de la casa.

Proyectos conjuntos con instituciones de financiamiento gubernamentales Las viviendas asequibles representan un gran problema en las zonas sumamente urbanizadas; esto es cierto tanto para el sector formal como informal, los cuales nunca podrán costear ni siquiera las casas “de bajo costo” vendidas comercialmente y producidas en masa.

Es allí donde HFHP “lleva las viviendas urbanas al siguiente nivel”. Creando asociaciones y aprovechando el financiamiento alternativo con las instituciones semi-gubernamentales Pag-IBIG (para el sector formal) y Social Housing Finance Corporation (para el informal), ambos sectores pueden finalmente poseer casas asequibles mediante amortizaciones a largo plazo.

Usando los fondos recaudados de subsidios, HFHP construye los edificios. Una vez terminados los edificios, Pag-IBIG o Social Housing Finance Corporation pueden usar los fondos para ayudar a construir muchos más. Estas instituciones de financiamiento cobran luego las amortizaciones de los préstamos mensuales a las familias propietarias por un periodo de hasta 30 años.

Nestor M. Pestelos actúa ahora como gerente de programas regionales en transición para el Sudeste Asiático en Hábitat para la Humanidad Asia/Pacífico en un puesto como asesor de
programas de HFHI. Comenzó a trabajar en la oficina de Asia /Pacífico de Hábitat luego de jubilarse de la oficina del Sudeste Pácifico de PDNU como asesor técnico en jefe sobre Desarrollo Comunitario y Gobernabilidad Local para un total de 11 países isleños y formados por archipiélagos.

Marcia Yogore ha sido la gerenta administrativa y de RR. HH. desde que se unió a Hábitat para la Humanidad Filipinas en 2001.